NAVIDAD BLOGUERA

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

jueves, 2 de febrero de 2023

CADA JUEVES UN RELATO: CLONES, DOBLES, GEMELOS Y SIAMESES

Esta semana Dorotea nos propone escribir en base a este tema tan prometedor. Les dejo mi aporte y la invitacion para leer todos los relatos.


CLONES

Al abrir los ojos sintió tomar conciencia desde la nada. Sólo la nubosa sensación de haber gravitado en estado latente por cierto tiempo. La cápsula que lo contenía despidió un químico pegajoso mientras las paredes membranosas se descamaban hasta deshacerse con cada uno de sus movimientos torpes. Se halló solo en medio de la penumbra y la perplejidad se apoderó de todo su ser. No sabía quién era ni dónde estaba. Su memoria estaba en blanco y no guardaba registro de acciones anteriores ni sucesos previos que lo ubicaran en tiempo y espacio. Las preguntas comenzaron a tomar forma en su mente recién establecida. No comprendía nada más allá de la vaga noción de su existencia recién descubierta y una creciente inquietud incitándolo a escarbar sobre su identidad y propósito. Alcanzó a avizorar los límites de la enorme cámara en la que se encontraba. Se aventuró a dar unos pasos consiguiendo mantener el equilibrio. Un impulso primordial comenzó a guiarlo entre las sombras venciendo el desconcierto existencial que lo embargó al inicio. Presentía que todo le sería revelado pronto. No sin asombro comprobó que no era él sólo el que recién despertaba. Otros cientos, miles quizás, idénticos a sí mismo se desperezaban de su letargo resquebrajando las membranosas cápsulas que hasta ese momento los contenían. Uno a uno, desde sus plataformas cibernéticas, cada humanoide con iguales facciones iba iniciando el proceso que recién él mismo había transitado: auto configurarse para después, sintiendo el impulso vital que los había hecho despertar, concentrarse alrededor de la plataforma donde yacía el individuo original a partir del cual todos habían sido creados: eran clones. Un ejército de clones a punto de ser enviados a ese planeta azul perdido en medio del Universo que se observaba desde la gran pantalla de la nave nodriza. Desde allí, él junto a sus gemelos serían pronto enviados con la misión imperiosa de camuflarse entre sus habitantes para después,  exterminarlos sin excepción.

jueves, 26 de enero de 2023

CADA JUEVES UN RELATO: ELEFANTES

 Me sumo con este delirio a la convocatoria juevera de esta semana que nos deja Myriam. Me excuso por haberme pasado en la cantidad de palabras. Para leer todos los relatos participantes, dar clic aqui.



UNA DE ELEFANTES

Es sabido que la mayoría de los mitos y leyendas se construyen a partir de hechos reales y, llevados por el ansia de otorgarles un cariz más trascendente, con los años, los herederos de aquellas historias las van transformando en algo aún más épico e inusitado, dotándole de los elementos necesarios para ser elevado a evento extraordinario, digno de ser evocado por las generaciones venideras. La historia que les voy a contar tiene mucho de eso.

Resulta que hace mucho, mucho tiempo, en un rincón remoto del que nadie recuerda ya el nombre, habitaba -junto a muchos otros animales- una numerosa manada de elefantes reconocida en su territorio por su esmerado empeño de cumplir los modos y costumbres heredados de sus antepasados. Cada año, según fuese la temporada, cada uno de los integrantes de la familia seguían los pasos y las indicaciones de la vieja matriarca que -a su vez- había recibido como legado ancestral para guiar al grupo.

Siempre andando uno tras otro, con paso lento y sostenido en fila india sin salirse del sendero marcado por la abuela elefante que arrancaba con solvencia las ramas que pudiesen azotar las trompas. A nadie del grupo se le ocurría salirse del camino por más de unos minutos, apenas lo imprescindible para ayudar a algún pequeño a sobrepasar una raíz sobresalida o a alejar algún depredador oculto entre la espesura. Pero una vez luego de una tormenta, el sendero que habitualmente transitaban los paquidermos quedó obstruido por un gran tronco y la matriarca debió buscar un camino alternativo.

