Feliz Navidad 2016!

Feliz Navidad 2016!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

miércoles, 27 de enero de 2016

ESTE JUEVES UN RELATO... Entrevista con Adán y Eva

A propuesta de la amiga Mirella, traigo este jueves parte de una entrevista que oportunamente 'realicé" a los míticos Adán y Eva, primeros habitantes de aquel Paraíso que nos fue vedado -precisamente- por sus reprochables conductas. Cada quien nos cuenta su propia versión de los hechos 





(...) ¿Qué sintió cuando se topó con su pareja por primera vez?

ADÁN -Cuando menos lo esperaba, la vi. Era bella, inquieta, esquiva. Ella me miraba de lejos, tratando de esconderse detrás de unas hojas. Algo me resultaba muy tentador y me incitaba a querer tocarla. Muy torpemente y con gran curiosidad me decidí a enfrentarla. Cuando me acerqué, vi que ella dejaba de mirarme. Se distrajo con una hermosa Flor que crecía junto al lago, ella la cortó y se la colocó entre sus cabellos, mientras la brisa los hacía mecer suavemente y el Sol parecía quedarse en ellos. Inesperadamente ella comenzó a correr, desapareciendo entre la espesura. Nunca antes había visto algo que se pareciera a mí y esa criatura, a pesar de ser muy distinta tenía algo que me impulsaba a querer estar junto a Ella. En el rincón de los latidos de mi pecho, el ritmo se aceleraba. No entendía qué era eso que sentía, pero supe que era bueno y que me hizo olvidar la Soledad que experimentaba desde que abrí mis ojos por primera vez.

EVA -Una mañana bajé corriendo una colina, simplemente me dejé llevar por mis impulsos y de repente descubrí muy cerca de mí a Uno que se me parecía, pero que a la vez era muy diferente. Me intrigó desde que lo vi. No quise acercármele enseguida, decidí mirarlo de lejos, tratando de esconderme detrás de unas hojas. Algo de esa criatura me emocionaba en forma especial y si bien me sentía  atraída, a la vez me complacía la idea de mostrarme algo esquiva. Lo noté torpe e inseguro y eso me hizo sonreír. Me di cuenta que Él me había descubierto y que no podía dejar de mirarme. La idea de desorientarlo me producía un sutil placer que nunca antes, en mi corta vida, había experimentado. Decidí que sería divertido hacerle creer que lo ignoraba. Aparenté distraerme con una Flor que crecía junto al lago, la coloqué entre mis cabellos para llamar su atención. Me sentí seductora, bella, deseada y eso me complació. Comencé a correr de improviso, alejándome de Él pero cuidando que no me perdiera de vista para que así se animara a seguirme. En el rincón de los latidos de mi pecho, sentí que el ritmo se aceleraba, tuve la seguridad que no era sólo por el hecho de correr, y eso me excitaba más. No entendía qué era aquello que sentía, pero supe que era bueno y que me hacía olvidar mi Soledad.

¿Cómo fue el encuentro con la Serpiente?

ADÁN - La Serpiente se deslizó sigilosa trepando por el tronco hacia las ramas más gruesas de aquél árbol desconocido y rozando  con su cuerpo el más maduro de los frutos, hizo que éste se desprendiera de la rama y cayera al Suelo. Fue Eva quien lo alzó y como era su costumbre, quiso compartir conmigo aquel nuevo descubrimiento. Tomándolo de un extremo lo sostuvo frente a nuestras bocas y los dos lo mordimos al mismo tiempo. El jugo de aquel fruto resultó ser dulce y gustosa su pulpa. Con sorpresa, nos sentimos muy complacidos y satisfechos, y mientras permanecíamos frente a frente, nos miramos uno en los ojos del otro y aún con el sabor delicioso de aquél fruto entre los labios, nos fundimos en lo que juntos luego, nombraron como Beso. A partir de ese momento entendí mi realidad de modo diferente: tuve conciencia de que estábamos en ese lugar por alguna determinada razón, aunque nunca logré entender bien cuál era, desde ese momento me sentí en falta… como si hubiera hecho algo que no debía hacer, y fue así que por primera vez experimenté la Culpa, ese intangible límite que más de una vez hizo que llorara en secreto.

