Feliz Navidad 2016!

Feliz Navidad 2016!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

jueves, 4 de octubre de 2018

ESTE JUEVES UN RELATO: RITOS INICIÁTICOS

Esta semana Juan Carlos nos propone hablar de Ritos iniciáticos. A falta de inspiración fresca, para participar en su convocatoria recurro a la segunda parte de una historia narrada en tres capítulo que alguna vez subí completa a este blog y que de alguna manera responde al tema, ya que habla del inicio de la vocación chamánica de un joven, integrante de una perdida civilización aislada en la selva. Para leer todos los textos jueveros de esta semana, dar clic aquí


Resultado de imagen para el jaguar piel
(imagen tomada de Panorama Cultural)


EL APRENDIZAJE (segunda parte de mi trilogía El mensajero de los Dioses)

Varias lunas han pasado desde aquella, la primera vez en que la piel del jaguar mostraba sus enigmas bajo las estrellas.

En este tiempo el joven ha recorrido uno a uno los caminos ya andados por su abuelo. Se reencuentra con las señales que el viejo chaman dejó, sutilmente disimuladas entre la espesura de la selva. Va descubriendo e interpretando a su tiempo, cada secreto guardado, cada símbolo escondido, cada signo develado.

Recolecta hierbas, cortezas, piedras, plumas de aves de las más variadas especies. Desentraña las simientes de arbustos y enredaderas. Corta hojas y tallos dejando sangrar la savia que brota de ellos. Se sumerge en aguas profundas, se hace uno con la tierra, escudriña ávido las estrellas.

Cae en místicos trances, vaga por soñadas praderas. Se eleva en vuelo sin despegar sus pies del suelo y se inunda del aroma a tierra, a vida, a jugos perpetuos.

En su búsqueda incesante crece por dentro, tanto o más de lo que su cuerpo madura en experiencia, en magia, en conocimiento, en hallazgos de certezas.

Acompañando todo ese proceso de reencuentro con los secretos de sus ancestros, la piel del jaguar lo escolta siempre. A modo de capa cruzada sobre sus hombros desnudos, los enigmas que persisten sobre el mensaje de sus manchas continúan esperando el momento de ser descifrados. Ya llegará la hora. Será cuando deba ser. No antes.

Mientras se intensifica su aprendizaje su presencia y sus actitudes resultan ser más enigmáticas para la gente de la aldea. Si bien su ya clara pertenencia a la estirpe de los chamanes es innegable y como tal, es respetado, su persistente inclinación a la introspección y al casi total alejamiento del resto de la gente hace que muchos de ellos, quizás por celos, quizás por miedo, comienzan a mirarlo con desconfianza.

Recorriendo la espesura de su selva se encienden las voces interiores que van respondiendo a sus interrogantes.

Bajo sus pies descalzos, la tierra, las hojarascas, la hierba, los insectos… la vida. Rozando el resto de su cuerpo, a su paso, ramas, hojas, flores, brisa, sol, polen, aire, aromas… más vida.

Sus ojos escudriñan con sigilo y meticulosidad cada árbol, cada arbusto, cada pájaro, cada fuente, cada piedra, cada escarabajo, cada grano de arena… la diversidad de la existencia.

Su olfato logra percibir cada aroma que el viento transporta. Los identifica, uno a uno, logrando que hasta sus poros presientan la presencia de cada ser vivo de la selva.

Su agilidad aumenta, la delicadeza de sus movimientos se confunde con el aire. Su sigilo logra ser tan agudo, que las hojas que encuentra a su paso casi ni advierten su presencia.

Parecería que hasta la plasticidad del propio jaguar, cuya piel lo cubre por su espalda, ha logrado traspasar su propia piel, logrando que su cuerpo se haya asimilado completamente al del animal.

Llega la noche y la luna realiza otra vez el embrujo que aquella primera vez lo encandilara.

Mientras la magia del plenilunio actúa, sus sentidos se agudizan más aún, su tacto, su vista, su olfato, su instinto primordial penetran la noche con la seguridad de quien recorre sus propios caminos. Nada le es ajeno. Todo pasa a ser parte de su propia identidad.

Logra sentir la unidad que comunica todo lo creado, incluido su propio ser que no es más el de un simple hombre… ha adquirido la conciencia de chamán, sin siquiera buscarla.

