Feliz Navidad 2016!

Feliz Navidad 2016!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

sábado, 10 de noviembre de 2018

CONVOCATORIA TARJETA NAVIDEÑA 2018






Otro año más se nos escurre de las manos y pronto estaremos viviendo una nueva Navidad. Quienes me conocen de hace ya tiempo, sabrán que esta época festiva es una de mis preferidas, por lo que intento una y otra vez recuperar el entusiasmo infantil con el que solía prepararme cada diciembre.

Desde hace ya ocho años, celebrando nuestra amistad bloguera, armo para estas fechas una tarjeta navideña con la que pretendo contagiar ese espíritu navideño dentro de este ciber mundo en el que tod@s navegamos. Es así que otra vez extiendo mi clásica convocatoria a tod@s quienes quieran sumarse, enviándome su retrato (esta vez es ACTUAL Y A COLOR, con buena definición) a mi dirección de correo moni_fr_123@hotmail.com en lo posible antes del 30 de noviembre. La idea es tener lista algunas variantes para el 15 de diciembre, así tod@s podrán subir a sus respectivos blogs la que más les guste antes de Navidad uniéndonos en el festejo. Recuerden que junto con su foto y su nombre (y/o seudónimo bloguero) les solicito me envíen EL LINK DE SU BLOG para facilitarme el trabajo de identificación.

Espero les siga entusiasmando la idea y difundan, a su vez, esta invitación a todo su entorno bloguero. Gracias desde ya por su participación.

jueves, 8 de noviembre de 2018

ESTE JUEVES UN RELATO: MIRANDO EL CIELO

Esta semana la propuesta juevera llega de la mano de Mag, quien desde su Trastienda nos propone armar relatos escudriñando el cielo. Para leer todos los aportes, pasar por su blog.



De la gloria de mi pueblo sólo quedan hoy intrincados signos tallados sobre las piedras de éste, nuestro valle ancestral, sumergido desde hace siglos en perpetua letanía de sombras y silencio. Sólo yo, guardián y testigo de lo que antes bullera de vida, continúo aquí, entre rastros de sangre y tiempo, aguardando la llegada de quienes en otras épocas fueron vistos como dioses de los cielos y que en realidad resultan ser viajeros intergalácticos, observadores críticos, colonizadores primordiales, seres poseedores de avanzadas tecnologías que prometieron volver para evaluarnos, para reconsiderar –quizás- los objetivos que en los origines se plantearon dejando aquí su semilla, su promesa de evolución y  sobrevivencia.

Más de una vez he sido tildado como loco por la humanidad impía. No he logrado transmitir mi mensaje. No comprenden lo que sucede en estos días, menos aun lo que ha sucedido hace ya tanto tiempo. No saben convivir, no quieren abrir sus mentes, se niegan al entendimiento fundamental. Absorbidos por lo intrascendente se mantienen ensimismados en su propio ombligo, negándose a ver la magnitud del cosmos y el sentido de la vida misma. Son limitados, obcecados, irresponsables, necios. Me he dado ya por vencido. Nada he podido – o nada he sabido- hacer. No he encontrado la manera de cumplir mi misión, no he resultado ser lo suficientemente efectivo a la hora de llevar adelante la gestión para la que fui encomendado y al fin, luego de sufrir este rotundo fracaso, regreso ahora a mi raíz para aguardar la resolución de lo que ya he advertido: pronto regresarán quienes nos dejaron a cargo de su simiente. Retornarán para comprobar qué hemos hecho con su legado, con su promesa de redención y lamentablemente encontrarán que solo estoy yo aquí, mensajero milenario escrutando el cielo, leyendo en las estrellas las señales que me vienen enviando desde entonces anunciando su inminente llegada. Me duele no haber sido escuchado, lamento que no hayan creído mis advertencias los torpes humanos, ya que muy pronto desaparecerá su estirpe de la faz de la tierra.

¡Al fin! ¡Aquí llegan! ¡Ha concluido mi espera! Desde el negro firmamento, una a una sus naves, brillantes como soles descienden en magnifica caravana, a modo de estrellas fugaces acariciando el suelo. Aquí voy a recibirlos. Solo. Asumiendo mi fracaso.

jueves, 1 de noviembre de 2018

ESTE JUEVES UN RELATO, Seres malignos

Esta semana, coincidiendo con Halloween, nuestro anfitrión juevero, Juan Carlos, nos propone hablar de seres malignos en cualquiera de sus acepciones. Por falta de tiempo para escribir un nuevo relato, recurro a uno que alguno vez publiqué y creo se ajusta al tema. 
Para leer todos los aportes, pasar por aquí
Les dejo a tod@s un abrazo.


