Feliz Navidad 2016!

Feliz Navidad 2016!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

jueves, 20 de septiembre de 2012

MIS APORTES PARA ESTE JUEVES

Dejo ahora mis dos textos con los que he querido aportar al tema de nuestro jueves. En los dos me paso un poco de las 300 palabras, por lo que les pido sepan excusarme! jejjee
Aprovecho para agradecerles el gran entusiasmo con el que vienen participando y felicitarlos por las variadas perspectivas que han encontrado para desarrollar sus textos. Y les reitero que me alegra que les hayan gustado las máscaras!...cada cual puede tomar la suya sin compromiso.

Un abrazo...y seguimos "jueveando" desde aquí.


PRIMER TÍTULO: En el escenario de las apariencias



Apenas salido de su más tierna infancia comprendió que el mundo era mucho más complicado de lo que había imaginado. Andar entre la gente requería tomar ciertos recaudos para ser aceptado, para mimetizarse, para disminuir las heridas que implica estar en contacto permanente con propios y extraños. Asumir ciertos roles de relación y comportamiento según fueran las circunstancias. Intentar mantener bajo control reacciones y sentimientos según lo establecen las reglas de la convivencia.
Supo que la mentira es mucho más habitual de lo que se cree y que su existencia no sólo no es rechazada de plano sino que, por el contrario, resulta promovida en muchos de sus aspectos. Lo que llamamos sinceridad en realidad no lo es en su estado más puro, sino que se reviste de distintos filtros de formalidades buscando no dañar en exceso. Comprendió que las reglas para vivir en sociedad sin ser rechazado muchas veces dependían del rol en el que uno optaba por colocarse, de las apariencias que hacia afuera cada quien  iba proyectando… y a partir de ese momento se esmeró en fabricarse las mejores máscaras para abrirse paso dentro de ese mar de máscaras ajenas.
Fue callado cuando hablar era jugarse el pellejo, fue delator cuando señalar resultó ser recompensado. Fue el más sumiso cuando la sumisión fue impuesta, fue rebelde cuando la rebeldía comenzó a hacerse respetar. Fue cómplice en épocas de dictadura, fue demócrata en tiempos de democracia.
Nunca se mostró lo suficientemente distinto como para destacarse ni lo suficientemente espontáneo como para dejar fluir sus impulsos. En el teatro de la vida estuvo sobre el escenario, pero dentro del coro de los que andan al unísono haciendo marco desde atrás.
Han sido tantas y tan disimuladas las máscaras que ha utilizado que si un día se animara a mirarse frente a un espejo a cara descubierta, sin dudas no se reconocería como ese rostro del reflejo…


SEGUNDO TÍTULO: En el escenario de las trascendencias

Desde el punto de vista de la verdadera  trascendencia, lo que llamamos realidad resultaría ser tan sólo una ilusión. Un breve paréntesis de apariencia transitoria en el que nuestras conciencias pierden la noción fundamental de la naturaleza real de su propia existencia, dejándose llevar por las contraposiciones constantes que nuestra mente interpreta dentro de este mundo material en el que aprendemos a movernos.
La vida, en definitiva, sería ese constante transitar hacia nuestro punto inicial de conciencia que dejamos de reconocer, y en ese mismo proceso de valoración interior vamos encarando –a lo largo de los años- lo que sería el camino hacia el profundo conocimiento de nuestro yo y sus enlaces sustanciales, en relación a nosotros mismos, nuestro pasado, nuestro futuro, nuestros congéneres, nuestro entorno, la naturaleza, el mundo que vamos modificando, el sentido de las cosas…
En ese contexto de descubrimiento nos sentimos vulnerables. Nuestras identidades se despiertan frente a los demás y nuestro ego cae en la tentación de asumirse en forma desproporcionada. Por miedo o por obligación, por sobrevaloración o indefinición, vamos construyéndonos máscaras. Insustanciales roles que interpretamos como definitorios, inconsistentes apariencias que ejercitamos según las pautas aprendidas como instrumento de integración dentro de una sociedad que tantas veces contribuye a aumentar nuestro desconcierto natural ante la incertidumbre que dibujan nuestros miedos.
La noción de nuestra propia caducidad va resaltando entre la telaraña de construcciones intelectuales que vamos tendiendo como red de salvación a medida que maduramos nuestra experiencia y lejos de dar por cierta una pretendida respuesta, presentimos que la búsqueda constante hacia algo más certero, trascendente  e incontrastable se halla allí, en nuestro interior, esperando que nos hagamos tiempo para salir a buscarlo fuera del teatro de representaciones que nos contiene.
No resulta entonces ser la muerte la escena final de nuestra existencia. Resultaría ser tan solo la caída de nuestras máscaras aparentes –ya desgastadas e inútiles- permitiendo resurgir al fin nuestro verdadero ser renacido. No llega el final tras la bajada irreversible del telón de nuestros días. Sería más bien el retorno hacia ese otro estadio más sutil de nuestra conciencia, donde el tiempo y el espacio no hacen valer su lógica ni sus reglas y donde el sentido primordial de lo que aún no comprendemos se abre allí, absoluto y permanente, para cobijarnos otra vez dentro de su trascendencia.


