Feliz Navidad 2016!

Feliz Navidad 2016!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

miércoles, 13 de mayo de 2009

PREMONICIÓN - Segunda parte: LA CAIDA







Por fin la autopista. Desde allí no los vería más. Con tranquilidad se pudo sumergir de lleno en la música con la que solía acompañarse durante el trayecto hacia su trabajo: algo intenso, que lo despegara de la chatura del mundo que lo rodeaba, que lo hiciera sentir que no tenía límites… mientras por la alta velocidad, el tiempo y la distancia parecían disgregarse frente a su rostro.  

Uno a uno sobrepasó a los automóviles más lentos. Eran como bultos que apenas veía. Pronto logró llegar a ese clímax que lo excitaba tanto y le infundía ese vigor increíble de sentir que podía hacer lo que quisiera con su vida.

La carretera y el cielo parecían fundirse en una sola continuidad y el horizonte lo invitaba a precipitarse sobre él con el vértigo que le encendía las entrañas.
Pero el destino a veces conspira hasta contra los más diestros y una mínima imprecisión en la maniobra desequilibra lo que prácticamente es perfecto.

Casi sin advertirlo, el volante giró unos grados de más, el auto cruzó hacia el carril contrario logrando, apenas, esquivar un par de coches. La maniobra fue brusca, los reflejos no actuaron tan rápido como deberían haberlo hecho y sin tiempo para reaccionar, se vio atravesando la protección del puente por el que, segundos antes, transitaba con la cadencia de los elegidos.
En el preciso instante en que su flamante convertible caía hacia el vacío, surgió ante sí un destello.

El tiempo se detuvo y lejos de sentir pánico, experimentó la certeza de haber atravesado el umbral que separa lo real de lo imaginado.

Alguna vez escuchó que en los momentos previos a morir uno ve transcurrir ante sí toda su vida. No fue así. Sólo revivió sus últimas horas.

Entre flashes de imágenes y sonidos recién olvidados, vio el rostro de la desconocida con la que había compartido la noche anterior. Se reencontró con las botellas vacías, los ojos cansados, la boca pintarrajeada. Sintió otra vez el asco en su boca, la piel sudorosa, el temblor en sus piernas. Contempló nuevamente las luces diluidas en el vaho del humo y del alcohol, las miradas impiadosas de la gente, las pupilas llorosas de la mujer que se reía sin ganas. Sintió otra vez su saliva espesa, el dolor agudo dentro de su cabeza, las náuseas contenidas en los intentos de besos, la furia animal despertándole desde adentro, la angustia antigua que le perforaba el estómago. Se supo nuevamente fatuo, vacío, lastimoso, impotente. Se sintió por milésima vez miserable, destruido, decrépito, gastado.

Otra vez se vio frente al espejo, espantándose de su propia imagen. Se vio nuevamente hastiado de esa perpetua contienda en la que su vida se había convertido y que siempre se esmeraba en disimular.

Se contempló a sí mismo mezquinando la aprobación hacia todos los que le rodeaban buscando cubrir sus espaldas ante eventuales traiciones.

Sintió la mirada rencorosa de sus subalternos, la hipocresía de sus socios, la falsedad de los que debían disimular, para complacerlo, lo que en realidad sentían.

Se entrevió a sí mismo vendiendo su alma al diablo a cambio de prestigio, escala social y privilegio. Recibió como cachetazos las miradas de desprecio de los que no tenían nada. Supo que le dolía la resignación de principios y sueños ya olvidados.

Tuvo vergüenza de sí mismo al verse desde afuera, negando una miserable moneda hasta al chico que sobrevivía abriendo puertas en la salida del supermercado.

El destino quiso que paladeara minucioso cada detalle del ultraje generado por sus miserias y tras esa ráfaga cruel de certidumbre previa a lo inevitable, sintió revivir lo que desde hacía siglos llevaba muerto en sus entrañas: un atisbo de conciencia y conmiseración ante el dolor ajeno que creía ya inexistentes.

De improviso, el tiempo retomó a su ritmo habitual y mientras se partía en dos por la fuerza del impacto, se prometía a sí mismo que, de haber tenido otra oportunidad, hubieran sido otras sus prioridades.