Resultado de imagen para chimenea antigua lugubre


Al filo de lo que intuye y casi imagina, el miedo surge y crece a la par de los truenos que hacen estremecer antepasados y ventanas.

La antigua casona, cuna de su rancio linaje a veces lo contiene, otras, se empeña en querer empujarlo hacia nuevos confines. No sabe, cuál será de ahora en más su destino. Tiene la certeza que algo sucederá, pero no logra definir en qué ni en cuánto.

Bullen en su memoria, como eco de develados misterios, aquellas últimas palabras de su abuelo en su lecho de muerte…”cuídate de los que conoces y están cerca, porque de ellos vendrá tu perdición”…y rematado por un prolongado suspiro postrero -como de alivio- el viejo expiró, sumido en la soledad que supo cultivar en vida.

Sólo él logró quebrar desde su infancia, con su presencia de huérfano infortunado, las barreras que por incomprensión, venganza o mero capricho, el viejo conde fuera levantando a su alrededor desde que su segunda esposa muriera en extrañas circunstancias, allí mismo, entre los muros de la vieja mansión.

Por propia convicción o por impuesta voluntad –no sabe definir cuáles fueron en realidad las causas- también él, único heredero del noble en título y fortuna, había vivido hasta ese momento en forma más que austera y solitaria, ahogando sus muchas inquietudes tan solo con letras, vinos añejos y la escueta compañía de su abuelo y tutor.

Jamás osó traspasar los límites de las indicaciones de su inapelable mentor, nunca lo contradijo, aún a costa de cercenar su propia voluntad y sus impúberes sueños de aventuras y lejanías. Siempre respetó sus palabras como la auténtica verdad a la hora de elegir camino y modo de vida. No sospechó siquiera que hubiese otro punto de vista válido frente a la realidad. Jamás se le cruzó esa herejía por la mente. Por eso, apenas enterrado su abuelo y maestro, meditó desolado junto a la chimenea del viejo salón, intentando interpretar con justeza y propiedad la última de sus sabias advertencias. En ella estaba, sin dudas, la clave del que sería su propio final, si no actuaba en consecuencia para evitar que la advertencia de su abuelo se transformara, en definitiva, en ineludible sentencia.

Echó a los pocos sirvientes que aún quedaban en la inmensa casona. Aún a los más fieles, los que habían cuidado de él desde pequeño, aquellos con los que compartió las breves sonrisas de sus días de infancia, también a ellos despidió en consideración de esa última frase moribunda en labios de su abuelo, sin dudas, oráculo iluminado de su oscuro futuro. Si la perdición vendría de manos de quienes estaban cerca, debería entonces aislarse aún más del resto de los mortales, resguardándose de eventuales perfidias y traiciones. Huiría de todo tipo de relaciones, se apartaría del roce de la gente, desconfiaría incluso de los aparentes bienintencionados, se recluiría, al fin, tal como le quiso advertir su abuelo con sus últimas palabras.

Pasados ya los años, su soledad se compara con la de su antecesor. Más cruel aún, ya que él no tuvo siquiera alguien en quien volcar su experiencia, sus letras aprendidas o su compañía. La ancianidad llegó con la decrepitud propia de quien ha vivido sus días solo, entre húmedas paredes, frugales cenas, solitarias noches e inexistentes alegrías, todo en función de evitar al máximo la posibilidad de que aquella lapidaria frase final se hiciera manifiesta en su destino.

Mientras la tormenta arrecia allá afuera, dentro de la vieja casona el silencio es tan cerrado que sólo lo interrumpe el crepitar de los leños encendidos y el de sus latidos acelerados que insisten en augurarle malos presagios. La mirada implacable de su abuelo lo observa, autoritaria como en vida, omnipresente desde el retrato que corona la chimenea. Al observarlo, cae en la cuenta que pese a tener ya tantas arrugas como él, su misma calva despoblada, su misma nariz, similares sienes encanecidas, el mismo color de ojos, pese a todo, en nada se parecen sus miradas: la de su predecesor, implacable y segura, impone de inmediato autoridad sobre quien la percibe, la suya, sometida y apagada, no habla más que de tristeza, desencanto y pesadumbre.

Llega a la conclusión que, a pesar de intentarlo toda su vida, jamás logró ser como él, jamás consiguió vencer sus propios miedos y complejos, jamás se animó a ser desafiante con su destino, todo lo contrario, optó por esconderse dentro de su propio escudo interior, buscando escapar de la perdición que le augurara en su lecho de muerte su venerado protector.