Mientras lo hacían, una de las crías más osadas se entretuvo observando un grupo de monos que jugaban entusiasmados hamacándose entre lianas entrelazadas. Totalmente ajena a las obvias limitaciones de su cuerpo, despreocupada y jovial, quiso imitarlos. Lejos de lo esperado, la liana a la que se subió no se rompió, y el travieso bebé se entretuvo un largo rato haciendo increíbles acrobacias columpiándose de aquí para allá a considerable altura, mientras los adultos observaban boquiabiertos aquella hazaña impensada.

Nadie en su sano juicio hubiese esperado ver un elefante bamboleándose en una delgada liana como en una hamaca, pero así fue, y cualquier paquidermo con el que te cruces confirmará que esta historia es verídica.

Como era de esperar, la tradición oral fue agregándole detalles al relato original, multiplicando los actores y haciendo más delgadas las lianas.  Con el paso del tiempo la historia dio origen a la pintoresca canción que sin dudas habrás escuchado de pequeño, melodía que desde ahora apreciarás con menos incredulidad:


Un elefante se balanceaba sobre la tela de una araña
Como veía que resistía, fue a llamar otro elefante
Dos elefantes se balanceaban sobre la tela de una araña
Como veían que resistía, fueron a llamar otro elefante

Tres elefantes se balanceaban sobre la tela de una araña
Como veían que resistía, fueron a llamar otro elefante…”



jueves, 19 de enero de 2023

CADA JUEVES UN RELATO: REMONTANDO ENEROS

 Me sumo con esta breve reflexión a la propuesta juevera de esta semana que nos deja Tracy desde su blog. Para leer todos los relatos, dar clic aqui.



REMONTANDO ENEROS

Cuando se habla de remontar eneros y dar ánimos para seguir avanzando, aquí en el sur, para la gente que no ha emigrado hacia el mar o a la montaña y aún permanece subsistiendo entre el cemento y las rutinas cotidianas, esa consigna solo puede remitir hacia una cosa: EL CALOR. Con temperaturas medias rodeando los 38 o 39 grados centígrados bajo el impiadoso sol tajante que no amortigua ni un instante su castigo, significa -al menos en mi caso- permanecer en mi cueva todo lo posible, saliendo a la calle por lo imprescindible, para retornar de inmediato a la fortuna de uno o dos grados menos en este interior que nos aleja del destino seguro de morir calcinados sobre el cemento. Para todos los desafortunados que deben continuar con sus trabajos expuestos al aire libre, vayan desde aquí mis condolencias. Para los dichosos que vacacionan junto al mar o en una pileta, mi más desembozada envidia.  


miércoles, 11 de enero de 2023

CADA JUEVES UN RELATO: EL TIEMPO QUE SE ESCAPA

 

Me sumo con este relato a la convocatoria que nos deja Inma desde su blog. Les invito a leer todos los aportes.



