FELIZ NAVIDAD BLOGUERA

FELIZ NAVIDAD BLOGUERA

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

jueves, 31 de octubre de 2019

ESTE JUEVES UN RELATO: EL ENTIERRO

Me sumo esta semana a la propuesta juevera que nos hace Charo desde su blog. Me disculpo por no haber logrado acotar más el texto. Para leer todos los relatos, dar clic aqui.

Resultado de imagen para haciendo un pozo con una pala


La tormenta había menguado y pensó que esa era la señal que aguardaba. Apenas amaneciera tomaría la pala y se dirigiría al rincón más remoto del prado y comenzaría a excavar. La tierra estaría más floja a causa de la lluvia caída y eso le facilitaría la tarea. Su recientemente descubierta fuerza de voluntad supliría la fortaleza física de la que carecía y nada podría detenerla ahora que había tomado la drástica resolución. Hacerlo no había sido nada fácil, no fue producto de un impulso irreflexivo en un momento de crisis. El proceso interior que la llevó a decidirse fue cincelado por largas horas de maltrato y humillaciones. Debió enfrentar en soledad todos los temores acarreados desde su infancia, el mandato paterno al sometimiento conyugal y la impotencia de saberse menos que un cero dentro de un matrimonio sin amor.

Luego de tantos desengaños, con inusitada confianza por fin se disponía a dar un giro en su vida. Su marido estaría por varios días más en el pueblo, por lo que aprovecharía su ausencia para escaparse. Se le ocurrió que sería apropiado poner fin a ese período doliente de su vida con un gesto simbólico acorde: tomaría todo lo que de alguna manera se enlazaba con su sufrimiento, lo metería en un pozo y le prendería fuego, para así enterrar su pasado para siempre.

¡Por fin el alba! Casi ni desayunó por la impaciencia. Sin preocuparse por el desorden se dirigió al desván en donde se arrinconaban los trastos y de un viejo arcón desempolvó su ajado vestido de novia y el pequeño ramillete de azahares que alguna vez armara llena de ilusión, se sacó con desdén el delgado anillo que llevaba desde entonces y fue envolviéndolo todo como un bulto de desechos. Le agregó al paquete un diario íntimo en el que fuera contando a modo de catarsis sus penurias de mujer sometida. Con la presteza que se requiere en los momentos trascendentes, tomó una botella de kerosene, los fósforos y una pala y se dirigió al sitio en donde decidiera enterrar sus muertos.

Bajo un árbol de poca sombra descubrió un sector donde la pala se hincaba con mayor facilidad. Daba la impresión que el suelo hubiese sido recientemente removido. Luego de varias horas de trabajo,  el pozo obtenido fue de la profundidad que consideró adecuada para enterrar sus cosas, pero justo allí se topó con algo que no pensó encontrar: un cofre de medianas dimensiones y herrajes oxidados salió a la luz y con él, la lógica curiosidad por saber qué contenía. Debió recurrir a un viejo cuchillo de cocina para abrir el cerrojo. Tuvo que hacer mucha fuerza para lograrlo, tanta, que el antiguo mango de madera se quebró dejando el nervio de la hoja expuesto. Clavó en la tierra el improvisado instrumento justo al lado del cofre recién abierto, mientras observaba pilas de monedas relucientes asomando desde el interior. 

Ansiosa, terminó de desenterrar la caja y la revisó con atención. Descubrió en ella varias fotos de su esposo rodeado de mujeres en un burdel, bebiendo y jugando póquer con otros hombres de igual talante. Se indignó recordando las penurias que siempre debió hacer para lograr servir una mesa digna con el poco dinero que su avaro marido le dejaba para los gastos de la casa. No salía de su estupor cuando de improviso sintió una mano sobre su hombro empujándola con violencia.

-¡Maldita! ¡Quién te ha dado derecho a hurgar entre mis cosas!-

Su respuesta fue tan inesperada como irreflexiva: tan sólo girar y pegarle con la pala que aún sostenía en sus manos, haciéndolo caer en el mismo pozo que recién había cavado. Su impulso defensivo fue la causa y el azar caprichoso, el que determinó que el hombre cayera justo sobre el cuchillo clavado en la tierra. El ruido del cuerpo atravesado por el metal fue seco y definitivo. Ningún otro insulto brotó de aquella boca embrutecida.

Después de unos segundos, la mujer decidió que era hora de continuar con el rito que antes había iniciado: lanzó sobre el cuerpo inerme su viejo diario, el ajuar nupcial y el maltrecho anillo de compromiso, arrojó también las fotos recién descubiertas. Roció todo con abundante kerosene y encendió uno a uno los fósforos que tenía en el bolsillo. Con pasiva serenidad contempló como se hacían cenizas sus malos recuerdos. Luego llenó cuidadosamente el pozo con la tierra húmeda, sacudió torpemente su humilde vestido, y sin derramar una lágrima, se alejó de allí jurando jamás volver.   

