Feliz Navidad Bloguera!

Feliz Navidad Bloguera!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

jueves, 23 de agosto de 2018

ESTE JUEVES UN RELATO: De corbatas y pañuelos

Esta semana la amiga Rhodea conduce nuestro encuentro juevero y nos propone escribir un relato libre, cuya única condición es que en él aparezca una corbata o un pañuelo. 
Para leer todas las contribuciones, pasar por su blog.


Mi aporte: 



CORBATA

Odiaba sus trajes oscuros, sus camisas inmaculadas ostentando pulcritud y opulencia. Sus pañuelos al tono asomándose en tres picos cuidadosamente ubicados en aquel bolsillo inútil que atildaba a cada rato, sobre ese lugar preciso en el que debiera haber corazón y en cambio sólo portaba, de vista a la sociedad, una formalidad heredada que constantemente aggiornaba para asimilarse a los usos de su selecto entorno, ese gentío vacuo en el que registraba su identidad buscando ser respetado.

Pero de todos aquellos atributos de sobriedad reforzada, lo que ella más detestaba eran sus infinitas corbatas. Decenas, muchas, iguales, aunque -por detalles- diferentes: a rayas, lisas o con pintitas, de seda o rayón, rasadas o con más brilloso acabado. Allí estaba su tarjeta de presentación, su símbolo de jerarquía, su sello, su reafirmada hipocresía. Además de su cuello, las corbatas llevaban atado siempre el rastro de su perfume, ese vaho acre y persistente que sobrevolaba los ambientes por los que transitaba aún bastante después de haberse retirado.

Junto a su voz impostada,  aquellos lazos de tela decorada eran lo que más reflejaba su falsa corrección. Con cuidadosos gestos estudiados solía reubicar de memoria el nudo, centrándolo rigurosamente en virtud del botón del cuello de la camisa, a la vez que aprovechaba la oportunidad para mostrar -como quien no quiere- los brillos del costoso anillo con piedra negra que llevaba en su anular. 

Días y días contemplando gratuitamente sus ceremonias fatuas, su falsa modestia, su decidido e inocultable desgano al tratar a sus subalternos. A esas alturas ella, tipeando sin parar en el rincón más oculto de la oficina -observándolo siempre sin ser notada- ya le conocía cada una de sus mañas a la hora de inventar evasivas, mientras -con descaro- él simulaba sentidas excusas para escapar de lo que consideraba intrascendente en su carrera desembozada de especulación y ascenso.

Siempre había podido adivinar con mucha anticipación sus reacciones, sus escurridizas salidas, sus mentiras obscenas. Pero esa última vez logro sorprenderla. Tenía que reconocerlo.

Jamás hubiese sospechado aquel desenlace. La posibilidad que algún día -abrumado por las consecuencias de su espuria vida- el tipejo tuviera que huir cobardemente, siempre había estado dentro de sus consideraciones… pero el hecho que decidiera matarse ahorcándose en su oficina con la más cara de sus corbatas, jamás llegó a cruzar por su cabeza.

30 comentarios:

sakkarah dijo...

Muy buen relato, describe a un tipo de personas que por desgracia existe.

Mal final tuvo el pobre, pero de una vida vacía e hipócrita, no se puede esperar un amor a sobrevivirla.

Muchos besos, Neogéminis.

Flor dijo...

Hola Neogénesis ,Por lo menos valió para algo la cara corbata , ya que el tío era un prepotente , otro menos fino lo hubiese colgado , como se hace siempre con una cuerda , muy bueno tu relato , te deseo una feliz tarde , besos de flor.

Albada Dos dijo...

Me gusta ese uso de la corbata en este relato. Un relato muy ben llevado, con intriga final

Un abrazo

Magade Qamar dijo...

Mi comentario igual es un poco sardónico pero al menos so fallaría a la hora de hacer el nudo.
Sin embargo, me ha encantado. Un beso.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchísimas gracias sakkarah por tu amable comentario. Me alegra que te gustara. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muy amable por pasar comentar. Flor. Muchas gracias. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Gracias por pasar y leer, Albada, me alegra que te gustara. Hasta cada rato

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Jeje, muchas gracias mago. Un abrazo

Yessy kan dijo...

Actualmente, la corbata es una pieza anacrónica e inútil en la vestimenta masculina. Es solamente un disfraz para intentar aparentar lo que no son. Muy buen texto, un final muy merecido.
Abrazo!

Buscador dijo...

Tienes mucha facilidad para describir cosas que la gente ve en otros. Igualmente me ha encantado este relato donde degranas la vida de este tipo de personas tan vacías por dentro, que terminan de esa manera.

Enhora buena

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchas gracias Buscador por pasar y leer con atención. Hasta cada rato

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Te agradezco mucho Jessy por tus palabras, me alegra encontrarte otra vez x aquí. Un abrazo

Mujer Virtual dijo...

Impecable hasta la muerte, me has dejado recordando ...
Un beso

Siciality dijo...

En cada escaparate que lucimos hay muchos interiores que guardamos .
Bravo por su relato .
Un Martini y me cuenta como lo hace tan bien todo, todo y todo.
Besoss
S

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muy generosas tus palabras Mujer Virtual, muchísimas gracias. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me alegra que te haya gustado el relato, muchas gracias.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Un personaje que era odiado por su secretaria, quien no lo odiaba tanto para desearle ese fin.
Bien contado.
Un abrazo.

Pitt Tristán dijo...

No lo esperaba ella... ¡ni nosotros!

Muy bueno.

rosa_desastre dijo...

Wuauuuu, que final inesperado. La maldición de la corbata!
Un beso

MOLÍ DEL CANYER dijo...

Vaya giro inesperado el del final....uff! Me he quedado helada, muy bueno, besos.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchas gracias Demiurgo, me pone contenta que te haya gustado. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchas gracias Pitt, un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Me alegra haberte sorprendido Rosa, muchas gracias. Un fuerte abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Te agradezco tus palabras Molinos, hasta cada rato

Diva de noche dijo...

Chicaa!!! Que imaginación....No asomaste ni por un minuto ese desenlace...la verdad que
la historia de esta corbata me ha gustado mucho...besoss

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Muchas gracias Diva, me alegra haber podido sorprenderte. Un abrazo

Juan L. Trujillo dijo...

Otro motivo más para odiar la corbata. Por imperativo de un trabajo que he tenido durante los últimos 40 años de mi vida laboral, no he tenido más remedio que utilizar corbata. Era como el distintivo necesario para la formalidad y seriedad requerida.
Pues bien, desde que me jubilé no he vuelto a ponerme ninguna, ni siquiera en las ocasiones que el "protocolo" lo demandaba y no por ello creo que haya sido ni más serio ni más circunspecto.
Vuelvo y sigo sintiendo el mismo placer al leerte.
Un beso.

Rhodea Blason dijo...

Buenísimo Neogéminis. Nunca dejas de sorprenderme. Agil evolución de un texto que engancha del principio al fin y muy bien argumentado. Disculpa que no te comentara antes pero estoy hospitalizada. Gracia por participar en esta convocatoria y de que los enlaces no funcionaban bien.
En tus palabras reflejas a la perfección un ambiente que no hace pensar en el trágico final.
Enhorabuena
Besos

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Gracias Juan! Me alegra tenerte nuevamente en nuestro intercambio bloguero. Un abrazo

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Espero Rhodea, que ya estés en plan de recuperación. Muchas gracias por hacerte cuando argo aún en esa as circunstancias. Te agradezco por pasar y leer. Un abrazo

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000