De niño pensaba que el tiempo era eterno. Inmenso universo de días constantes extendiéndose ante él invitándolo a recorrerlo con espíritu aventurero. Ante sus ojos nuevos, todo lo que cada día  le trajese era digno de ser explorado, pequeña maravilla de luces y sombras dispuesta a ser descubierta. Lo que estaba ante sí, lo cercano, resultaba ser óptimo alimento para el alma y el cuerpo que aguardaba con ansias crecer, esperando que llegara el momento para abrir sin restricciones las puertas de la adultez, que -para ese entonces- le estaban vedadas. Después, a medida que las obligaciones fueron ocupando lo que antes era libertad y juego, la idea de que ese tiempo no resultaba ser tan eterno como en sus inicios pensaba, fue haciéndose más sólida y esa constatación diaria le fue sembrando el temor de no poder abarcar todo lo que en su imaginación había planeado. Descubrió la necesidad de optar. Deber elegir entre varios deseos para priorizar alguno dentro de las posibilidades concretas del ahora y del mañana. Postergar. Guardar las ganas para después, para cuando sea más propicio, para cuando pueda, para cuando termine las urgencias y sea al fin hora de permitirse un sueño. No siempre se podía. O al menos así lo percibía. Y se esforzaba a cada instante buscando cómo hacer para que el tiempo real coincidiera en dimensión con el tiempo ansiado. Llegó a la conclusión que algo de perversión había en esa perpetua carrera que se desató entre él y el reloj intentando conciliar sus respectivos objetivos. Alguien o algo disfrutaba viéndolo tratar de andar cada vez más rápido y como consecuencia, más desatento a los detalles, menos sensible a las pequeñas señales que le daba la vida. Caratuló entonces al tiempo como tirano. Lo acusó de gozar, viéndole lamentar cada nueva arruga trazándose sobre su añejado caudal de ilusiones. Y aunque se empeñó en contrastarlo, notó su propio paso cada vez más lento, más quejoso su espíritu indómito y más aletargada su voluntad de rebelión. Comenzó a ver todo desde otra perspectiva, curiosamente muy parecida a la que hasta ayer había pretendido ridiculizar. Comprendió entonces que estaba viejo. Ya no estaban sus carnes firmes, ni frescas sus ganas de innovar. Confrontó entonces, irritado, al reloj que continuaba sin alterar su marcha imparable mientras en cambio su propio tic tac interior amenazaba con llegar al final. Le habló de injusticia, de sueños inalcanzados, de estrategias vanas intentando superar sus limitaciones. Lo acusó de hacer trampa. De acelerar su paso con malicia mientras él intentaba no claudicar, pero, como era de esperar, nada varió el ritmo de Cronos. Al fin, mientras daba el último suspiro, el hombre tuvo la revelación de que no había sido el Tiempo en realidad el que se le había escapado, sino que había sido él  quien no lo supo acompañar.

jueves, 5 de enero de 2023

CADA JUEVES, UN RELATO: CAMBIOS SIGNIFICATIVOS

 Al leer la propuesta juevera de esta semana que nos deja Dorotea en su blog, me vino a la memoria un juego similar que haciamos con mis compañeros en mi época escolar, la idea era ir cambiando alternativamente una letra en una palabra tomada al azar transformándola en otra, intentando que la sucesión resultara lo más larga posible. Basándome en ese juego intenté armar estas estrofas medianamente entrelazadas en una historia. Espero no haberme alejado demasiado de lo que Doro tuvo en mente a la hora de lamzar la propuesta. L@s invito a pasar a leer todos los relatos participantes dando clic aquí. 



CAMBIOS SIGNIFICATIVOS

 

ATENTA a las olas, navega la barca

ATONTA las velas el viento con bruma

A TANTA impostura, se teme que vuelque

 

A TANIA, la barca le suena a cascajo

APAÑA sus miedos hurgando horizontes

AMAÑA recuerdos de noches insomnes

 

EMANA de su alma la guerra sangrante

HERMANA que asiste dos críos temblantes

HUMANA y dolida, ansía marcharse


jueves, 29 de diciembre de 2022

CADA JUEVES, UN RELATO: RECUERDOS NAVIDEÑOS EN BLANCO Y NEGRO

 Sumándome a la propuesta de Molí y disculpándome por haber superado las 350 palabras, les dejo mi aporte juevero con mis mejores deseos para el nuevo año.



La patria es la infancia -dicen- y por extensión, la gente y el lugar con quienes se forma nuestra identidad. En mi caso, la locación de esa infancia se centra -en gran parte- en la casa de mis abuelos, y entre los momentos más entrañables, sin duda se hallan las primeras navidades que allí viví. Hacia aquella pequeña casa del centro rosarino concurría mi familia dispuesta a compartir el momento más feliz del año. Además de mis padres y hermano, tíos y primos se concentraban en torno a la mesa familiar -que se sentía grande, pese a las restricciones del espacio- encabezada por los dueños de casa. Mi abuelo aportaba la oficialidad del festejo. Mi abuela, el espíritu festivo.

Sin considerar la pureza o el origen de las tradiciones que allí se cultivaban –el ensamble de objetos y costumbres era realmente variopinto- a mis ojos de niña que recién se abría a la vida eran fundacionales. Una colección icónica de figuritas de cerámica descascarada y plásticos chinescos entremezclados -sin que su valor simbólico y variedad de escalas fueran determinantes- conformaban lo que llamábamos “el pesebre”: una multitud de personajes rodeando a la Sagrada Familia escenificando el evento que se celebraba.