31 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Me gusta el segunda texto, está bien escrito y es tan cierto, por lo menos me sentí identificado.
Es mejor que lo que escribí.

http://eldemiurgodehurlingham.blogspot.com.ar/2012/09/este-jueves-un-relato-teatro-mascaras-y.html

Neogéminis dijo...

Se agradece tu comentario. El primer texto nació con cierta obligatoriedad, el segundo me fue inspirado por algo que no sé -ni importa- describir.
=)

ana dijo...

Me quedo con el primero, es la adaptación a la vida en cada situación, pura lucha por la supervivencia ajustando su forma de ser o de pensar segun requiera el guión.

UN BESITO.

Montserrat Sala dijo...

Estupendo post. El primero muy practico. Saber ajustarse a las circunstancias y saber sortear los tropiezos que se van presentando, es una habilidad que no todos dominan.

Apesar de todo prefiero el mensaje del segundo. quizas por verlo mas humano y sujeto a todas las tentaciones, más profundo, mejor.
Saludos cordiales.

El Gaucho Santillán dijo...

Los dos son buenos.

Pero el segundo me toca.

Donde ? quien sabe.

Un abrazo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Todo viene a ser un juego de espejos y máscaras. Al final, nada se entiende porque todo se oculta. Y cuando no se oculta tenemos la mirada tan viciada que no podemos comprenderlo.
Me ha gustado mucho el segundo.
Besos.

Natàlia Tàrraco dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Natàlia Tàrraco dijo...

El primero camaleónico hasta no saber de verdad quién es, una lástima que sucede.

El segundo me recuerda aquello de conócete a tí misma, en ello podemos gastar la vida.

Dos reflexiones muy profundas, geniales dentro de tu estilo ansioso por bucear en la condición humana.
Aplauso y besito, convocante exquisita.

miralunas dijo...

excelentes textos, Neo. Así es como es, en la vida y en los escenarios, por así decirlo.

te intuyo una cultora de la conversación y eso dan ganas de tomarse un largo café con vos.

abrazo!

RGAlmazán dijo...

Dos buenos textos. Dos ángulos de la impostura. Como siempre escritos con cuidado y correción.
Un beso

Carmen Andújar dijo...

Muy buenos relatos, dos buenas reflexiones. Al final la muerte nos pone a todos en nuestro verdadero sitio. Máscara tras máscara al final olvidamos nuestro verdadero yo, fragil y sin protección; pero el de verdad.
Un abrazo

Fabián Madrid dijo...

Excelentes textos, como la vida misma. Son diferentes y me gustan los dos. Un beso

Juan Carlos dijo...

Los dos escenarios tienen un mismo fondo, además una idea que me interesa mucho, esa pérdida de autenticidad que sufren tantas personas, que esconden su yo para ser intérpretes de un papel impersonal que les encomienda un mundo loco.
Sobre la primera, creo que vosotros, como nosotros, hemos vivido diferentes regímenes políticos: dictadura, gobiernos de diferentes partidos políticos y vemos con asombro como SIEMPRE hay determinadas personas en torno al poder y SIEMPRE hay otras sufriendo sus consecuencias.
No me extiendo, un abrazo.

Luis de Burg dijo...

yo me quedo con el primero, me pareció más sincero y comprimido, palabras simples que lo hacen hasta más digerible, y nos identificamos de la manera más sencilla, pero el segundo parecía alguna conferencia de alguna empresa que no expresa su verdadero propósito, muchas palabras de cosas que al final no entendemos, como un abogado tratando de explicar que su defendido mató a su madre porque la quería mucho y no deseaba que siga sufriendo en este miserable mundo, pero que lo complica tanto para que nadie se entere que la mató para quedarse con su fortuna, jejejeje sorry.... pero tu segundo texto me hizo recordar a mi hermano el abogado que cuando habla nadie quiere escucharlo :)

Pepi dijo...

Me gustan los dos, pero me quedo con el primero, te explico, por algo que me ocurrió hace poco, el tema de la semana me ha hecho meditar largo y tendido sobre el mismo. Por diferentes circunstancias no pude participar, pero como he conocido a varias personas muy aficionadas a las máscaras, actualizaré sobre eso.
Como siempre, un placer leerte.
Buena primavera. Besitos.

Any dijo...

Bueno vea, ud me lo hace a propósito! a mi no se me cae una idea y ud sube dos-jueves-dos, no hay derecho!