24 comentarios:

rodolfo dijo...

la furia de los dioses es nada comparable al sentimiento que una mujer despechada.
y ya de paso: muerto el perro, se acabó la rabia. Un relato estremecedor apropiado para un primero de Noviembre
Feliz Fiesta de Difuntos !

Albada Dos dijo...

Muy bueno. Quemar el pasado en un hoyo, para enterrar lo que no nos gusta, es una idea sensacional. En este caso, con el asesinato del marido zanjaba el pasado en toda extensión. Atrás quedaba el marido estúpido y brutal.

Un abrazo y por este día de difuntos

Ester dijo...

Hay decisiones repentinas que acaban siendo la solución. Espero que no olvidase el cofre de las monedas para empezar una vida tranquila. A mi estos relatos donde gana el perdedor me encantan, Abrazucos

Campirela_ dijo...

Creo que la vida le brindo la manera de comenzarla otra esta vez sería diferente ..el pozo que se quedé con aquello malo que tanto la hizo sufrir ..
Este final me gusto .
Un buen texto amiga .
Feliz día y como no , te vas a librar de mi abrazo .

Neogeminis Mónica Frau dijo...

A veces la suerte ayuda a hacer justicia jeje. Muchísimas gracias Rodolfo por tu visita y comentario. Un fuerte abrazo y feliz dia también para vos

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Me alegra que te haya gustado Albada. Muchas gracias por pasar y leer con atención. Un abrazo

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Jeje seguro que tuvo ese detalle en cuenta antes de cerrar el hoyo! Me alegra que te gustara el relato Ester. Muchas gracias. Un besito

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Enterrar el pasado de angustia a veces puede ser literal jeje. Muchas gracias Campirela. Un abrazo y gracias por pasar y leer

Juan L. Trujillo dijo...

Enterrar de una vez por todas la infelicidad, el dolor y la angustia. E iniciar una nueva vida que, oh, milagro, podía ser feliz con los brotes dorados encontrados dentro del agujero.
Besos.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

A veces el azar determina el destino... o le da un empujón al menos jeje. Muchas gracias por pasar Juan. Un abrazo

Charo dijo...

Sin duda es un excelente relato y merece la extensión que le has dado. Hizo dos entierros en uno, porque no solo dejó los enseres que la ataban a una vida de sufrimiento y desdicha sino al ser abyecto que se la provocó. Me ha encantado porque además le has dado una visión muy original.
Muchas gracias por participar Mónica!
Un abrazo

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Me alegra que te gustara Charo muchas gracias. Fue un placer participar en tu convocatoria. Un fuerte abrazo

Mar dijo...

Por fin ha encontrado paz la pobre mujer. Y parece que el destino le hechó una mano, ayudando al marido a desplomarse encima del cuchillo 😉
Me gustó tu relato porque me perece que hace justicia a tantas mujeres sometidas al machismo de sus parejas.
Bss.

Myriam dijo...

Excelente relato. Me ha gustado mucho el desenlace. Estoy con mi hija y nietas en medio del campo en Uruguay, peeo hoy que andamos paseando por un lugar con internet, aprovecho a leerte y comentsrye, ahora que tengo un ratito. Besotes

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Jeje gracias Mar. Uno desearía q no hiciera falta la intervención del azar para hacer justicia,pero a veces... Un abrazo y muchas gracias por pasar y leer con atención

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Uruguay! Que suerte Myriam, seguro lo estarás pasando más que bien. Me alegra que te gustara el relato. Muchas gracias por pasar y leer. Besotes

Juan Carlos Celorio dijo...

Buen cierre para un matrimonio que le llevó tanta desgracia.
Un abrazo, amiga.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Gracias Juan Carlos. Un abrazo

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Que casualidad que justo fue a cavar al mismo lugar, que su esposo usó para ocultar sus recuerdos. Una casualidad, que junto con esa abrupta reacción de la protagonista, determinó la historia.

Bien contada.

Con respecto a un comentario anterior, peor si la furia es de una diosa, una deidad femenina.

Que bien cumpliste con este jueves.

Un abrazo.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Me alegra que te gustara demiurgo muchísimas gracias. Un fuerte abrazo

JAVIER PACO Y EL LOCO dijo...

El triste fin de un miserable,un ingrato,de todos modos una tragedia.
Historia fuerte que sucede con diferentes finales a menudo. Muy bueno Un abrazo

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Agradezco tu visita y comentario Javier. Un abrazo

Franconetti dijo...


Hola Neo. Hay decisiones que desde el principio están bien tomadas. El final es magnifico. ¡"Chapó".

Un abrazo.

Neogeminis Mónica Frau dijo...

Muchísimas gracias Mari Carmen, me alegra que te gustara. Un abrazo y gracias por tu visita

Archivo del blog

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000