FELIZ NAVIDAD BLOGUERA

FELIZ NAVIDAD BLOGUERA

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

jueves, 19 de noviembre de 2020

CADA JUEVES UN RELATO: Mapas, brújulas, relojes y calendarios

Mi aporte juevero de esta semana. 




RELOJES SIN TIEMPO

La reiteración del extraño sueño lo perturbaba tanto como el sueño en sí. En aquella realidad onírica todos los relojes carecían de agujas. Ninguno marcaba el transcurso del tiempo tal cual resultaba ser su propósito y sin embargo, en aquel universo irreal, toda la gente, menos él, lograban calmar su inquietud al momento de averiguar la hora.  Hombres y mujeres, jóvenes y ancianos y aún los más pequeños niños lograban -ante su propia atónita mirada- comprender con puntual corrección el momento del día en que se encontraban. Pero él no. No sólo veía todos los relojes sin agujas, sino que nadie a quien le preguntaba la hora le daba una respuesta precisa: -han pasado varias horas desde el mediodía- le respondían algunos. -Ya no son las tres- Le respondían otros. -Aún falta bastante para la medianoche- le respondían los más solícitos. A sus preguntas directas, que cada vez sentía más desesperadas, la totalidad de aquellas personas dominadoras del cronometraje evitaban responder de la forma indubitable que él necesitaba escuchar. A medida que más insistencia ponía en sus requisitorias, más imprecisas resultaban ser las esquivas respuestas obtenidas y más angustiosa resultaba ser su situación en aquel mundo incomprensible que su mente pergeñaba a la hora de lanzarse a soñar.

Invariablemente cada noche, luego de sufrir la misma pesadilla, se despertaba agitado, angustiado y alterado, afligido por la gran inquietud que sentía aún después de intentar racionalizar que todo había sido un sueño y que nada de aquella irrealidad podría afectar la solidez del tiempo y del espacio en que habitaba.

Un día impensado, después del consabido mal sueño y la consiguiente agitación, sobrevino el mayor de los desconciertos: apenas desperezarse, abrumado por las posibles interpretaciones de aquel sueño persistente, se asomó al balcón buscando llenarse los pulmones de aire fresco. Alcanzó a ver, espantado, el reloj del campanario de la iglesia con la esfera en blanco -sin manecillas- al tiempo que un grito mudo se quedó detenido para siempre en su garganta. Por alguna razón que no llegaba a comprender el universo entero se estaba desmoronando y el poco hilo de cordura que aún le quedaba terminó por disolverse junto con él.

….............................

Los pocos amigos que le frecuentaban no entienden qué fue lo que pasó. Un hombre tan medido, tan equilibrado como él había sido, un buen día -sin que nadie supiera cómo ni por qué- simplemente decidió arrojarse por el balcón de su casa. Dicen que el trastorno sobrevino justo cuando desarmaron el reloj de la torre de la iglesia para repararlo. Vaya a saber por qué su cabecita loca no lo toleró e impensadamente se desencadenó la tragedia.


Para leer todos los textos, pasar por la entrada anterior.


RECUERDEN ENVIARME SUS FOTOS PARA LA TARJETA NAVIDEÑA DE ESTE AÑO. 

HAY TIEMPO HASTA EL 30 DE NOVIEMBRE. 

ACOMPAÑEN JUNTO CON SU NOMBRE, EL LINK DE SU BLOG

MI CORREO moni_fr_123@hotmail.com


46 comentarios:

Ester dijo...

Sueño recurrente y extraordinario, no sabría descifrarlo. Es una historia original, sorprendente con un final que deja más dudas que certezas. Podrías seguir la historia. Un abrazo

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Fue esa mi intención. Gracias Ester. Un fuerte abrazo

Ginebra Blonde dijo...

Pesadillas que casi podría decirse que eran cual premonición de lo que estaba por llegar… Ese tiempo en blanco, sin agujas que girar, que lo esperaba inexorable en ese balcón.
Muy bueno, Mónica. Un final que te deja elucubrando…
Abrazos, y muy feliz noche 💙

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Te agradezco mucho Ginebra. Me alegra que te gustara
Un fuerte abrazo

Campirela_ dijo...

Hay sueños que cuando despertamos parecen reales . Tal fue el miedo de ver el reloj sin manillas que pensó que perdió la cabeza. Para que veas las cosas de la vida ...el adelantarse y no pensar un poco más.Un texto tremendo y tus finales son alucinantes. Un fuerte abrazo Neo. Feliz noche.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Te agradezco mucho tus palabras Campi. Un fuerte abrazo

Hugo Carranza dijo...