Al tiempo que un relámpago inusitado atraviesa la densidad de la noche, mirando obsesivamente aquel vetusto retrato, vuelve a recordar las lapidarias palabras que marcaron su vida desde su juventud –quizás enterrada en ese mismo acto- y de repente, como en una fulgurante revelación comprende todo: nadie más cercano y conocido que su abuelo -tiránico, arrogante, huraño y mal predispuesto hacia todo y hacia todos- nadie tan influyente en su vida como él, nadie con más poder como para dominarlo y manejar su destino aún no estando vivo… nadie como él para llevarlo, al fin, por arbitrio e imposición, hacia la nulidad de sus días y su persona… hacia lo que inequívocamente resultó ser su propia perdición.

domingo, 28 de octubre de 2018

CIERRE DE CONVOCATORIA

Llegado el domingo y dando por finalizado otro encuentro juevero que felizmente me ha tocado conducir, agradezco la numerosa concurrencia que ha generado mi propuesta y cedo el pase al amigo Juan Carlos, a quien le corresponde conducir el Encuentro juevero de la semana que se inicia. 
Tengan tod@s muy feliz día!



jueves, 25 de octubre de 2018

ESTE JUEVES UN RELATO: COMO ARGUMENTO DE PELÍCULA - Mi aporte


LA CASA SOBRE LA COLINA


El hombre sólo siente el ritmo de su propia respiración acompasada. El profundo silencio se agudiza bajo el efecto del frío que cala hasta los huesos. Abre los ojos, en medio de una placidez blanca e inmóvil en la que parece haberse quedado suspendido todo, incluso el tiempo.

En medio de la bruma blanquecina que lo envuelve, no se divisan contornos. Lo que se supone es un cielo, igual de níveo e irreal, se extiende uniforme sobre su cabeza. Nada logra divisar en el inabarcable entorno estático que se muestra ante sus ojos. No siente miedo aunque no consigue adivinar un sol detrás de esa incomprensible blancura infinita.

Avanza a tientas sin tener en claro de dónde viene ni qué está haciendo allí. Su mente no insiste demasiado en plantearse cuestiones que aún no puede resolver.

De repente una silueta familiar se va definiendo ante él: una construcción de gran tamaño, se levanta sobre una colina. Tiene la impresión de conocer el lugar pese a la certeza de saber que nunca ha estado allí. Apura el paso queriendo alcanzar la calidez que –presupone- encontrará en su interior.

Sube con determinación la escalera que lo conduce hasta la puerta principal, entra y atraviesa un pequeño hall despoblado de mobiliario y tan blanco como el paisaje exterior del que proviene, llega hasta un agradable y sobrio salón enmarcado por espesos cortinados que filtran la luz exterior y la vuelven casi azulada.

Afectado por la extraña claridad, observa que hay algunas personas más en el cuarto, quienes parecen celebrar su llegada. Saluda instintivamente y recibe en retribución amables miradas y condescendientes gestos que parecen allanarle dudas y desconcierto.

Se le informa brevemente de su situación y entre compasivas sonrisas y respetuosas muestras de afecto y comprensión logran que la sorpresa no le resulte inquietante ni le espante la novedad de su reciente muerte. De alguna manera ya lo sospechaba. En ese momento, la evocación de lo que fueron acontecimientos recientes de su vida se mezcla con extrañas sensaciones nunca antes experimentadas.

Comprende que debe decidirse por algún suceso memorable para conservar como único tesoro indisoluble de lo que fuera su vida. Sabe que no dispone de demasiado tiempo como para tomar la trascendental decisión y eso sí logra inquietarlo. Intenta repasar mentalmente distintas etapas de la que fue su vida: primera infancia, años inocentes, ansiedades juveniles, inquietudes lógicas, alegrías y desilusiones, placidez en el ocaso, pocas mieles, avatares sucesivos. Nada parece ser lo suficientemente intenso ni primordial ni singular ni maravilloso como para que amerite ser seleccionado como recuerdo a perpetuidad.

La idea de no tener un momento verdaderamente intenso y valioso como para elegir evocar en la eternidad, le estruja el corazón. Clama a Dios para que se le de otra oportunidad: promete con absoluta sinceridad que si se le permite regresar nuevamente a la vida que acaba de culminar, se dedicará a construir para él y sus afectos momentos dignos de ser rememorados eternamente.