Comprende ahora, sin asombro, que su propio abuelo fue quien se fundió con el jaguar. Debía ser necesaria su muerte para que lograra transmitirle todo su conocimiento, y el jaguar fue el instrumento, no ya el mensajero.

Su inquietud y persistencia para lograr descubrir lo que su significado entrañaba, lo impulsaron para ahondar en su propia sensibilidad, su capacidad de observación, su búsqueda interior, logrando hallar el hilo conductor que une a cada ser con todo lo creado.

Como chamán, su propia identidad había ahora transmutado, logrando ser uno con aquel jaguar que fue también su abuelo, que es la luna, que son los dioses, que es la misma creación. Y con en esa transformación… el conocimiento. Allí estaba. En él… y debía transmitirlo.

Comprendió que no sería su propio pueblo el destinatario de su mensaje. La certeza que el mundo es mucho más extenso de lo que su gente ha conocido desde siempre le atravesó su mente y su corazón y trasponer las barreras infranqueables de los acantilados más remotos, esos que han sido por generaciones los límites de su particular universo, pasa a ser ahora su prioridad y compromiso.

38 comentarios:

Juan L. Trujillo dijo...

Descriptiva y brillante entrada, salpicada de poesía y de una sabia y bien documentada observación de la naturaleza, que hacen posible este genial trabajo de amor a la tierra y a lo que siempre nos enseña y no somos capaces de entender, ocupados como estamos en otras más prosaicas ocupaciones.
Besos.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me honran tus palabras, Juan, te las agradezco de corazón. Un abrazo

Ginebra Blonde dijo...

Muy bonito y descriptivo relato… Casi se pueden percibir todos y cada uno de los sentidos que va experimentando el joven aprendiz. Y con un hermoso final que (nos) conecta con la naturaleza y toda su esencia…

Un placer, leerte, Neo.

Un abrazo, y feliz tarde 😘

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muy amable Ginebra, muchísimas gracias. Un abrazo

Albada Dos dijo...

Esos viajes iniciáticos con ayahuasca del amazonas como tema me ha encantado. Ser jaguar, ser águila, ser uno con la creación, concentrándose en una animal, siendo uno con él. Un tema muy interesante, ya que los chamanes manejan con pericia esos viajes. En manos inexpertas son muy peligrosos.

Muy buen texto. Me ah encantado. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchísimas gracias Albada, me alegra que te haya gustado. Muchas gracias por pasar y leer con atención. Un abrazo

Campirela_ dijo...

Que relato más mágico , entre chamanes , jaguar y la luna contemplando esos movimientos de ese bello animal, al leerte es como haber entrado en trance y como si de una poción se tratará nos hemos convertido en seres mágicos en el inicio de ese ritual que nos convertirán en lo que seremos el resto de nuestros días...
Muy bonito tiene algo especial ..
Un abrazo Neo y un besote grande.

Ester dijo...

Nos has ayudado a visualizar el relato nos hemos sentido observadores y hemos disfrutado de la naturaleza y las costumbres que narras. Abrazos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me alegra mucho que te gustara, Campi, te agradezco mucho por pasar y leer con atención. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me alegra haber podido conseguir transmitir esa magia, Ester, te agradezco mucho tus palabras. Un abrazo

javier miro dijo...

Su abuelo le dejo la sabiduria , el debera cultivarla y transmitirla a otros seres vivientes

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Has captado el mensaje, Javier. Me alegra. Muchísimas gracias por pasar y leer. Un abrazo

Magade Qamar dijo...

Solo unos pocos pueden ser parte de esa Naturaleza, que igual que nos acoge, nos expulsa si no somos aptos. Tiene su ley y hay que aprenderla y respetarla. Está todo a nuestro alcance pero hemos de ser capaces de asumir tanto saber, el de los ancestros y el de la vida... y a partir de ahí ser se ser especial que se brinda hacia los demás y hacia uno mismo en pos del bien.

Un beso enorme y me ha gustado este relato, Neo. Lo he disfrutado.

Ginebra Blonde dijo...

Hola, Neo. He visto tu comentario en el blog de Juan Carlos donde decías que no encontrabas el blog, es porque el enlace que ha puesto no corresponde con el que yo le dejé, por ello te lo dejo aquí, aunque también lo he hecho allí. Gracias y Bsoss, querida amiga.

https://misfrases-ginebra.blogspot.com/2018/10/plenilunio.html

Fabián Madrid dijo...

