Feliz Navidad 2016!

Feliz Navidad 2016!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

jueves, 23 de julio de 2009

LA LEYENDA DEL NIX - Parte uno






La siguiente historia está inspirada en antiguas tradiciones nórdicas que desde niña disfruté en un viejo libro sobre las sirenas y su mitología. En mi antiguo espacio, hace ya bastante transcribí algunas de esas leyendas a las que hago aquí referencia.


Parte I: SECRETOS DEL MAR


En las costas más inhóspitas del gélido Mar del Norte los inviernos son especialmente solitarios. El paisaje blanco y callado convoca a los duendes del mar y del viento, que gimen melancólicos en su monótono arrullo de ensueños.

Es poco lo que distiende la uniformidad del horizonte. El viejo faro, los acantilados, la pequeña aldea…el muelle, el Islote de los Pájaros, el sendero que bordea los riscos más altos, las ruinas del molino, las cabañas de los pescadores…

En ese mundo de pronunciados silencios, de veranos breves y de inviernos interminables la soledad aumenta con los años y la gente se vuelve hosca, arisca, poco afecta a las exteriorizaciones emotivas.

Todos se conocen desde siempre. No existen casi los secretos. Tampoco abundan las sorpresas, sólo las pequeñas variaciones de las acciones cotidianas alteran de alguna forma irreverente el lánguido pasar del tiempo que no quiere saber nada de novedades ni de extraños.

Son escasos los viajeros que alguna vez detienen su marcha en esos rincones. No hay buenos caminos que lleguen hasta allí, ni siquiera un puerto considerable.

Las diversiones también son pocas. Alguna fiesta en el comienzo de la primavera, una que otra reunión entre vecinos -que son a la vez parientes- algún poco frecuente matrimonio o nacimiento que indique que la vida sigue su curso, las celebraciones navideñas en al capilla, las noches de calor en el bar del muelle…

En ese ambiente de rutinas predecibles y de calladas compañías un hombre joven, pescador como sus ancestros, se permitía, en secreto, lo que los demás nunca se animaron a admitir: soñar despierto.

En su pequeña cabaña, rústica como las demás, de piedra y madera gris, como las demás, sin casi muebles, como las demás, escondía con esmerado celo una vieja colección de libros. Los cinco volúmenes tenían la magia de transportarlo hasta recónditos lugares, algunos lejanos en el tiempo, otros, distantes en la geografía.

Desde allí conoció maravillosos sitios, selvas tropicales, dorados desiertos, encumbrados templos, islas perdidas con inimaginables tesoros…descubrió las leyendas de seres mitológicos de antiquísimas civilizaciones, otros, en cambio, de esas mismas tierras. De entre ellas, la historia que desde niño lo atrapó con sus encantos, solía venir a su memoria una y otra vez cuando salía a la mar, en sus ratos libres o por las noches - mientras contemplaba la luna que asomaba apenas entre los nubarrones- se dejaba llevar en vuelo libre por sus pensamientos, que se tornaban sueños indescriptiblemente nítidos y precisos, como las narraciones de sus viejos textos.

Aquella leyenda que alguna vez su abuelo le contó y que luego reencontró entre las páginas de sus libros hablaba del nix, extraño ser mitad mujer mitad pez que solía habitar los mares helados de aquellos rincones remotos del mundo desde épocas inmemoriales, cuando los seres humanos eran muy pocos y no habían dominado aún con su presencia las tierras y los mares conocidas.

Esos seres tan especiales (no sólo por su apariencia híbrida sino fundamentalmente por la íntima conexión que experimentaban con la Naturaleza en su conjunto y con cada criatura en particular) eran dueños de una extraordinaria sensibilidad, un agudo sentido de pertenencia al sitio en el que nacían y una altísima empatía con todos los seres vivos de la Creación. Por lo demás, eran muy tímidos y casi nunca se dejaban ver, menos aún cuando en contadas ocasiones, mudaban a voluntad la cubierta escamosa de sus extremidades para lucir en cambio tersa piel blanquecina, muy similar a la humana, pero angelicalmente transparente, como si cada poro de su cuerpo irradiara algo del sortilegio etéreo que llevaban por dentro.

Así las cosas el joven pescador aprovechaba cada oportunidad que tenía para imaginar una y otra vez distintas variantes de encuentros fantásticos con alguno de esos seres, cuya existencia, aunque no se animara a confesar, dio siempre por cierta.

Una de tantas mañanas de otoño, en esas circunstancias en que la casi inexistente luz del sol se filtra apenas entre las nubes, el pescador se adentró en el mar bravío junto con sus compañeros. Navegando en frágil embarcación que más parecía cáscara de nuez, los curtidos hombres avanzaban contra la dificultad que el mar y el viento solían oponerles.

Se encontraban ya a varias millas de la costa más cercana. Si bien no había tormenta, las olas iracundas entorpecían más y más la tarea de aquellos marinos ásperos y experimentados que apenas lograban echar al mar sus redes. Luchando por no perder el equilibrio, intentando aprovechar al máximo la fuerza del viento que no menguaba, el capitán del pesquero viró de repente la nave, con tanta brusquedad que el joven, que estaba sujetando un cabo en cubierta, cayó de improviso al mar que pareció querer devorarlo inmediatamente.