Que hermoso relato. Me quito el sombrero, me ha gustado TODO, el mundo de los sueños es la fuente de todas las fantasias, y mas impacto literario si es asi de angustioso....

y el final es legendario, pobre caballero.

excelente manera de narrar

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Te agradezco mucho Hugo por pasar y leer con atención. Valoro tus palabras. Un abrazo y muchas gracias otra vez

Albada Dos dijo...

Muy inquietante y bien descrito, ese sueño era preludio de un hecatombe, que sólo él podía entender. Una historia de pesadilla, y locura, muy buena

Un abrazo

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Me estimulan tus palabras Albada. Muchísima gracias por pasar y leer con atención. Un fuerte abrazo

Volarela dijo...

¡Muy buen relato! Según me metía en su pesadilla, sentía un poco de inquietud. Lo has logrado contagiar. El final es redondo, completamente inesperado, Pobre, pobre hombre... Es un cuento que demuestra hasta que punto depende nuestra mente de la interpretación de la realidad.

Gracias por la propuesta, por el esfuerzo, y por tu modélica aportación.

Un abrazo :)

Juan L. Trujillo dijo...

Como siempre, no defraudas. Un relato inquietante con un final inesperado, pero lógico, en una narración perfecta.
Gracias y un beso.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Muy amable de tu parte Volarela. Me alegra que te haya gustado la propuesta y el relato. Un abrazo y muchas gracias por sumarte

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Siempre valoro mucho tus comentarios Juan. Te agradezco por tu atenta lectura. Un abrazo y muchas gracias

Pepe dijo...

Un extraordinario relato, Mónica. Tenemos que tener la certeza que nos proporciona la medición del tiempo, eso nos proporciona estabilidad emocional. Todo medido, todo parametrizado, todo previsible y planificado.. Asi hemos construido los humanos nuestras vidas. Es más romántico lo otro, "Un rato antes de... " Un poco de tiempo después de...", cuando nos falta esa certeza podemos actuar como el protagonista de tu historia, quitándonos una vida que sin esos anclajes, sin esos puntos de sujeción hacen que nuestro Universo se tambalee.
Un fuerte abrazo.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Me alegra que te haya gustado el relato Pepe y te agradezco el puntilloso análisis. Un fuerte abrazo y gracias por sumarte

Charly dijo...

Pesadillas e influencias extrañas del tiempo y sus medidas.
Buen relato de intriga y suspense.
Un pacer leerte
Beso

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Muchas gracias por pasar y leer, Charly. Un abrazo

Mağ ~ Mağade Qamar dijo...

Hola, Moni.
hace mucho tiempo que no paso a leerte pues ya sabes, ando ausente, pero he querido acercarme a leerte un poco y dejarte mi saludo.
Como siempre, tu texto no deja indiferente, y hace reflexionar. Te felicito.
Un beso y nos vamos leyendo.
Cuídate mucho.

JLO dijo...

Me gustó que tiene dos finales, ingenioso. Pero prefiero quedarme con el primero, le da mas intriga al desenlace me parece. Muy bueno y elegiste el reloj como referencia. Deberías contar lo que eligió cada uno en tu propuesta (no me hagas caso ja). Saludos.

Cecy dijo...

Pobre hombre, que desesperación había en su vida, sin respuestas precisas halladas.
Quizás fuera algo puntilloso y no puso no controlar el orden de las horas.

Buenísimo relato Moni !!!

Un abracito :)

Jorge Donato dijo...

Magnífico relato. Tan redondo en su estructura y final como la esfera del reloj del campanario. Una idea tan original como inquietante, y hasta el propio final es tan genial y perturbador que me quedé largo tiempo releyendo tus letras...hasta que de me percaté que a mí reloj de muñeca se le habían caído las manecillas y cerré el portátil de inmediato.
Ahora que he regresado...te digo que fue, Genial...un placer disfrutar con tu talento narrativo.
Un abrazo y cuídate.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Me alegra tenerte por acá Mag! Te agradezco por pasar y leer. Un fuerte abrazo

Neogeminis Mónica Frau dijo...

