Feliz Navidad 2016!

Feliz Navidad 2016!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

miércoles, 27 de abril de 2011

ESTE JUEVES UN RELATO ...historias de radio





UNO Y LA RADIO

A solas, en la noche
entre cuatro
paredes silenciosas
-pese al paso del tiempo
y el avance de nuevas tecnologías-
uno busca hallar la forma
de comunicarse,
de tender hilos
hacia el exterior,
que se presenta escurridizo
frío agreste e infinito…
Y de repente
en la radio,
mágica, etérea,
sugestiva…
una voz en la distancia
que se hace cercanía
y de su mano, todo.
Y con ella
uno intenta y va logrando
enredarse entre sus redes,
cálidas y sutiles
que se abren en melodías,
en sensaciones sugeridas
y provocación transparente
con su ritmo distendido…
Y por gracia
y voluntad radiofónica
en ese ir y venir de sonidos
uno vuelve a sentirse pleno
de nostalgias
risas, sueños…
y dialéctica compañía.

Más historias radiofónicas en lo de Gus








34 comentarios:

SUSANA dijo...

Muy bien Mónica! La radio tiene una magia muy especial. Compañera y Amiga de los Solitarios en especial y los noctámbulos en particular, suele arrancarnos del pensamiento taciturno y llevarnos por la magia del sonido, a otros momentos, personas, sentimientos. Bello Trabajo guapa! Mi Abrazo!

javier dijo...

la radio provoca que nuestra imaginacion trabaje. ponemos caras a las voces, y lelnamos de árboles las calels, con niños jugando. Todo es posible cuando alguien nos conduce con su voz, a esa parcela íntima de cada uno

San dijo...

Una radio envolvente, atrapando nuestra atención, llenando nuestro mundo de imagenes sugerentes conducidas por una voz en la distancia y "uno" dejandose.
Me gustó Neo.
Besos.

Jorge Ampuero dijo...

Exquisito poema, preciso
y degustable.

Saluditos :)

Any dijo...

La tecnología es cada vez mas imponente pero la radio tiene algo especial. Es compañía, es sueños, es poder usar la imaginación.
La radio sigue acompañando muchos momentos de mis días, sobre todo en el trabajo.
Un beso vecina querida, vengo vaga para comentar, pero sigo por aquí.

mariajesusparadela dijo...

La prueba es que, a pesar de que la tele nos da todo el trabajo hecho, la radio está cada día más viva.

Natàlia Tàrraco dijo...

NEOOO de mi corazón, por lo visto mi ordenata está loco de atar, ayer estaba muerto y hoy !oh dioses del éter! resucita, creo en los milagros.

Es lo que tiene la radio, al no tener imagenes, sólo voces, nos susurra y nos echa a volar la imaginación, como en tu caso, dulce Mónica, me imagino tu susurante vocecita. Besitooo.

Bolzano dijo...

Preciosos el texto.
creo que la radio marcó una generación (vaya, mnás de una) y que en los días que corren no le dedicamos demasiado tiempo.
Yo cuando subo al coche me siento contento de poder escuchar la radio, pues es una forma muy diferente de asimilar conceptos, necesitas mucha más atención.

Saludos

RGAlmazán dijo...

Sin duda, la radio es mi medio. Te acompaña, te distrae y te permite hacer más cosas a la vez. A menudo me quedo dormido escuchando la radio y las voces permanecen dormidas, para no despertarte.
Besos

Salud y República

Primavera dijo...

Todo medio que abra la imaginacion en buen sentido tiene algo magico y especial.
Bello relato.
Primavera

Miguel Vivas dijo...

Oda a una de mis vías de escape favoritas. A mi me funciona, pura medicina... Besos y mordiscos.

Tésalo dijo...

Su dialéctica compañía, con todo lo demás, muy ciertamente.

No solo, nos hablan de nosotros mismos. No solo cabrían con esas melodías sentimenales entregas, compañía en medio del misterio durante un viaje o en una habitación... también se dan palabras muy sentidas, pensamientos y noticias sobre actualidad.
La radio, también es conocimiento.


Tésalo

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Yo no sabría vivir sin la radio...
Besos.

El Gaucho Santillán dijo...

Eso mismo.


Yo no tengo tele hace tres meses, y estoy mucho mejor con la radio.

Un abrazo.

CAS dijo...

...uno busco lleno de esperanzas... a veces de tristezas, a veces de melancolía, a veces de ilusión, a veces de soledad. Y la radio, allí nos pesca y no nos larga, nos la llevamos con nosotros mientras hacemos mil cosas.
Las palabras y los versos en cascada, recuperan esa sensación tan agradable de estar pegadito al receptor.
Besos dobles cruzando el charco.

MORGANA dijo...

La radio, compañera en tardes de soledad.Voces envolventes que te transportan a paraísos perdidos.
Me gustó tu post,Moni.
Besos.

alfredo dijo...

Crecimos con ella y seguramente envejecermos con ella.
La radio tiene magia y misterio.
Despierta la imaginación y eso es bueno. Por eso sigue estando presente en nuestras vidas.
Cambia el bailarin pero no la música.