Varias horas después, cuando la furia del viento calmó y dieron por terminada la búsqueda del desgraciado pescador, la pequeña embarcación regresaba a puerto con las bodegas llenas y un hombre menos. Cuando se disponían a atracar en el muelle y llevar a la aldea la mala noticia, allí, frente a la costa, en el desolado Islote de los Pájaros, un bulto casi inmóvil llamó la atención de uno de los más avezados marineros.

Desviándose apenas de su ruta, se dirigieron hacia la cercanía de las rocas de aquel peñón desierto. Arrumbado sobre su costado, como descansando, lograron enseguida identificar al joven pescador accidentado, que, increíblemente estaba ahora allí, a salvo, tan lejos del lugar de su caída que resultaba incomprensible tratar de suponer cómo había sido que el mar hubiera podido arrastrado hasta allí.

Bastante mareado, pero sin heridas, muerto de frío y afiebrado, el joven no lograba articular muchas palabras. Recién después de un largo rato, cuando el calor del fuego y unas buenas ginebras recompusieron en algo su pobre persona maltrecha, el joven abrió de repente los ojos, como azorado, y ante la sorpresa de todos alcanzó a balbucear: - fue el nix,… fue el nix!!!-


(continuará)



15 comentarios:

Any dijo...

Y que córcholis será el Nix?
Ya que le gustan los cuentos de pescadores y de tradiciones nórdicas, no leyó un viejo cuento en el que el pescador le pedía cosas a un pez (se supone que era el rey del mar o algo asi, no me acuerdo mucho) y le decía todo el tiempo "Principe del mar, acércate a mi, mi esposa Idelgar, quiere algo de ti ..." y le rompieron tanto la paciencia al pez que este se enojó y los terminó dejando sin nada. Era buenísimo, lástima que no me acuerdo como se llamaba ...
Ah si, no se preocupe que esto es excepcional porque estoy de vacaciones, normalmente no comento tanto ni a estas horas.
Y ya que no hay nadie y podemos charlar, estuve viendo que no tiene mail donde contactarla, quería hacerle una consultita, pero bue ...
Si ya me voy =P
besos vecina

Pepe dijo...

Hola Neo:
Tengo ganas de leer cómo termina esta preciosa historia del joven marinero y su mitológico/a salvador/a. Promete mucho y bueno.
Un abrazo.
Pepe.
www.seyoalal.spaces.live.com

Irlanda dijo...

A ver Neo, que mania me tienes que siempre me dejas a medias en lo más interesante, a veces espero que publiques todas las partes de un relato para no quedarme con ganas de mas como es el caso de hoy, amiga sigue, que ultimamente estoy muy sensible y necesito de historias fantasticas como esta.
Y ni puñetero caso de lo que digo tu publica como a ti te guste, yo a esperar que la intriga tambien es buena.
Un petonet mi querida amiga

Mª JOSE. dijo...

¡¡JOPETAS,MONI
ME ECAPO A UN LOCUTORIO Y ESTA CON HISTORIAS POR PARTES...NO PODRE SEGUIRLAS..¡¡LAS VACACIONES!!
LA HISTORIA PRECIOSA..OS DEDICO UNA ENTRADITA.
SE FELIZ.MJ

Sinuhe dijo...

Mmmm... conozco bien ese libro,jeje.
Todavía no he leído el comienzo, prefiero hacerlo del tirón. Pero ya estoy nervioso y todo para ver que nos depara esta historia. :)


Abrazos¡¡

JR dijo...

Paso a saludar y prometo leer en algún párate en mi laburo, por siempre son interesantes tus artículos.
Saludos.

Christian dijo...

ESTA GENIAL LA HISTORIA NEOOO,TE DEJO UN ABRAZO Y QUE TENGAS UN BUEN DIA SALUDOS CHRISTIAN.

sara dijo...

Esperaré a la continuación. Me ha gustado mucho neo

Besos

sara

Marisol dijo...

Te mando un fuerte abrazo desde orillas del Océano Pacífico.
Te leeré con más calma cuando regrese a Alemania.
Las historias del mar me gustan... como la tuya.

Aire de Alhena dijo...

Pareces ser que el Nix lo salvó, ahora a esperar que sorpresas nos desparas.

Abrazos y hasta la próxima.

JR dijo...

Ay Neo nos obligas a estar aferrada a la PC, para saber como continua, me gusta la mitología pero la había abandonado un poco.

Hasta la próxima.

Darson Joyce dijo...

¡Me encantó! ¡Me encantó!
¡Este tipo de historias son mis preferidas! ¡Y ya quiero seguir leyendo!
Te felicito, estoy seguro que disfrutas escribiendo tanto como yo, y eso me da más ganas de seguir leyéndote.
Me encantó la historia, me encantó imaginar al nix, me encantó la descripción del pueblo y principalmente la idea de soñar despierto...
Te espero por mi espacio, y no dudes en avisarme cuando pongas la próxima parte de tu relato!
Saludos.

norma dijo...

Hay Neo vengo retrasada, me entusiasmó la historia y espero el desenlace, no sea como las telenovelas que te dejan con la intriga. jajaun beso.

Cecy dijo...

Neo, que suerte que lo pueda leer.

Sigo...

Pepi dijo...

Corro a leer la segunda parte.

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000