En realidad no intentaron ser dos finales sino dos ángulos de visión sobre un mismo hecho: el suicidio. Para el protagonista, el universo colapsaba, para los que lo conocieron, no le encontraban explicación a semejante desenlace. En fin, gracias x pasar y leer JLO

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Te agradezco mucho Cecy! Me alegra que te gustara el relato. Un fuerte abrazo 😊😚

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Agradezco mucho tu generosidad Jorge. Un placer recibirte siempre x aquí.😊

Myriam dijo...

¡Qué pesadilla! Se me puso la piel de gallina.
Tremendamente angustiante para tu personaje
y entendible que no pudiera soportarlo y se quebrara.


Besos y mil gracia spor anfitrionarnos y con tanto éxito.
Todavía estoy leyendo relatos y comentando a los compañeros.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Te agradezco por tu constante acompañamiento Myriam. Siempre atenta y entusiasta. Muchísimas gracias, y si, por suerte la convocatoria ha sido muy numerosa 😁 un fuerte abrazo

Dorotea dijo...

¡La pesadilla mejor contada que he leído nunca! Y qué recurrentes las respuestas evasivas de los demás cuando contestaban sobre la hora que sería... Tu magnífico relato me parece una metáfora sobre la premura del tiempo, el tiempo que estamos perdiendo y que se nos escapa de las manos por las eternas prisas. Gracias por compartirla. Un beso

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Te agradezco tu detallado análisis Dorotea! Me alegra que te gustara. Un fuerte abrazo y gracias por pasar y leer con atención

Tracy dijo...

Un relato perfectamente creíble, esos sueños repetitivos pueden procurar trastornos que no siempre son fáciles de salvar.
Muy bueno tu relato.
Besos

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Muchísimas gracias Tracy. Me alegra que te gustara el relato. Un abrazo

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Esa necesidad de certeza y de control, a mi que me encanta ir sin relog ni hora, son los días más felices...Ahora que comprendo el desconcierto de tu protagonista. Muy bueno, besos.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

El clásico recurso de la equivocación trágica. La imaginación puede ser un inconveniente, en algunas ocasiones.
Un buen relato para tu jueves.
Un abrazo.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Jamás uso reloj, una costumbre que me hace sentir más liberada. Gracias Molí por leer con atención y comentar. Un fuerte abrazo

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Muy bien resumido, Demiurgo: equivocación trágica!. Es cierto que es un recurso recurrente, pero todavía surte efecto jeje. Un abrazo y muchas gracias por tu constante compañía en cada una de mis convocatorias. Faltaría que te sumaras a la de la tarjeta navideña... veremos! jejeje

María dijo...

El reloj sin agujas, sin tiempo, sin medidas, pero con pesadillas como en la misma vida.

Un placer leerte, Neo.

Felicitaciones por el éxito de tu convocatoria, un placer ha sido acompañarte una vez más.

Un millón de besos.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Muchísimas gracias María por sumarte. Me alegra que te gustara el relato. Un abrazo

Mar dijo...

Que casualidad más desafortunada! Lo suficiente para quedar desconcertado entre los sueños recurrentes y la realidad, tanto que el pobre hombre acabo suicidándose.
Muy bueno tu relato, Mónica.
Bss.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Te agradezco mucho Mar, me alegra que te haya gustado. Un fuerte abrazo y gracias por sumarte.

Albada Dos dijo...

Es ese tipo de pesadilla recurrente que nos despiertan con un sudor frío. Muy bien narrado

Un abrazo

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Tal cual. Y nos dejan inquietud aún después de intentar procesarlas con racionalidad. Te agradezco por leer y comentar Albada. Un abrazo

rodolfo dijo...

impensable un tiempo sin tiempo. Hasta A. Einstein se habría sucidado sin esa parte de toda ecuación que se precie
Será un invento humano el tiempo, qué sólo apreciamos los racionales, pero algo tendríamos que inventar para marcar las diferencias entre día y noche invierno y verano.
Personalmente vivo con relojes casi en cada pieza de mi casa. Cumplen su misión.
Un placer leerte una vez más
PD Ya te envié mi foto más actual

Neogeminis Mónica Frau dijo...

En cambio yo no soy de muchos relojes. Jamás uno de pulsera! Pero creo que sería angustiante una situación como la del personaje. Me alegra que te gustara el relato Rodolfo. Muchas gracias. Ya recibí ti foto. Gracias¡

Victor dijo...

Muy interesante y que deja puertas abiertas.Me ha gustado la narración que has realizado
Un saludo

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Muchas gracias Víctor. Me alegra que te gustara. Un abrazo y gracias por sumarte.

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000