Besos

Manuel dijo...

Las nuevas tecnologías no podrán con la magia de la radio, la sensación de cercanía que ofrece al oyente, la sensación de que el locutor te habla directamente a ti, no es superada por ningún otro medio de comunicación y eso a veces es como si un amigo viniera a tenderte una mano.
Un beso

EVA MAGALLANES dijo...

Hola Neo!, es cierto, la radio posee una magia y un poder comunicacional que no ha sido anulado por las otras tecnologías que han surgido después de ella. Imagino lo que la radio significó cuando se instaló en la sociedad humana. Efectivamente, la ausencia de imagen, sitúa en la voz, la esencia del comunicar y el expresar, ese locutor, ese programa que acompaña, suele ser por largo tiempo un verdadero amigo, sobre todo para aquellas personas solas o que viven alejadas de las concentraciones urbanas. En los pueblos chicos, la radio local suele cumplir una función social de relevancia. Trabajé en radio, me encantaba!
Muchos besos para ti!

rosa_desastre dijo...

Coincidimos muchos con la magia que atraviesa las ondas, esa magia de los buenos comunicadores que nos transporta, nos arropa, nos evade, o nos acerca. Asi es la radio, voz para el silencio.
Un beso

Anna Jorba Ricart dijo...

Me encanta la radio....al levantarme es lo primero que conecto..y cuando me voy a dormir con mis auriculares sin ella no me duermo....
Transmite, te acompaña, te hace imaginar, te hace reir, está viva....

Mari Carmen dijo...

La radio, esa gran compañera. Yo creo que la vida sería muy gris si no existieran la radio ni los libros. Ambos permiten que se despliegue toda nuestra imaginación.

Estupendo texto, Mónica :)

Un abrazo

Medea dijo...

Precioso homenaje a la radio, radio que llena silencios, radio de fondo que acompaña tertulias, que acompaña entre papeles o documentos que sigue a tu lado entre la mopa y la fregona, que sigue ahí mientras preparas ese examen siempre sin perturbar ni el ruido, ni el silencio, acompañando sueños, soledades, pensamientos y silencios.
Precioso Mónica. Un beso

Pepe dijo...

Uno busca, en el silencio de la noche, muchas cosas, remedio contra la soledad, una voz que acompañe, un música que te arrulle y te envuelva, una atmósfera que te permita pensar y soñar, ¡qué se yo!, tantas cosas.
Hubo un tiempo en que me encantaba quedarme en la noche escuchando la radio, que me facilitaba todas esas cosas.
Un abrazo.

Lidia dijo...

Muy bello homenaje a la radio, compañera de noctámbulos, insomnes y criaturas de la noche en general. Alguien predijo su muerte cuando apareción la televisión, y después con las nuevas tecnologías. Pero nada de eso, la radio sigue más viva que nunca. Ninguno de los otros medios posee su magia y su poder de evocacíón.
Preciosas palabras para describir los sensaciones que provoca en los oyentes.

Un beso, Mónica, que tengas un feliz fin de semana!

Verónica Marsá dijo...

La radio española, para mi gusto, se perdió hace muchos años, cuando se escuchaban las cartas leídas de los reyes Magos o la lotería de Navidad. Cuando perdió esa magia, dejó de existir para mí... no la he vuelto a encontrar, se perdió su candor o el mio?

Besito, guapa!

gustavo dijo...

tan sólo una vez en mi vida escuche el verdadero sonido del silencio...esto no me aterró...pero luego al pensarlo, un luego muy distante en el tiempo, me entró pavor. ya en aquella época, te hablo de mis 25, estaba yo prevenido contra el silencio. la radio¡¡¡ y no veas, mónica, la radio en la noche...eso sí que es compañía...
medio beso.

Carmen Andújar dijo...

Bonito poema lleno de sentimientos. La radio como siempre compañera de esos momentos de reflexión y de soledad.
Un abrazo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Dialéctica compañía, las que nos une a la radio....

Saludos y un abrazo.

Juan Carlos dijo...

Sencillamente perfecto. Plasmas perfectamente la función de la radio nocturna.
Un beso Neo.

Atalanta dijo...

Hace muchísimo tiempo que no escucho la radio por la noche, la cambie por la lectura de un libro. Pero estoy contigo en que su magia es envolvente.

Besos magicos

apm dijo...

Pues es que es así, la radio tiene un nosequé que te engancha, que te atrae y te atrapa... tiene magia, como el cierco ¿dí que no?
El poema, genial, como siempre los tuyos

Mil besotes gordotes

Ángel Iván dijo...

Leyéndote con atención se puede deducir sin problemas el motivo y porqué le gusta tanto la radio a tantos seres que se dejan arropar por sus voces y son ondas.
Besotes.

Ceci dijo...

Es cierto que la radio tiene ese toque intacto de magia, las voces que acompañan, vence soledades y llenan los espacios sin necesidad de esparcir materialidades.
Muy buena dedicatoria la tuya Mónica!
Te mando un fuerte abrazo y perdon por pasar tan tarde pero estuve en cama engripada.
Besito

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000