Feliz Navidad 2016!

Feliz Navidad 2016!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

martes, 26 de mayo de 2015

CONTANDO LAS SEMANAS - Palabra 22 de 53: Caricia

Esta semana, la querida Sindel nos propone inspirarnos en la palabra CARICIA para ambientar nuestros textos. Con algo de demora, dejo el mío.





Una caricia del pasado le llegó al verle. No fue un cimbronazo, ni un impacto con estrépito… tampoco fue un fuego o el ardor de un beso apasionado, no. Fue una caricia. Leve, antigua, pura, sutil murmullo alado de otro tiempo. Una caricia que llega sin ser buscada, sin aviso y de repente, cuando menos uno lo espera. Llega y hace su trabajo: emociona, conmueve, trastoca el presente haciéndolo fugar, por unos instantes, hacia otros tardes, tan cotidianas y frágiles como las de ese hoy que su madurez transita sin altibajos, sin angustias gruesas ni errores acumulados llevados a cuestas. Sin demasiadas quejas ni muchas ansiedades, con bastantes sueños cumplidos y otros tantos con la esperanza de poder ser alcanzados en un mañana probable.

Una caricia… ligero roce impensado, rastro inevitable de aquella juventud ida que alguna vez construyeron de a dos con mucha enjundia, con ansiosas chispas surgiendo entre sus miradas y aquella novel atracción estremeciendo sus cuerpos recién descubiertos.

Luego de esa imperceptible incomodidad que cada cual buscó que el otro no notara, vinieron las palabras de rigor… que ¿Cómo estás? ¡Tanto tiempo! ¿Qué fue de tu vida? ¿Te casaste? Tengo dos chicas. Yo una sola. ¿Vivís por acá? ¡Ahora somos del mismo barrio!... y así, hasta completar el sugestivo interrogatorio que sirvió para acortar las distancias que remarca el calendario y las canas no asumidas. La llegada del colectivo ofreció la excusa que ya buscaban, por las dudas otras opciones más comprometidas se les pasaran por la mente.

Al fin el mundo siguió andando y cada cual volvió a su habitual rincón, sin más pena ni gloria de las que ya tenían. Encuentro fugaz que no tuvo mayores consecuencias. Sólo la dulce levedad de esa caricia reencontrada que con tanto poder llegó para instalárseles otra vez en el corazón. Caricia que –muy de vez en vez- cuando el silencio los cobija como cómplice, con inocente picardía los invita a recordar. 


Más caricias, en lo de Sindel

11 comentarios:

Sindel dijo...

Hermoso y entrañable relato! Una caricia fugaz en el acto, pero eterna en el corazón de quienes la viven, un encuentro que remueve el pasado, pero no compromete el futuro, porque a veces es mejor dejar las cosas como están.
Un abrazo enorme.

Ester dijo...

Lo que pudo ser y no fue, pero que un encuentro casual los ha rejuvenecido. Un bonito relato.
Dos abrazos

Montserrat Sala dijo...

Una sola caricia en un momento preciso puede,cambiar muchas cosas; puede evitar una, depresión. Estamos cmpletamente de acuerdo, y lo celebro Mucho.Un abrazo
.

Mª Jesús Muñoz dijo...

Esa caricia del recuerdo, que será siempre la esperanza y el presagio de una cita en el tiempo...
Muy profundo y emotivo, Mónica. Mi felicitación y mi abrazo madrileño.
M.Jesús

Marta Nidia Ioele dijo...

Me encanto leerte, por la unión del pasado con el presente y en el medio del mismo esas caricias que no se olvidan, excelente.
Un beso Marta

Tracy dijo...

El último párrafo describe a la perfección l inconmensurable valor de una caricia.

Yessy kan dijo...

Caricias tan indispensables, caricias que no quedan inadvertidas en el tiempo y que retornan para encandilar fugazmente el alma.
Besos

rodolfo dijo...

vecina de blog: venía a pedirte un poco de azúcar, pero no me vendrían mal unas caricias amistosas

Ilesin dijo...

Hay caricias que permanecen por siempre en el recuerdo .
Besos

Fanny Sinrima dijo...

Hola, Mónica. Yo le doy a la caricia ese valor del recuerdo. Una caricia no se borra; es tanta la fuerza que tiene que la huella que deja en nosotros que se vuelve a reproducir en el pensamiento.

Me ha encantado este relato.
Un abrazo.

Carmen Magia dijo...

Me dejas sin palabras...

Divina caricia la que has descrito.

Un beso grande.

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000