=D

El primer tipo, una persona gris y nefasta, de esos que se acomodan según sople el viento y les da lo mismo ser traicionar, lastimar o matar si es necesario. Finalmente ni el mismo se reconoce.
Será que la muerte nos iguala y nos vuelve a nuestra esencia? Buena reflexión che.
Ud conduce, dirige, escribe y encima es creativa; todo junto y bien ... asi no valeeee! jajjaja
Besos primaverales ya

M. dijo...

Neogéminis, me gustan los dos textos, pero en particular el segundo. Son para leer con mucha atención, porque son densos, pero me gustan así.

Un abrazo amiga.

Pepi dijo...

Hola Mónica, hice un descansito, me conecté, y menuda sorpresa me acabo de llevar. O_O
Muchas gracias por unir mi humilde reflexión a este fabuloso grupo que has conducido a la perfección, colección maravillosa de máscaras incluidas. Besitos.

casss dijo...

Si uno no se pone en todos los angulos..no puede avistar la verdad.

A una perfecta presentación sumas dos textos que dan para reflexionar y mucho.

Te felicito por todo y te agradezco por mucho.

Besos, dobles.

José Vte. dijo...

Dos textos diferentes que hacen reflexionar. Quizás es más humano el segundo pero el primero me parece un síntoma claro de los tiempos que corren. La conveniencia de ajustar la propia máscara al momento y al entorno preciso, aunque eso signifique renunciar a los propios principios.

Un abrazo

Lupe dijo...

Hola, Neo.

Tu primer relato me ha confirmado sentimientos que tengo cada vez con más frecuencia. Es como si el mundo a nuestro alrededor sufriera un cambio difícil de asumir. Recuerdo que una de las cosas que más me impresionaron al pasar de niña a adolescente fue descubrir la mentira. ¡Que mal llevaba los engaños de los que los niños éramos tantas veces destinatarios!

En cuanto a tu segundo relato te diré que me ha parecido intenso, muy intenso. He necesitado leerlo varias veces, rumiarlo, absorverlo...

Un fuerte abrazo, Neo. Y gracias de nuevo por tu tiempo y tu trabajo.

Lupe

Luis Rodriguez dijo...

Cuanto contenido en ambos títulos. Dejaste abierto un debate interminable. Excelente y solo espero que en la intimidad sepamos distinguirnos entre todos lo que somos. Hay una legión de máscaras...
Saludos Mónica y gran afitriona has sido este jueves gracias por la propuesta y la conducción

RöB Dangal® dijo...

Hola Mónica!
Excelentes relatos, ambos...
El tema de las máscaras sociales es complejo e intrincado... Habrá quien las justifique, y otros que apostemos a ser transparentes, aunque eso nos depare conflictos e incomprensión...
Un beso grande!!


RoB


Sindel dijo...

Los dos textos me gustaron, el primero identifica a muchas personas que viven una vida sobre el escenario usando máscaras según les cae la escena. Una hipocresía.
El segundo es una reflexión profunda, la invitación a encontrarnos a nosotros mismos y mostrarnos así, sin máscaras ni libretos. Esto lo veo más difícil porque lleva tiempo saber quienes somos. Pero no utópico.
Un beso Moni.

Maria Liberona dijo...

En los dos relatos se ve como componente básico la vida y el como la suponemos vivir... me han gustado los dos textos muy buenos

ibso dijo...

De la necesidad a la vulnerabilidad... y de ambas al espejismo.
Todas y cada una construidas para "vagar" por un universo que no nos reconoce y, aunque jamás dejamos de forma parte de él, nuestra percepción nos engaña y nos dice:
caminas solo.
Un abrazo
ibso

Teresa Oteo dijo...

Los dos buenísimos, Neo, reflexiones sabias y profundas.
Un beso y gracias por tu convocatoria.

Matices dijo...

Las dos reflexiones me han parecido acertadas... es la realidad de navegar en este mundo que nos toca, unos se enmascaran más y otro se dan una oportunidad.

Besos!!!

San dijo...

Con la corección y la sensatez que te caracterizan Neo, no presentas dos texto, los dos me parecen muy buenos, pero de elegir tal vez el segundo, me coger como más cercano n el tiempo y en el espacio.
Un abrazo.

*L* dijo...

Los dos textos me han hecho reflexionar y no me han parecido para nada largos. El primero me ha inspirado cierta lástima por el protagonista. :/

Gracias por ser tan buena anfitriona, Neo, y por esa paciencia que has tenido conmigo y mis torpezas.

Besitosssssssss.

Toni dijo...

Cambiar de forma de ser o de máscara segun sople la conveniencia. Para algunos es asi de facil.
Buenos textos.
Un abrazo y gracias por tu estupenda acogida a los relatos del jueves.

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000