NAVIDAD BLOGUERA

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

jueves, 11 de junio de 2020

CADA JUEVES UN RELATO: Cuentos de botica

Esta semana nos convoca Dorotea, desde su blog Lazos y Raices, invitándonos a aportar relatos relacionados con farmacias o viejas boticas. Para leer todos los aportes, pasar por aquí.




CUENTOS DE BOTICA

El hecho que la única botica de aquel pueblo fuera atendida por una mujer no dejaba de ser, en sí mismo, una curiosidad, pero la circunstancia de que ella fuera además, atractiva, inteligente y muy independiente, le agregaba un plus que contribuía a que el suceso fuera considerado por aquellos años como algo notorio y digno de destacar.

La boticaria en cuestión era una mujer venida desde lejos, soltera, de mediana edad y de porte sobrio y elegante que contrastaba con el semblante rústico de la mayoría de las señoras de la zona. Se destacaba sin proponérselo, aun cuando caminara por las calles sin su habitual y pulcro guardapolvo, señal inequívoca de distinción y estatus. De inmediato logró ser considerada entre los personajes más respetados del lugar, junto con el juez de paz, el médico, el jefe de estación y el intendente.

Un buen día un joven abogado arribó al pueblo desde la gran ciudad. Llegó para cobrar una herencia y se quedó instalado en la pensión cercana a la botica. De aspecto jovial, distinguido y desenvuelto conquistó inmediatamente con su simpatía y buena disposición a todos quienes lo trataron. Particularmente a la boticaria, quien quedó prendada de él apenas cruzaron sus miradas un domingo por la mañana, caminando, frente a la iglesia. Si bien ninguno de los dos tenía compromisos, la relación entre ambos se fue dando lejos de los ojos de los curiosos, quizás por pudor, quizás para preservar sus respectivas intimidades, lo cierto es que el apasionado romance se dio a escondidas, sin que nadie, ni las más conspicuas chismosas del lugar llegaran a notarlo.

Pasó el tiempo y la autosuficiencia inicial de la boticaria fue menguando, su inseguridad aumentó al paso que fueron naciéndole las primeras canas. Los primeros recelos asomaron lastimando la confianza que venía sosteniendo con su secreto amante. Las dudas sobre su fidelidad surgieron a medida que vistosas jóvenes abordaban al susodicho en los lugares que frecuentaba. La sospecha más acotada se fue centrando en la hija del panadero, coqueta ella y vivaz, de andar gatuno y pechos abundantes. De esa forma los celos se instalaron definitivamente en la vida de la boticaria, - anteriormente tan medida y segura de sí misma y ahora indisimuladamente afectada- al punto que los gritos y los cuestionamientos alejaron a su galán por varias semanas. Aguardando en soledad su regreso, angustiada por saberse ya mayor y pensando en el engaño al que su amante supuestamente la sometía, la mujer se fue transformando en alguien totalmente irracional e inseguro, imaginándose traicionada y humillada por dos jóvenes rebosantes de lujuria y pasión.

Un día, la esposa del panadero acudió a la botica solicitando un preparado para los dolores de estómago de su hija. La celosa boticaria reaccionó ante la oportunidad que se le brindaba como lo hacen las personas más desequilibradas y despechadas: sin dudarlo le agregó al fármaco solicitado una buena cantidad de arsénico disimulado con esencia de eucalipto para atenuar su olor. Los efectos del veneno fueron contundentes y la joven falleció dos días después.

La mañana del entierro acudió al responso toda la gente del pueblo. También la boticaria y el abogado, cada cual por su lado y con sus respectivos remordimientos. Fue después de la ceremonia que el abogado aprovechó para despedirse de quien había sido su amante por tanto tiempo, anunciándole su regreso a la ciudad, esta vez acompañado por la hija del médico del pueblo, con quien pensaba casarse apenas llegar.

36 comentarios:

Campirela_ dijo...

Madre mía, lo que hacen los celos enfermizos, al final lo que le hizo fue un favor y ella con remordimiento y sola ..Muy buen tema ..Gracias Neo .
Un abrazo guapa.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Celos enfermizos que encima apuntaron hacia dónde no había motivos! no era la hija del panadero en quien había puesto los ojos el abogado! jeje Gracias por pasar, Campirela. Un abrazo

Ester dijo...

Los celos son ciegos y confunden la razón, tu relato lo pone de manifiesto, tantos celos y sospecha sin acertar. Vaya historia nos cuentas, es muy buena. Un abrazo

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Muchísimas gracias Ester, celebro que te haya gustado. Un fuerte abrazo

Amando SPH dijo...

Desde luego los celos nunca son buenos...ni para uno mismo que delata un problema de seguridad ni para los demás que a menudo les condiciona sino es más...y sino que se lo pregunten a la hija del panadero y sin comerlo ni beberlo...
Me ha encantado.
Un beso

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Jeje me alegra que te gustara Amando. Muchísimas gracias. Un abrazo

Albada Dos dijo...

Qué peligro es una mujer despechada, pero fíjate, los celos, aquí lo apuntas muy bien, hace dudar de la seguridad en uno mismo. Una persona segura, no tiene celos, no tienen por qué tenerlos. La venganza fue excesiva ¿eh?

Me ha gustado mucho. Un abrazo y vamos a por un finde estupendo

Juji Mogar dijo...

Mónica, ¡estás que te sales! Es buenísimo.

