Feliz Navidad Bloguera!

Feliz Navidad Bloguera!
Feliz Navidad bloguera!

NAVIDAD JUEVERA - VIDEO REALIZADO POR ALFREDO

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

UN BLOG EN EL QUE PARTICIPO

AGENDA DE IDEAS:
están invitados a formar parte de la república

TRES MUJERES EN EL SUR

TRES MUJERES EN EL SUR
Un blog en el que participo

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

lunes, 15 de septiembre de 2014

CONTANDO LAS SEMANAS CON 52 PALABRAS . Propuesta de Sindel

Palabra 38: Anillo

A falta de inspiración fresca, intentando hacer surgir la palabra de la semana en forma poética, fui derivando en la búsqueda de algo que me resultó una curiosidad que quiero compartir: descubrí en un sitio de joyería tradicional judía lo que se llama "Anillo de poesía".  Transcribo algunos párrafos:

"...Dentro de las joyas judías tradicionales están los llamados Anillos de poesía. Anillos de Posie (a veces escrito “Posey” o “anillos de la poesía”) son anillos con inscripciones cortas en su superficie exterior. Más raramente la inscripción está en la superficie interna.


Un anillo de Poesía o anillo de amor, es una simple banda de oro o plata grabada con un sentimiento breve o un verso de un poema. Estos fueron utilizados como símbolos  y regalos de amantes, como anillos de boda, o simplemente como un medio de mostrar respeto o dar un regalo.

Este tipo de anillos se originan en la época clásica, cuando se consideraban mágicos, con el poder de usarse para hacer cumplir la poesía grabada en ellos.

La tradición dice que hay una vena que corre directamente desde el cuarto dedo al corazón y las palabras al tocarse tienen un poder especial

En el siglo 16 y 17 en Inglaterra y en Francia, un anillo de boda era inscrito con un sentimiento de amor, de fe y de esperanza. Un anillo de compromiso de plata a menudo se sustituye con el anillo con la misma poesía en oro en la ceremonia del  matrimonio.

Estos anillos alcanzaron su mayor popularidad durante el Renacimiento, cuando no sólo se daban  como  anillos de boda, aunque se usaban también  como un símbolo del amante o simplemente como un medio de mostrar los sentimientos.  Muchas de las obras de Shakespeare los menciona, como Hamlet, Acto III, escena 2, “¿Es esto un prólogo o la poesía de un anillo?”

No muchos de los versos  pueden ser considerados como verdaderas joyas de literatura,   pero el poder de estos cortos poemas de amor está en su sinceridad romántica y en el encanto de antaño. Su brevedad es, naturalmente, dictada por las limitaciones de espacio – sólo una o dos frases que pueden caber en el perímetro de un anillo."



Más anillos y relatos, en lo de Sindel




miércoles, 10 de septiembre de 2014

ESTE JUEVES UN RELATO: NO TE QUEDES NI DE PIEDRA NI DE PIÑA

Esta semana, la amiga Dorotea nos ha hecho una convocatoria juevera que me ha resultado un verdadero desafío. En función de una imagen que nos ha proporcionada a cada participante nos ha propuesto elaborar un monólogo o un diálogo desde el punto de vista de esos seres inertes. He aquí la imagen que me ha tocado y el texto que me ha inspirado.



Reflexiones de una piedra



“Dichoso el árbol, que es apenas sensitivo, y más la piedra dura porque esa ya no siente”, decía el poeta…y yo, que sí soy piedra…y dura, me atrevo a decir que no es cierto.

No somos los seres inertes dichosos ni sabios ni felices. No es una bendición ser insensible como nosotros. Es que ustedes, humanos inconstantes e inconformes, siempre están dando vueltas al tema de sus debilidades y fortalezas y piensan que el Creador o Dios, o la Naturaleza –llámenlo como sientan- no los ha tratado bien, se ha equivocado haciéndolos cono son, sensibles y racionales, contradictorios y complejos. ¡Craso error! Actitud muy propia de quien se queja por exceso de posibilidades.

Porque si bien es cierto que quien no siente no puede sufrir y esa opción representa a los ojos de quien padece horrores, una alternativa deseable con la cual puede llegar a soñar, también es cierto que quien no siente no puede amar, esperar, crear, compartir, soñar, disfrutar, ni siquiera comparar…un gran abanico de facultades que sólo disfrutan quienes son libres, y ustedes, seres quejosos, lo son. Tienen ese privilegio. Y no lo aprecian a veces como esa potestad merece.

Puede que les parezca que estar sin preocupaciones –consecuencia directa de no tener una conciencia activa- sea una verdadera bendición. Pero no se engañen. Es más bien todo lo contrario.

Nadie puede llegar a ser feliz sin comprender antes qué implica realmente la felicidad. Y para saberlo -o al menos intentar entenderlo- hay que estar capacitado para albergar un sinfín de sentimientos. No hay que negarse al corazón. Ese que llevan en su pecho latiendo al ritmo de la vida. Esa vida que yo -apenas un pétreo registro de los acontecimientos pasados, polvo compactado de lo que fue, es y será- jamás percibiré en esencia e intensidad porque nada tengo como para sentir o latir.