Comprende que lo que pide es imposible. Sabe que la vida es única e irrepetible. Que es en ella que definimos lo que en verdad seremos, lo que llevaremos a cuestas por siempre. Sabe que de la muerte no se tiene retorno y sumergido en la blandura blanca y apacible que otra vez le envuelve, resignado, se deja llevar.

(más relatos, en el post anterior)

COMO ARGUMENTO DE PELÍCULA - Lista de participantes

Y poco a poco los argumentos van llegando...



























domingo, 21 de octubre de 2018

Convocatoria juevera – COMO ARGUMENTO DE PELICULA




Hola a tod@s!

Nuevamente tengo el placer de conducir un encuentro juevero y como siempre intento no limitar la inspiración a un único tema, sino que busco generar distintas alternativas para que cada quien pueda optar por una variante diferente para escribir.

La idea que me surge es narrar historias como si fuesen argumentos de películas, por lo que cada participante deberá elegir un título de la siguiente lista y se lanzará a la aventura de relatar en forma entretenida y detallada la trama de la historia, describiendo el lugar, el tiempo y los personajes con todos los giros literarios que encuentre útiles como para sumergir de inmediato al lector en lo que sería el corazón de su película.

Acatando las normas de Tésalo, deberán intentar no excederse de las 350 palabras. Les recuerdo que la reciprocidad de lectura y comentario se da por sobrentendida entre todos quienes quieran participar. Me avisan cuando suban sus escritos.

L@s espero.

TÍTULOS PARA ELEGIR

Quien conoce su secreto
Brisa de un breve agosto
Infamia
Tan sólo un hombre
Il Capo
De extraños mundos
Recuerdos de un tiempo que ya fue
Danzando hasta que se canse la luna
La casa sobre la colina
Hora de revancha

jueves, 18 de octubre de 2018

ESTE JUEVES UN RELATO: CATÁSTROFES NATURALES

Este jueves nos conduce Pepe, quien nos propone abordar el tema de las Catástrofes Naturales desde nuestra personal perspectiva. En mi historia lo hago desde la fantasía, inspirándome en ciertas leyendas que me resultaron muy atractivas y simbólicas (Libro de Enoc). Para leer todos los aportes, pasar por su blog.




CATÁSTROFES NATURALES

Fueron los Vigilantes los que quisieron intervenir ilícitamente en la primera Historia de la humanidad, acelerando lo que en el plan de los Dioses estaba pensado para transcurrir lentamente por proceso natural y al ritmo de la simple evolución de las antiguas culturas, sin influencias externas que pudiesen alterar lo que debía fluir sin apuro. 

Y es que la observación del proceso debía hacerse sin atajos, sin mediar intervenciones extrañas o influencias avanzadas que irrumpieran en la evolución de las primeras civilizaciones. Pero la impaciencia de aquellos que sólo estaban habilitados para observar sin influir, afloró de repente y quebró la naturaleza de lo proyectado.

Aquellos Observadores primigenios no se contentaron con el rol pasivo que se les había otorgado y buscando sentirse protagonistas, queriendo asumir el papel de Dioses, hicieron llegar a los hombres conocimientos fundamentales, técnicas avanzadas  para las que no estaban aún capacitados para comprender en su verdadera magnitud.

Esa desincronización, esa interrupción del ciclo evolutivo humano proyectado fue generadora de caos y grandes tragedias. Al ser descubierta aquella osadía, la ira divina estalló contra los causantes de ese desorden colosal, y decididos a desandar el camino erróneo hacia el que había sido empujada la humanidad, los mismos Dioses que habían creado a todas las criaturas vivientes, decidieron enviar como correctivo un gran Diluvio que pusiera en su lugar las cosas, preservando un puñado de individuos de cada especie y retrotrayendo así la situación a su estadio previo.

Era el castigo para los que pretendieron contrarrestar la Voluntad suprema alterando los ciclos naturales. Si bien algunos Vigilantes lograron escapar a la fuerza inaudita que alcanzaron por ese entonces las aguas, inundando casi toda la superficie terrestre habitable, fue muy efectiva la manera que idearon los Creadores para imponer su voluntad.

Es por eso que aún -de vez en vez- cuando la estúpida soberbia humana consigue igualar la que en aquel momento demostraron tener los inescrupulosos Vigilantes, los Dioses deciden hacernos recordar lo sucedido invocando la destemplanza del rayo y de los vientos o la descontrolada furia de las lluvias y las olas. Es su manera de hacernos reflexionar sobre lo que venimos destruyendo sin piedad, en nombre de nuestra propia impericia al contrariar las reglas de la Madre Naturaleza.

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000