A medida que el relato oficial se nos fue detallando, los chicos nos preguntábamos qué demonios hacían una morsa o un pingüino dentro de aquella extensa representación de Belén de los años remotos y nuestra conclusión lógica era que -sin lugar a dudas- la universalidad del acontecimiento se manifestaba con aquellas aparentes incongruencias geográficas e históricas.

Aunque los importantes eran el Niño, la Virgen, San José, la vaca, el burro y los Reyes Magos, también lo eran las ovejas y los pastores junto a algunos ángeles, aportando la alegría terrena y la sacralidad celestial. La cercanía del resto de los personajes dependía del estado estético y de la pequeñez de su condición. Igual, si se encontraba dentro de la caja en que se guardaban “las cosas del pesebre” a nadie se lo excluía del conjunto. Aunque careciese de una pata o su fealdad fuese evidente no se le cuestionaba la pertenencia, al fin de cuentas el amor incondicional era el mensaje central de la Navidad y en todo debía manifestarse.

Más allá del Nacimiento -que siempre se lucía en un lugar en que no entorpeciera el paso- lo que acaparaba la centralidad del reducido comedor era el arbolito: de esquelético tronco forrado con papel crepe y despeluchadas ramas, se alzaba totalmente decorado sobrepasando mi estatura con magnífica dignidad. Los adornos –antiquísimos desde mi perspectiva- lucían sus metalizados reflejos bajo las guirnaldas de lucecitas parpadeantes que hipnotizaban nuestra ansiedad infantil, mientras aguardábamos la llegada de un huidizo Papá Noel que jamás quiso mostrársenos en persona. Coronando el pino, un puntiagudo adorno de cristal coloreado remarcaba la dignidad del evento.

Todo aquello era, para mí, perfecto. Y así lo conservo más allá de los cuestionamientos que pudieran haber nacido de posteriores razonamientos. Creo que la Navidad, además de su significado religioso, tiene el poder de eternizar la inocencia de quienes tuvimos la suerte de sentirla de pequeños, anidando en el corazón de una infancia feliz. Con el paso de los años y las inevitables pérdidas familiares, podemos caer en la trampa de la tristeza y la añoranza, pero aquel sentimiento puro aguarda en nuestros corazones queriendo renacer cada nueva Navidad para ser compartido. Hagamos lo imposible para que no se nos apague nunca esa llama.

jueves, 22 de diciembre de 2022

CADA JUEVES UN RELATO: EL FINAL DEL HOMBRE

 Confieso que cuando he leido el tema juevero de esta semana propuesto por la amiga Diva desde su blog, lo primero que ha venido a mi mente han sido ciertos personajes ultrafeministas rayanas en el fanatismo con quienes no me identifico. Pensando en ellas ha surgido este texto, tan caprichoso y parcial como las consignas que a veces se alzan como sloganes reduccionistas. 



