Feliz Navidad Bloguera!

Feliz Navidad Bloguera!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

jueves, 11 de octubre de 2018

JUEVES LITERARIOS: FINAL DE VERANO

Esta semana Molí nos propone escribir sobre el final del verano, mi aporte se extiende un poco más del total de palabras sugeridas, espero sean tolerantes. 
Para leer todas las historias participantes, pasar por su blog.

Resultado de imagen para sierras cordobesas
Imagen https://micordobaargentina.blogspot.com/2013/08/sierras-de-cordoba.html


FIN DE UN VERANO

Sabía, desde el inicio, que aquel último verano compartido con mis tíos y primos en su casa de las sierras, sería muy especial. Ese mismo año había terminado de cursar en el instituto y mi estreno en el mundo laboral sería inminente. El paso de la breve adolescencia de aquellos  tiempos hacia el mundo de la adultez se adelantaría en mi caso, ya que la ajustada economía familiar necesitaba que yo, el mayor de cuatro hermanos, me independizara con cierta premura.

Esa presión intrafamiliar, ese desconocimiento de lo que pronto vendría, si bien no me angustiaba en demasía -ya que la contención y tolerancia de mis padres seguía siendo indestructible- sí comenzaba a ser un picor agridulce que se me iba instalando en la boca del estómago  preanunciando una nueva etapa en mi vida, etapa incierta que lograba alterar mis últimos sueños veraniegos en aquel paisaje serrano archiconocido, atado a mi alma en su fresco verdor desde mi primera infancia. 

Las largas caminatas trepando hacia las cumbres, las arriesgadas cabalgatas entre senderos escurridizos, las zambullidas en los arroyos caudalosos, las largas guitarreadas con amigos alrededor de esas inolvidables fogatas nocheras, estaban prontas a ser guardadas para siempre entre los tules de la nostalgia. Esa noción de la tristeza próxima y definitiva se me instalaba en el corazón por primera vez, sin hallar cómo disimular las lágrimas.

Faltaban aún tres días para nuestro viaje de retorno cuando la conocí. Increíblemente nunca antes la había sentido nombrar entre mi grupo de amigos serranos, si bien ella era tan nativa de aquellos lares como el más atorrante de mis estivales compinches. El motivo por el que jamás antes nos hubiéramos cruzado era el marcado apego al mar por parte de su familia: todos los veranos, con precisada justeza, partían hacia la costa marplatense apenas descorchadas las sidras navideñas y recién retornaban ante el inminente inicio de clases, justo a tiempo para preparar útiles y guardapolvos. Esta vez nuestras fechas habían coincidido y allí estábamos por primera vez, frente a frente, obnubiladas las miradas por el marcado fragor de nuestros corazones juveniles que recién se descubrían. Su rubia cabellera ondulada aún parecía sostener algo de la espuma del mar que hasta ayer cubría sus curvas apenas estrenadas. Aún siento patente la envidia que me dieron esas olas, imaginándolas acariciar su piel bruñida.

Ese encuentro fue un camino de ida que aún, pese al paso de los años, felizmente no ha tenido retorno: junto a su lado me quedé, terminando el que fuera aquel inolvidable verano, para allí luego transcurrir otros diez -maravillosos también- con sus correspondientes primaveras, inviernos y fantásticos otoños.

36 comentarios:

Juan L. Trujillo dijo...

Afortunadamente, el amor no sabe de estaciones.
Besos.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Sabía reflexión, Juan, muchas gracias por pasar y leer. Un fuerte abrazo

Ginebra Blonde dijo...

Bonito recorrido de vivencias latidas en esos veranos inolvidables…
Y el amor… Ese que de pronto aparece y florece, que no entiende de tiempos y estaciones, abrazándose por siempre desde ese lazo imperecedero…

Hermoso relato, Neo.

Un abrazo, y feliz tarde 😘

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchísimas gracias Ginebra, me alegran tus palabras. Un abrazo

Campirela_ dijo...

Que preciosa historia nos has dejado , como a pesar de todo el destino la puso en su camino días antes de volver a su hogar y cómo decidió apostar por un amor de verano , para convertirlo en realidad.
Me encanto .
Gracias Neo .
Un fuerte abrazo y felices sueños.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me alegra mucho que te haya gustado, Campirela, está vez las musas respondieron con una historia light, jeje. Un abrazo y gracias por pasar y leer.

Ester dijo...

El final del verano fue el principio de una relación, si el romanticismo existe es esto. Parece que has disfrutado escribiéndolo, es lo que yo he sentido. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Tal cual, Ester, lo he disfrutado al escribir y me alegra saber que ha gustado. Un abrazo y gracias x tu compañía

Mujer Virtual dijo...

