Feliz Navidad 2016!

Feliz Navidad 2016!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

miércoles, 2 de marzo de 2016

CONTANDO LAS SEMANAS La Grieta

Inspirada en la propuesta de Sindel surgió esta historia, que, aunque algo extensa, no quise dejar de publicar. Para más relatos agrietados, pasar por su blog.




LA GRIETA

Cuando se mudó al último piso de aquella pensión de mala muerte después de varios fracasos sentimentales y laborales, la grieta lucía apenas como la sombra de un cabello sobre la pared recién pintada. Se adivinaba que había habido un vano intento para reducirla bajo una capa de enduido. Pero ella siempre pensó que quien había hecho las veces de pintor no tuvo ni la prolijidad ni la capacidad como para remozar del todo aquel revoque gastado y desparejo.

Ella la advirtió apenas traspasar el dintel del que sería su dormitorio. Aunque en ese momento se mostraba bastante tenue, ya logró adivinar su insidiosa naturaleza. Para colmo quedaba fuera del alcance de cobertura de los pocos muebles que había en la habitación: se ubicaba junto a la puerta a una altura superior del respaldo de la única silla de la que disponía y por debajo de la altura lógica en el que podría colgar un cuadro o algún espejo sin que resultara algo inusual o sospechoso. Así que no le quedó más remedio que dejarla al descubierto. Impúdicamente desnuda, aunque algo disimulada por la luz amarillenta de la lámpara que pendía del techo entre aquellas cuatro paredes desgastadas y ajenas que -por cuestiones de la vida- debió adoptar como su cobijo.

Ubicada justo en frente de su cama, se encontraba directamente a la altura de su mirada cuando se incorporaba para leer o mirar televisión, por lo que no había una postura cómoda en la que no tuviera forzosamente que observarla.
Al principio, dada su relativa sutileza, logró engañar por momentos su mente como para distraerse con otros pensamientos, pero con el paso de las semanas, la tierra acumulada sobre la fractura y los movimientos propios de los viejos muros, fueron haciendo que lo que antes fuera una débil fisura se transformara al fin en grieta manifiesta.

Dentada, caprichosa, asimétrica y resquebrajada hendidura desmembrada que poco a poco se convirtió en el cruel objeto de su tortura. Por supuesto que intentó una y otra vez emparcharla. Probó distintas técnicas y productos específicos. Gastó un dineral, pero de ninguna manera logró que la diabólica grieta desapareciera de aquel muro granuloso que tenía frente a sí cada vez que se acostaba o amanecía. Todo lo contrario, día a día, el desgraciado quiebre se las ingeniaba para crecer.

Alguna razón profunda que no lograba entender le hacía insoportable tener que convivir con aquella grieta nefasta cuya forma se asimilaba más y más a una sonrisa burlona y soez con la que la pared buscaba -al igual que la vida- despreciarla y atormentarla en un duelo desigual. Después de las primeras tentativas ortodoxas para componerla -todas fallidas- dejando de lado cualquier pretensión estética que en un principio pudo haber tenido, buscó incluso cubrirla torpemente con papeles pegoteados, pero –inexplicablemente- una y otra vez el pegamento terminaba por ceder y los papeles, desparramados por el suelo.

En aquella batalla desbocada en la que se embarcó contra la funesta grieta, siempre se sintió en desventaja. Sin que hubiese a la vista un motivo estructural que lo provocara, la fatídica cicatriz del muro se extendía cada día más, pese a sus infructuosos intentos por frenarla. El revoque se desprendía en gránulos inconsistentes, la pintura se resquebrajaba en consecuencia y su angustia por intentar contenerla se desbordaba cada día más.

La grieta se convirtió al fin en su única obsesión. Sentía que efectivamente se trataba de una señal malévola que la asediaba, que se burlaba despiadadamente de su impotencia e ineptitud. El llanto insano no tardó en aparecer marcando el límite de su raciocinio. Sentía que su cordura caducaba y que tanto la persistencia de la grieta como la insolvencia de su vida terminaban por vencerla. Al fin, una mañana fría de lluvia, abrumada por sus conflictos y obsesiones, la pobre se arrojó al vacío desde la ventana de su triste cuarto de pensión.

Al tiempo, cuando fueron a desalojar sus cosas, fue comentario de los vecinos lo bien conservado que se había mantenido aquel cuarto, lo prolijo que se encontraban los revoques, sin ninguna grieta ni fisura a la vista, contrariamente a lo que se pudiera suponer dado los años que permaneciera ocupado y la antigüedad de su construcción.

13 comentarios:

Ester dijo...

Mientras avanzaba por el relato pensaba mi comentario, en dejar mi opinión pero en tu ultimo parrafo se me han secado las ideas, me he quedado sin palabras y solo acierto a felicitarte y dejar un abrazo

Tracy dijo...

La cosa era peor de lo que parecía.

Ilesin dijo...

Al final su obsesión fue tan grande que solo estaba viva en su mente enfermiza.
Menudo relato!! realmente te deja sin palabras.
Besos

Rosana Marti dijo...

Estupendo relato, el final no me lo esperaba así.

Besos.

Luis de Burg dijo...

un final perfecto, para tan exquisito relato... impecable, de principio a fin... directo, sin medias lenguas, exacto, preciso, breve... con la intensidad adecuada para atrapar al lector, me ha encantado... me hizo recordar mis años de tratamiento psiquiatrico, en donde la bella psiquiatra siempre te metía la duda del acontecer de tu vida "en verdad fue real lo que te sucedio? no será que te lo has imaginado?" la depresión y la esquizofrenia son uno de esos problemas psicologicos que logran no sólo distorsionar tu realidad, también logra matarte... besos

Sindel Avefénix dijo...

Impecable relato, tiene un suspenso increíble a medida que avanza y hasta pude sentir extrañeza por esa grieta que avanzaba sin cesar. El final es maravilloso, el giro que pega la historia que pasa de la realidad a la imaginación de esa pobre chica, que veía cosas que tal vez estaban dentro suyo, en lugar de afuera.
Un abrazo enorme.

Omar enletrasarte dijo...

ha sido un placer leerte
saludos

Musa dijo...

Había mucho más que tristeza y desazón en ella.
Te felicito una vez más.
Un abrazo

Montserrat Sala dijo...

Las obsesiones pueden hacer, en las mentes débiles, verdaderos estragos. No pensaba que fuera el caso de tu protagonista y por eso me ha sorprendido el triste final de la muchacha. Un placer haber pasado por tu casa virtual y leerte.
Abrazos y besos muy abundantes, para tí, Neo.

Alma Baires dijo...

Si hay algo sumamente peligroso, es la obsesión. Excelente Mónica.

Un beso.

* dijo...

Las obsesiones son peligrosas. No dejan vivir ni al de dentro ni al de fuera en muchas ocasiones, un vacío pleno aunque suene contradictorio.

Un beso enorme y me encanta perderme en tus letras.

balamgo dijo...

"La originalidad es la vuelta a los orígenes."
Un placer el reencuentro.
Un abrazo.

Pepe dijo...

Sin duda alguna una fijación enfermiza que acabó de forma trágica.
Muy bien hilvanado tu relato para ir creciendo en ese proceso de autodestrucción.
Un abrazo.

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000