Saber con certeza que algún día se morirá implica que se está vivo, que se es parte vital del Todo que nos genera y contiene, y aunque no alcancen a discernir durante su existencia cuál es el secreto que los impulsa, tienen la posibilidad de acercarse al menos a la idea de esa Verdad. Logran ser parte de ella y eso es ya, de por sí, una manera de participar de esa gloria.

Más relatos, en lo de Dorotea


LO FATAL, RUBÉN DARÍO

Dichoso el árbol, que es apenas sensitivo, 
y más la piedra dura porque esa ya no siente
pues no hay dolor más grande que el dolor de ser vivo, 
ni mayor pesadumbre que la vida consciente.
 

Ser y no saber nada, y ser sin rumbo cierto,
 
y el temor de haber sido y un futuro terror...
 
Y el espanto seguro de estar mañana muerto,
 
y sufrir por la vida y por la sombra y por
 

lo que no conocemos y apenas sospechamos,
 
y la carne que tienta con sus frescos racimos,
 
y la tumba que aguarda con sus fúnebres ramos,
 

¡y no saber adónde vamos,
 

ni de dónde venimos!...

martes, 9 de septiembre de 2014

CONTANDO LAS SEMANAS EN 52 PALABRAS (Propuesta de Sindel)

LA PALABRA DE HOY, PERFUME





Otra mañana gris a punto de diluirse estéril en su memoria. Nada que la ilumine. Nada que a diferencie de otras tantas, tan inertes como la que hoy se le presenta. Nada que hacer, nada que esperar, nada que intentar…sólo aguardar la muerte encerrada entre esas cuatro paredes hacia donde la han empujado las grandes carencias de su vejez y de su soledad.

Hace rato que se le han apagado sus sentidos. Al menos al punto de serle inútiles para amortiguar con el disfrute la apatía de sus días. Solamente la memoria ha logrado mantenerse a salvo de esa cenicienta impotencia que la invade por completo.

Aguardando en ese ayer conservado en secreto y como un tesoro, la esperan -prestos para arrullarla- el rumor de un mar azul… el aroma de aquel pinar mezclado, intenso, con el del salitre perpetuo… el graznido lejano de las gaviotas… la incontenible impiedad del deseo arrebatando la piel tersa de su juventud… aquella mirada fogosa que la cautivara desde el primer instante… y el irresistible perfume de lo que llamaban pecado trastornando su alma para siempre -y por fortuna- aún intacto en el corazón de su presente ya reseco.




Más perfumes y aromas, en lo de Sindel.

jueves, 4 de septiembre de 2014

ESTE JUEVES UN RELATO: LA MAR, EL MAR

Rescato un texto ya publicado que alude a una mar especial, uno que surge en sueños y gratifica.


















SUEÑO DE MAR AZUL

Tuve un sueño.
Claro o confuso, no recuerdo,
pero era azul
y  sin nostalgias.
Se trataba del recuerdo
de una agonía que se perdía
y nacía triunfante
-en su lugar-
una victoria.

Había un mar.
Sereno, cambiante,
y un cielo…
espejo de ese mar
que me arrullaba.
Y en una de sus confidencias
las olas me dijeron
que todo estaba bien,
que retrocedía el tiempo
y se borraban una a una
las tristezas,
las despedidas…

Y todo era nuevo
y fragante.
Y me reía…
porque la soledad de lo que fue
ya no dolía
porque sabía que otra vez
frente a mi
se encontraba
lo que había perdido.

Y en mi corazón
se mezclaban, inexplicables,
el dolor real de lo que fue
con la alegría sanadora
de lo que estaba soñando.

Más relatos jueveros, en lo de Alberto.

martes, 2 de septiembre de 2014

CONTANDO LAS SEMANAS EN 52 PALABRAS



Palabra 36: VENTANA

A veces la ventana virtual
desde donde contemplamos
la realidad que nos nutre
resulta tener los cristales limpios
bien corridas las cortinas
y abiertos de par en par
los postigos que nos circundan.

Otras, en cambio
la luz se filtra apenas
por breves hendijas…
los cortinados –ajados- tapan el sol,
mugre espesa nubla el ventanal
y es poca y nada -en verdad-
la claridad real que nos inunda.

La vida es según el color
del cristal con el que se observa,
dicen, y es cierto…
de ahí que a la hora de decidir
opinar o arriesgar, uno debe antes asear
con voluntad y despejar
la amargura que nos perturba.


Más ventanales abiertos en lo de Sindel

viernes, 29 de agosto de 2014

ESTE JUEVES -YA VIERNES- UN RELATO: EL ROBO

Mis disculpas por el retraso y por lo forzado -quizás- del texto para adaptarse al tema propuesto. No quise dejar de participar de la convocatoria de Encarni.






De todos los robos, de todos los hurtos, el peor, sin dudas es el de los sueños. A veces decretado, a veces solapado, muchas otras cacheteándonos en donde más duele, el ladrón de los sueños pasa sin hacer ruido y de repente, nos deja sin el futuro que habíamos creído seguro.