El final como principio de algo mágico y permanente, muy bello, como siempre, Neo
Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchas gracias mujer virtual, me alegra que te haya gustado. Un abrazo y gracias por pasar

Maite Sánchez dijo...

Muy bonito. Me ha encantado el desarrollo tan fluído de la historia, además de final feliz que deja muy buen sabor.

Precious dijo...

Visitó por primera vez tu blog y me quedo quedo encantada,
he leído muchos relatos de la temática del verano .
El tuyo tiene una carga preciosa emocional
y mucho sentimiento

Un abrazo

Albada Dos dijo...

Me encanta ese previo duelo que explica el protagonista. Saber que será el último de una etapa, un verano que marcará un hito por la proximidad de la adultez. Hay una nostalgia que se rompe con la llegada de la mirada de esa chica, que, efecto, sería un hito en la vida, al menos por diez años

Muy bueno. Me ha encantado. Un abrazo

Magade Qamar dijo...

El destino tiene sus cartas marcadas y, en ocasiones, las muestra para dar la oportunidad de tomar alguna. No es fácil pero apostar por lo que se siente siempre tiene recompensa.
Preciosa historia, Neo.

Un beso muy grande.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

De vez en cuando un final feliz entona el alma para comenzar el día!jeje. Muchas gracias Maite. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Bienvenida Precious!Me honran tus palabras. Muchas gracias por pasar y leer. Estas invitada para cuando quieras. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchísimas gracias Albada por tu puntillo análisis, me alegra que te haya gustado. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me interesa esE detalle que notaste, Mag, arriesgarse y optar. De eso se trata la vida. Un abrazo y muchas gracias.

Dafne Sinedie dijo...

Preciosa historia de amor, Neo. Puede que aquel verano terminase, pero sin duda significaba el inicio de una gran aventura ;)
Un besazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

De eso se trata la vida, cuando acaba, es factible que algo mejor comience, Dafne. Muchas gracias por pasar. Un abrazo

San dijo...

Una bonita historia con un feliz final, me gustan los finales felices :)))
Besos Neo.

Fabián Madrid dijo...

No siempre los amores de verano son solo amores de verano.
Beso veraniego.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

De vez en cuando vienen bien!Jeje un abrazo San, y gracias por pasar y leer

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Claro que sí! Más de uno ha perdurado. Gracias Fabián por tu visita. Un abrazo

Tiffany dijo...

Hola!!!! muy hermoso relato, te felicito <3 amo las sierras cordobesas y cuando nombraste Mar del Plata me dio una nostalgia u,u yo soy de allá, pero estoy viviendo en La Rioja ( si cerca de Córdoba ), extraño un montón mi lugar de origen, pero al mismo tiempo amo un montón Córdoba que me gustaría vivir allí.

PD: me encanto tu blog y como escribes, así que aquí tienes una nueva seguidora que te seguirá leyendo, si no es molestia te invito a que me visites por el mio http://plegariasenlanoche.blogspot.com/ nos estamos leyendo :D

Un beso desde Plegarias en la Noche.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Hola Tiffany, bienvenida! Que coincidencia, pero pensándolo bien, muchos argentinos hemos repartido nuestros veranos entre Córdoba y Mar del plata, y entre la Sierra y el mar llevamos repartidos nuestros corazones. Me alegra y enorgullece que te haya gustado mi blogs. Por supuesto pasaré x el tuyo. Un abrazo y gracias por la visita.

Sylvia dijo...

Qué bonito!
Felizmente decidió que su verano no acabaría... no hay mejor decisión.
Bss ;)

Yessy kan dijo...

Ah, las flechas veraniegas de cupido. Que preciosa historia, puede ser el preludio mágico de una primorosa relación. Muy bien planteado.
Abrazo.

rodolfo dijo...

Siempre, siempre, en mi adolescencia, esta canción me ponía el vello de punta
https://youtu.be/zPZer0BVOyM

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Al estar al otro lado del oceano me choca y mucho eso de acabar la Navidad e ir para la playa. Tu relato es pura magia y con final feliz, rompiendo ese topico de que los amores de verano solo duran cuatro dias. Gracias por participar, besos.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchísimas gracias sylvia, me alegra que te haya gustado. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Seguro así fue, yessy, muchas gracias. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Tocaba tu fibra íntima :-) Un abrazo, que tengas una excelente semana, Rodolfo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Jeje, es así como es x acá, Moli, es lógico que te resulte raro. Fue un gusto poder participar. Que tengas una linda semana

el oso dijo...

Bien por el amor que perdura y el paisaje serrano (se me antoja Córdoba).
Besos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Pensé e ilustre Córdoba, es así. Y mar del plata, dos clásicos veraniegos bien nuestros. Gracias por pasar y comentar, Sr Oso. Un abrazo

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000