EVA - Estaba yo tratando de encontrar el nombre más adecuado para un pájaro cuando sentí que algo frío se deslizaba entre mis pies. Era la Serpiente. Aquel contacto me hizo estremecer de pies a cabeza y a pesar que tuve un extraño presentimiento mi curiosidad pudo más y comencé a seguirla. Adán caminaba junto a mí. Vimos un árbol de una extraña belleza que se encontraba en el medio de un claro. La Luz se filtraba entre sus hojas haciendo que sus frutos brillaran tentadores. Eran grandes y rojos y por algún motivo que no comprendía parecían ser más apetecibles que los de las otras plantas. A pesar de ello, no nos decidíamos a probarlo. Algo nos decía que era riesgoso, que no eran como los demás frutos de los que disponíamos libremente. La Serpiente, se deslizó sigilosa trepando por el tronco hacia las ramas más gruesas de aquél árbol y empujando con su cuerpo el más maduro de los frutos; hizo que éste se desprendiera de la rama y cayera al Suelo. Tuve la impresión que se trataba de una invitación que nos hacía y guiada por una fuerte tentación lo tomé y como siempre, quise compartir con Adán aquella experiencia. Lo sostuve frente a mi boca y los dos lo mordimos al mismo tiempo. El jugo era dulce y gustosa su pulpa. Nos sentimos muy complacidos y satisfechos, y mientras permanecíamos frente  a frente, con el sabor delicioso de aquél fruto entre los labios, nos fundieron en lo que juntos luego, nombramos como Beso. Luego sentí que todo era diferente. Tuve la certeza que estábamos en ese lugar por alguna determinada razón aunque aún no la descubriera. Después de ese encuentro Adán comenzó a experimentar una extraña mezcla de Deseo y Culpa que lo trastornaba hasta llevarlo a pensar que eso que antes había sido tan natural, era en realidad una debilidad despertada por aquel fruto al que comenzamos a llamar Prohibido. Desde ese momento, cuando la Razón pasó a dominar nuestra Emoción, el sentido de las cosas dejó de ser tan claro y sencillo como en un principio.
(...)

(Para leer otras aportaciones jueveras, dar clic aquí)

18 comentarios:

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

O sea lo que trajo ese fruto, fue el racionalizar esas emociones, a vivirlas con culpas.
Esas sí que son consecuencias terribles.
Informativo reportaje.
¿Sería invasivo de la intimidad de esa famosa pareja preguntar por Lilith, la primera mujer de Adán? Se dice que fue la impulsora de que mordieran el llamado fruto prohibido.

Saludos.

Ester dijo...

Me faltaban datos, ahora ya lo entiendo mejor. A mi me gustan mas los melocotones. Saltibrincos

Ilesin dijo...

Un gran relato de lo que pudo ser ese instante, y es que una puede sentir cada paso en su interior.
Besos

Diva de noche dijo...

Lo que saca a relucir estas entrevistas..o sea que Adán no solo fue el primer hombre, sino que también fue el primer infiel?? o sea que Eva vino a destruir la vida de Lilith?...uysss....lo que se entera una...

SOYPKS dijo...

Buenos días querida amiga, he venido a dejarte un saludo muy rápido.

Besos de esta amiga de Venezuela.

SOYPKS.

Tracy dijo...

Me ha gustado mucho, ¿puedes creer que cuando me enteré del tema propuesto para el jueves, pensé en esta parejita?

Omar enletrasarte dijo...

notable inventiva, notable el tema, me gustó
saludos

Montserrat Sala dijo...

Caramba Neo! que suerte a has tenido con tus entrevistados. Tan Locuaces y expeditivos. Casi no te han dejado preguntar. Una maravilla.
abrazos grandes y prietos

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Vaya parece que los dos estan de acuerdo, los dos mordieron la manzana a la vez, los dos sintieron la culpa....Me a encantado la entrevista, besos.

rodolfo dijo...

me cuidaré muy mucho al morder una manzana, no sea que...mis herederos la caguen, de nuevo
Bonita entrevista Neo
Me consuela tu consuelo, ella, se merece esa paz

censurasigloXXI dijo...

Aaaaah, gracias por ilustrarme...
La razón debería haberles hecho pensar que la culpa no era suya sino de la bruja malvada de Blancanieves que le dejó la manzana a su pérfida mascota. Hay que ver la de cosas que esconden esos.

Beso y cafelito.

* dijo...

Eva que la segunda. Lilith estuvo antes pero era lista y eso que no mordió de la manzana.
Siempre he dicho que el Pecado nos haría libres. Es más, era una trampa la manzana ahí, como todos los planes...
Si es malo, para qué lo pone? Para caer... Pues adelante.

Un besazo enorme. Me ha encantado.

Yessy kan dijo...

Un fruto prohibido, rojo y suculento, una serpiente sagaz que los invita a la tentación. Una trampa mortal que desata al pecado. La igualdad de ambos en aquella mordida que los hizo sentir erotismo al mismo tiempo. La entrevista es genial.
Abrazo

Pepe dijo...

Cuanto daño ha hecho ese sentimiento de culpa que hace que la sexualidad sea contemplada como algo prohibido, indigno, intrínsecamente mala.
Magnífica entrevista a nuestros más antiguos antepasados.
Un fuerte abrazo.

Boris Estebitan dijo...

Linda entrevista :), me encanta como ambos solucionaron el tema de la soledad al verse por primera vez. Saludos dese El Blog de Boris Estebitan.

Carmen Andújar dijo...

Bueno, el fruto de la pasión, la tentación; pero lo que está claro que les sirvió para fusionarse.
Un abrazo

Alma Baires dijo...

Bueno, bueno, bueno... al menos para responder parecían estar de acuerdo, siempre imaginé a Adán echando la culpa a Eva!

Magnífica entrevista Mónica... un beso.

Juan Carlos Celorio dijo...

Me ha gustado mucho leer este relato. Las primeras respuestas reflejan perfectamente la condición masculina y femenina. En la segunda me fastidia (como hombre) el papel de Adán, que parece pensar como un islamista, culpando a la mujer, a ella la veo muy smisa. Porque sostengo que no hay nada de malo y sí mucho de bueno en comer una manzana.
Buen relato Neo. Muchos besos.

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000