Sorpresivo, se las ingenia para llegar cuando estamos con las defensas bajas, quizás entretenidos con rutinas cotidianas, de repente llega y nos deshace sin sutilezas nuestros más anhelados sueños, hasta los más sencillos… no es exigente a la hora de triturar esperanzas. Llega, pasa y se lo lleva todo, dejándonos con las manos vacías. Como una tromba…

Y ante lo inesperado, sentimos que el mundo se nos pulveriza bajo nuestros pies… y nuestro rumbo, hasta ese momento firme y definido, sucumbe ante los embates de lo imprevisto poniéndonos a prueba en nuestra fortaleza.

Cuántas veces, previo a su ataque, nos hemos descubierto minimizando las flaquezas ajenas en semejantes circunstancias. Nos creíamos fuertes, astutos, capaces de sortear las dificultades que sólo veíamos desde lejos, pero cuando ese ladrón ladino llega de repente a nuestra puerta, comprendemos que hacerle frente no era tan fácil; por más alarmas antirrobos que hayamos instalado, él llega de improviso y logra traspasar los límites de nuestras defensas: barreras que creíamos inexpugnables, caen sin más ante su asecho.

¿Qué hacer ante su presencia? ¿Cómo hacer frente al derribo de lo que creíamos fuerte e inalterable?... aceptar la realidad y construir nuevos sueños: a partir de lo verdadero, de lo poco o mucho que haya resistido los embates de lo que nos golpeó y pisoteó con fuerza; construir a pesar de lo doloroso y difícil que se hace remover escombros y reflexionar sobre las pérdidas, sobre los eventuales fracasos, sobre las equivocados proyectos. Nunca bajar los brazos desistiendo de lo valioso que aún sostienen nuestros cimientos.

Aprender a remontar la adversidad del saqueo, del derrumbe, de la intromisión, del infortunio, de los cambios de paradigmas. No es fácil. No es sencillo, no es indoloro… pero no debemos dejar que sea imposible. Por nosotros y por quienes amamos, debemos aprender a reconstruir nuestros sueños.

lunes, 25 de agosto de 2014

CONTANDO LAS SEMANAS EN 52 PALABRAS

Palabra 32 de 52: Lluvia




(el siguiente texto fue extraído de un viejo cuento que alguna vez escribí y adaptado luego para la convocatoria de Sindel)


Allí estaba ella. Coincidiendo con él en esa misma nostalgia, en ese mismo aire, en esa misma lluvia. Sola. Sin saber que alguien que la había amado como la había amado él, la estaba mirando… ni tampoco podía saber que desde lejos la acariciaba, en su recuerdo, con esa melancolía que brota en los días cenicientos, logrando traer otra vez al presente aquellos lejanos aromas de la adolescencia.

Mientras ella se aleja de aquel bar, él se termina su café… sin arrepentirse de no haberla hablado. En cambio comienza a hilvanar en unos versos, la historia de la mujer que otra vez se fue de su vida -sin siquiera haberlo visto- una tarde cualquiera de lluvia en un rincón de Montevideo.

Más escritos sobre Lluvia, en lo de Sindel.

jueves, 21 de agosto de 2014

ESTE JUEVES UN RELATO: UNA FOTO EN MI VIDA



Del aspecto del fotógrafo no recuerdo nada, por supuesto. Seguramente tendría gorra y pantalones anchos y hasta quizás un par de bigotitos como era la usanza de la época. Acarrearía sobre sus hombros enormes cámaras fotográficas, de distintos formatos, destinadas a remarcar su profesionalismo.

Sí tengo presente la sensación del momento, el lugar, el rumor del mar mezclado con el de la gente.

Recuerdo el color del vestido de mi mamá, la calidez de esas manos en las mías. Recuerdo bien el peinado de mi abuela, sujetándose los cabellos por detrás, con dos peinetas.

No recuerdo si era de tarde o de mañana pero sí el placer que me producían esas pausadas caminatas por aquella rambla marplatense, de la que conservo grabada en mi retina hasta la textura de las baldosas.

Tampoco tengo presente por qué no se fotografiaron mi papá y mi abuelo, que estaban por allí. Supongo que quizás aprovecharon para una breve incursión al casino que abría sus puertas desde temprano.

Por los datos de la fotografía puedo evocar los años que llevaba a cuestas, apenas dos… y mi capacidad de asombro intacta.

Recuerdo que después de varios días las fotos nos fueron enviadas al hotel donde nos alojábamos. Sorprendió lo rápido que se manejaba aquel hombre que debía revelar y enviar las copias antes que los turistas dieran fin a su descanso y volvieran a su lugar y sus rutinas.

Sin conocerlo, sin tener más datos de él que lo que consta en el marco de la foto, hoy le agradezco infinitamente por la calidad de su trabajo. Gracias a su técnica y habilidades para fotografiar puedo conservar con nitidez la sonrisa de mi mamá, el gesto de mi abuela –que no solía mostrarse tan adusta- y una irreconocible muestra de lo que fui cuando apenas comenzaba a andar por este mundo de complejas contradicciones.


Más relatos y fotografías, en lo de Alfredo

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000