Un abrazo enorme.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Gracias Albada. Los celos enceguecen al punto de distorsionar el destino de nuestra ira. Te agradezco por pasar y leer con atención. Un abrazo

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Muchísimas gracias Juji! Me alegra que te gustara. Un abrazo y muchas gracias por pasar y leer

Mağ ~ Mağade Qamar dijo...

Los celos a este nivel no traen nada bueno, ni para quien los sufre que los ve de lo más normal, que para quien los sufre, cuyas consecuencias nunca puede medir.
Al final, se quedo sin plumas y cacareando, y con un cargo de conciencia que a saber si aquellos celos no acaban en locura... y ahora más, ahora que se ha quedado sin amante....
Un relato que podría ser historia, un triller de esos que oscurecen la empatía del lector con personajes así.
Un beso enorme. Moni.
Nos vamos leyendo.

Dorotea dijo...

Qué desarrollo tan interesante y la transformación de la boticaria me da pena y susto a partes iguales. Casi una novelita, mucho más que un relato! Gracias por participar y un abrazo

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Muchas gracias Mac! Por la dedicación q pones en tus comentarios no puedo más q sentirme halagada y motivada para más letras. Un Fuerte abrazo y muchas gracias otra vez

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Me alegra q te haya interesado la evolución del personaje. Era esa mi intención, apuntar a un final inesperado. Un abrazo Foro. Muchas gracias

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Doro, quise poner 😁

Juan L. Trujillo dijo...

Los peores celos, suelen ser los imaginados.
Buena entrada.
Besos.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Sabía reflexión Juan¡ gracias por pasar. Un abrazo

Jorge Donato dijo...

Mala enfermedad esa de los celos, que como una ceguera solo deja ver lo que la perversa mente imagina y no la realidad que está delante. Es un relato magnífico. Eres capaz de sintetizar las escenas y logras desarrollar la trama y resolverla con rotundidad...vamos, lo que viene siendo escribir de forma genial un relato redondo.
Un abrazo.

Myriam dijo...

Muy bueno tu cuento con ritmo trepidante y final inesperado. A ver si ahora que la boticaria se da cuenta de su error no le corta los frenos al auto en que la pareja se va a ir a la ciudad, después del entierro, y se carga así al abogado y a su amante....

Besotes, Mónica

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Pero qué amable y entusiasta es tu comentario Donato! Muchísimas gracias 😁. Un placer recibirte por aquí. Un fuerte abrazo

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Uuyyy Myriam! No le des ideas!jaja. .. Me alegra que te haya gustado el relato. Un abrazo y muchas gracias por pasar y leer.

Tracy dijo...

un relato que conforme lo iba leyendo me parecía el guión de una peli policíaca, me ha sabido a poco.
Me ha gustado mucho.
Besos

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Te agradezco mucho Tracy. Me alegra que te gustara. Un fuerte abrazo

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Que giro argumental tiene tu relato, no lo vi venir.
La boticaria parecía una mujer meritoria, atractiva, independiente, haciendo bien ese trabajo, lo que sorprendió. Y capaz de tener un amor con el abogado.
Pero se convirtió en celosa y posesiva. Y lo peor usar su profesión para matar, traicionar en quien confió en ella. Y ni en su lógica retorcida, le sirvió.
Bien contado.
Un abrazo

Mujer de Negro dijo...

Los celos son irracionales y tu relato magnífico, con ese final que sorprende y te deja imaginando distintos "y después"
Abrazo

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Me alegra que te gustara demiurgo. Muchas gracias por pasar y leer con atención.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Te agradezco tu comentario Mujer de negro. Un abrazo

rodolfo dijo...

Nuestro personaje, para mi no supo jugar las bazas que tenía en su mano de mujer inteligente y madura. Basó su estrategia en su punto débil: El sexo, la carne trémula.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Así es. La aparente seguridad e inteligencia de esta mujer desaparecieron ante la vulnerabilidad que sintió al saberse madura. Te agradezco por pasar y leer Rodolfo. Me alegra siempre recibirte. Un abrazo

Rebeca Gonzalo dijo...

Osea que realmente los celos sí tenían cierto fundamento, aunque sus sospechas no recaía sobre la verdadera amante.

Un texto que encierra en realidad muchas más historias que las propias de una botica. ¡Formidable!

Un abrazo.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Puede leerse así.. Lo cierto es que el camino se los celos la transformó en una asesina, y encima, de alguien a quien ni siquiera podía acusar de haberle robado la felicidad...muchas gracias Rebeca x pasar y leer . Un abrazo

Cecy dijo...

Me gustan tus relatos Moni, siempre dando un giro inesperado. Los celos como la inseguridad son tremendos si son desmedidos, a veces es mejor poner en palabras y cortar por lo sano, pero bueno, no todos toman ese camino.

Un abrazo :)

Mar dijo...

Los celos no traen nada bueno nunca; y en este caso, además por ellos paga la chica que nada tiene que ver. Imagino que la farmacéutica no podrá vivir con ello sobre su conciencia... claro que tampoco es que esté muy bien de la cabeza.

Trágico final para tu cuento de botica.

Bss.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Una vez que los celos enfermizos toman el timón, es seguro que el barco del amor se hunde sin sobrevivientes. Gracias Cecy por leer con atención. Me alegra que te gustara. Un fuerte abrazo

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Supongo que a pesar de la locura cometida, algo de conciencia le borrara alguna vez sembrando remordimientos...muchas gracias Mar por pasar y leer. Un beso

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Brotara, no borrará

Archivo del blog

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000