(continuará)





15 comentarios:

Mª JOSE. dijo...

ESO DE LA CAIDA NO SERA POR MI?JEJE..ES BROMA..¡¡MA CACHIS!!CASI ME PÌERDO TU HISTORIA ESTA DE LO MAS INTERESANTE ...ME GUSTA...ESPERO QUE NO LE PASE NADA.
BESOS DE BUENOS DIAS ADIOSSSSSSSSSSSSS.
BESOTE.MJ

Irlanda dijo...

Fascinante, espero que lo hagas sobrevivir, para que enmiende sus errores.
Mucha gente necesitaría de estas caídas y levantarse de ellas con el caracter cambiado, una segunda oportunidad no estaria mal, si siempre es para bien.
Petonets amiga

Mustafa Şenalp dijo...

Çok güzel site.:)

Cornelivs dijo...

Muy buen relato. Lo sigo con interés.

Un abrazo...!

Lala dijo...

La caída! Wooow!
Me pregunto cuántas veces es necesario caer para ver...
Y además, creo que hay gente que aunque caiga veinte veces, no creo que vea nada...
Esos suelen ser los peores.

Ayyy....ya nos acercamos al final....impredecible! :D


Un beso


Lala

≈ Estrellita ≈ dijo...

VA GENIAL NEOOO, VAYA ME ENCANTA COMO ESCRIBES FELICIDADES, UN BESITO PARA TI Y BUEN DIA.

Aire de Alhena dijo...

Lástima que algunas personas necesitan un duro golpe para reaccionar.
Espero que aproveche la oportunidad...si la tiene.
¿Se la darás Neo?

Un abrazo.

Pepe dijo...

Hola Mónica:
Impaciente me tienes por saber qué le ocurre al protagonista, mejor al odioso protagonista de tu historia. El hombre es el único animal que tropieza mil veces en la misma piedra. ¿Será este su caso, o por el contrario reflexionará y cambiará su actitud arrogante y trepadora?.
Quedo a la espera.
Un abrazo.
Pepe.
www.seyoalal.spaces.live.com

Te-Pito-O-Te-Henua dijo...

Esperando con ansiedad el final de interesante historia. ;)

Un abrazo.
Sill

Perlita dijo...

Vaya por dios, Neo, fantástico. Duro, terrible, odioso... y fantástico.
El mundo está lleno de gente como el protagonista de tu historia... que nunca se dan cuenta de lo miserables que son.
¿Habrá llegao a tiempo o será tarde?
Espero impaciente...
Besotes.

Lola dijo...

Llevo sin tiempo para visitaros hace ya días, y ahora en un ratito vengo y me quedo maravillada, me encanta como escribes, tienes una riqueza de ideas, vocabulario, ritmo...y una imaginación grande, muy grande.
Es un placer pasar por aquí, y un lujo.
Besos

SOYPKS dijo...

Buenas tardes querida amiga, gracias por tu visita y tus buenos deseos, ando algo más animada para saluddar a todos los amigos que pasan por mi rinconcito.
Acá te un abrazo caluroso :D

SILVIA dijo...

HAY GENTE QUE SIEMPRE PARECE ESTAR AL BORDE DEL ABISMO Y HASTA QUE , TIENEN UN FUERTE SACUDON , NO SE DAN CUENTA, DE SU MANERA DE VIVIR,Y EL DAÑO QUE QUIZAS CAUSAN A OTRAS PERSONAS.....
SIGO MONI EL RELATO¡¡
BESOS

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Una road movie alucinante, he sentido el vértigo de la velocidad, el salto al vacío...y en la caida, esos retazos de vida fracasada, detestable. Mal gusto de boca, uy...
!Ojalá! que salga del batacazo siendo algo más decente.
Espero ansiosa la continuación, felicidades Neo, me va tu estilo...

Mayson dijo...

Con cada caída viene el aprendizaje, esa vuelta hacia el interior intentando buscar los por qué.

En muchas ocasiones se encuentran, en pocas, el interior está tan seco y marchito que se sigue vegetando.

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000