EL FINAL DEL HOMBRE

Al final de qué hombre te refieres? Al del retrógrado y machista? Al del violento, al del supremacista, del egoísta y mujeriego? Al del necio y bravucón que sólo entiende el mundo bajo el lema “ganar o perder” y sólo aspira a no estar en el bando perdedor? A qué hombre te refieres cuando predicas “ha llegado la hora de acabar con ellos”? Te refieres al que te maltrata, al que supone que es tu dueño y a él le debes sumisión, placer y entrega? Te refieres al que te considera apenas una cosa, un objeto de deseo, un botín de guerra, un motivo para alardear o la simple excusa para volcar en ti sus frustraciones y miedos? Te refieres al que te reprocha tus gorduras y arrugas aún recién de parir y busca en otras lo que ya no halla en tus carnes flojas? En qué hombre piensas cuando dictas el final de su existencia a partir de la reivindicación de tus justos derechos? Te refieres al que odias? Al que desde tu infancia te ha castigado y te somete a sus caprichos de macho alfa aunque ni siquiera llegue a beta? Es acaso que al proclamar esa sentencia genérica piensas sin excepción en todos los hombres que este mundo habitan? Es que todos son iguales? Es que no los hay justos? No hay ninguno que merezca el mote de leal, honesto, digno o magnánimo? Es que a todos consideras causales de tu nefasta existencia? Es que todos han sido los que te han venido relegando? No hay ninguno que merezca salvarse, ni tu hijo ni tu hermano ni aquel amigo de la infancia con que tanto compartiste? De veras crees que sólo en la mala hombría está la causa de tus propias carencias y necesidades? No será que mucho de lo que reclamas ha dependido de tu propia actitud de sometimiento? Es que no ha habido en tu manera de actuar también responsabilidad en este juego de apremios y sumisiones? Sea por acción u omisión no has colaborado en este juego suicida de construir esta cultura? No has sido también parte de esta manera de hacer y pensar en donde el fuerte impone su predominio? No has contribuido a menospreciar al diferente? No te has burlado también de quien resigna imponerse a golpe de puño? No has celebrado, cuando te beneficia, la mueca insolente del ganador sobre el vencido? No has alentado el machismo con alguna de tus actitudes condescendientes? Quizás ahora, cuando al fin has tomado conciencia de la falta de valores igualitarios de esta sociedad en la que habitamos, en lugar de quebrar tu garganta desahogando tu ira proclamando el pronto final del “hombre” en su postura supremacista, sea más justo y deseable hacerlo en virtud de postulados más abarcativos y humanistas. 


jueves, 15 de diciembre de 2022

CADA JUEVES, UN RELATO: El fin de la reina del grito

 Sumándome a la propuesta juevera de esta semana, les dejo mi texto y l@s invito a pasar por el blog del Demiurgo, quien nos conduce en la aventura.



EL FIN DE LA REINA DEL GRITO

 Más allá del placer morboso que despierta en sus seguidores, esos que gozan viéndola sufrir constantemente en la pantalla perseguida por monstruos, violadores y asesinos seriales que alimentan sus propias perversiones a medida que aumentan las no fingidas torturas, la pobre Regina se siente ahogada en su amargo destino. No tiene descanso. Realidad y ficción se han entremezclado al punto que la cordura ha desaparecido de su vida sin que nada tenga más fundamento que la constante huida. Los necios que disfrutan sintiéndola frágil y bella, vulnerable ante cualquier fuerza oculta que surja entre las tinieblas de las mentes macabras que la acosan, creen que algo de placer hay detrás de sus gritos agudos pidiendo socorro. Se imaginan que a ella le complace victimizarse, que la excita el peligro y que se las ingenia para seducir desde el borde del abismo. No es así. No hay nada de placentero en ese loco papel en que la ha colocado la suerte. Después de tanto sufrimiento, después de tanto terror y tanto genio malvado persiguiéndola día tras día, Regina ha sentido que no quiere ni puede seguir así. No hay nada de orgásmico en ese rol –lamentable- de damisela perpetuamente en peligro que pueda compensar tanta angustia, tanto drama incontenible oprimiendo su pecho sin que haya a la vista un punto de inflexión en su destino. Ha perdido la esperanza y eso es definitivo. Es por eso que hoy se ha levantado totalmente decidida, después de otra noche oscura intentando escapar por oníricos laberintos. Ni siquiera se ha detenido un instante frente al espejo -como siempre lo hace- preocupada por repasar el nuevo guión mientras se afana por disimular con maquillaje las profundas ojeras que remarcan su tristeza. Hoy ha resuelto poner fin a lo que la angustia: parada frente al cristal de su penthouse mientras el sol despunta en el horizonte, repasa en su mente la decisión que ya tiene tomada y la reafirma. Abre de par en par la ventana y deja entrar la brisa matutina para que por última vez le llene los pulmones. Sin dejar ningún adiós que atestigüe su existencia, se encarama, sin titubeos sobre la cajonera en que guarda sus encajes más costosos y sin dejar de mirar al cielo con sus nubes mansas, la resignada Regina se deja caer… esta vez, sin que de su garganta cansada nazca ningún grito.


Archivo del blog

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000