No he leido las otras dos partes, pero este es un baño de inmersion en la naturaleza.
Beso natural.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me alegra mucho, Mag, muchas gracias por pasar y leer. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Te agradezco mucho Ginebra, apenas pueda pasó a leerte. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Jeje, muchas gracias Fabián, espero hayas disfrutado de ese baño! Un abrazo

Mujer Virtual dijo...

Precisamente ahora estaba viendo "El Mensajero" y recuerdo haberte comentado en alguna de las partes que me lo recordabas mucho, cosas extrañas que pasan y me encantan.

Estar compenetrados con nosotros mismos logra abrirnos a todo lo que nos rodea y nuestros ancestros, la naturaleza y estar abiertos siempre a ir más allá.

Tu relato es emocionante, Neo, un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchísimas gracias por tu elogioso comentario, Mujer Virtual. Un abrazo

Juan Carlos Celorio dijo...

Me gustó mucho, Mónica. Esa transformación, esa progresiva integración con el medio están muy bien contadas, se trasmite de modo muy vivo al lector.
Muchas gracias por participar, un fuerte abrazo.

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Crecer en autentica comunion con la naturaleza. Naturaleza de hombre y jaguar que dan lugar al chaman. Tus descripciones te hacen sentir el momento y hasta olerlo, es buenisimo, besos.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Interesante historias, de ritos iniciativos, de viajes, de una transformación. Y la comprensión de que la misión es más abarcadora, tiene más destinatarios, que lo previsto.
Un abrazo

Charo dijo...

Me ha parecido un viaje maravilloso y lo ha descrito tan bien que me he sentido transportada a esa selva y ese mundo donde se puede apreciar el verdadero poder y la inmensa belleza de la naturaleza lejos de nuestra moderna civilización donde no le damos ningún valor.
Me ha encantado volver a leerte Mónica.
Un beso

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Al contrario Juan Carlos, fue un gusto poder participar. Me alegra que te haya gustado. Un fuerte abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchísimas gracias Moli, me alegra que te gustara. Un fuerte abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Gracias demiurgo por tu criterios comentario. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Cuánto te agradezco tus palabras, Charo! Me alegra muchísimo tenerte de vuelta! Beso grande

sakkarah dijo...

Me ha parecido precioso el tema y la forma de escribirlo.

Qué hermoso sentirse unido a la naturaleza hasta ese punto.

Muchos besos.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me alegra que te haya gustado, muchas gracias sakkarah, un abrazo

Max Estrella dijo...

¿Te puedes creer que me ha recordado a Cortázar de algún modo? Una preciosidad de texto, lleno de textura...
Besos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchísimas gracias Máx, valoro mucho tu comentario. Un abrazo y gracias por pasar y leer.

María Dorada dijo...

Qué manera más bella de describir este viaje, parece que estoy viendo el embrujo de la luna y su transformación, me ha encantado cómo has ido narrándolo, Neo.

Un besazo.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchísimas gracias María, me alegra que te haya gustado. Un fuerte abrazo y muchas gracias por pasar.

rodolfo dijo...

En casi todas las culturas primitivas la transmutación es una constante Sentir la necesidad de transportarse a otro ente y adquirir sus cualidades era la razón de ser, para ello las drogas, la sugestión y el miedo a lo desconocido hacían que los espectadores a tal
actuación sintieran que el chaman adquiriera el espíritu de otro ser

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Es algo intrínseco a la cultura humana, según parece. Gracias por tu visita, Rodolfo. Un abrazo

Jorge Donato dijo...

Haces una narración extraordinaria de la unificación a través de lo inmaterial del ser humano con la madre Tierra...posiblemente se asemeja mucho a los ritos arcaicos y ancestrales que unieron a humanos con su entorno encarnados en personajes que hablaban bajo el influjo que suministraba ése cordón umbilical que unía la Tierra con el ser humano y que hoy ya no existe por desgracia.
Un gran relato amiga...me encantó poder visualizar este rito chamánico a través de tus letras.
Un abrazo.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchísimas gracias Jorge por tus amables palabras, me halaga. Te agradezco por pasar y leer con atención. Un abrazo

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000