Feliz Navidad 2016!

Feliz Navidad 2016!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

viernes, 20 de diciembre de 2013

ESTE VIERNES...EL RELATO DEL JUEVES..."El regalo"


(mi retraso en subir el texto fue involuntario, se debió a problemas de conexión!)
 


A la hora de regalar no son muchos los que saben cómo ejecutar con habilidad y solvencia dicha tarea. No se trata de ninguna ciencia, y por eso mismo no hay método ni cálculo matemático que asegure el buen resultado de semejante emprendimiento.

Hay quienes actúan por intuición, buscando definir qué comprar en función de lo que creen saber de la persona en cuestión. A veces aciertan, y la recompensa es grande, muchas otras no atinan y la temida sonrisa de compromiso aflora en los labios del agasajado -pese al esfuerzo por no dejarla salir- por lo que el bien intencionado obsequiador siente que su buena onda inicial se precipita bruscamente hacia el abismo del fracaso.

Hay gente que al regalar no piensa en lo que debería ser premisa fundamental: buscar conmover, emocionar de gusto con un gesto que no necesariamente debe ser grandilocuente, por el contrario, suele tener mejor efecto cuando es más sencillo y menos pretencioso.

Algunos suponen que el obsequio contará con asegurada aceptación cuando se trate de algo “útil” algún elemento que, por funcional, no necesariamente debería impactar en el gusto estético de quien recibe. No siempre es así, por supuesto, ya que para muchos la parte emotiva del obsequio, su valor intrínseco, resulta directamente proporcional al impacto visual que éste nos proporcione en primera instancia: apenas al desenvolver el paquete nuestros ojos revelan a los demás si verdaderamente nos ha gustado y sorprendido gratamente lo que hemos recibido.

El arte de disimular con efectiva bonhomía la decepción recibida al desenvolver un regalo, no es algo que muchos puedan alardear de poseer. El impacto negativo que algún objeto horrendo que acabamos de recibir nos provoca, se trasunta con facilidad en nuestras pupilas y son pocas las personas que logran transitar con solvencia el mal trago que implica agradecer lo que en realidad se detesta con sólo verlo.

Pese a la gran diversidad de opciones “obsequiables” que el mercado consumista de hoy nos ofrece, hay quienes se especializan en regalar los artículos menos apropiados para algún agasajo. Se sabe que, por ejemplo, un niño en Navidad espera recibir juguetes. No es indispensable que se sepa cuál es el más deseado por el infante: basta con que sea de plástico, de colores brillantes y se haya visto por televisión…ya con esas características la buena recepción general está garantizada…pero no… hay mortales -subespecies de tías viejas indecisas- que suelen cometer el garrafal equívoco de regalar, por ejemplo, un corte de tela para que la mamá de dicho infante le confeccione una prenda de vestir!...¡por favor!...quién en su sano juicio puede haber pensado que esa sería una buena opción de regalo navideño para un niño!...pero sí, hay –o hubo- quien así lo pensó y terminó alguna vez –allá lejos y hace tiempo- regalándome en una Navidad de mi infancia un corte de precioso crepe georgette celeste para que mi mamá me hiciera un vestidito!
 
 
Más textos jueveros, en lo de Judith

26 comentarios:

emejota dijo...

Uno de los inconvenientes de la infancia es que te encuentras en manos de demasiados adultos olvidadizos de su propia infancia y además poco responsables. Toda una faena.
Esto de la falta de conexión es tremendo, sobre todo si uno está acostumbrado a disponer de ella todo el día. De hecho yo ya no dispongo de ella y he de venirme hasta la biblioteca, ateniendome a sus horarios y demás imposiciones, para poder "comunicar". Los "deberes" de escritura siempre me los traigo bien guardaditos en la cartera "usb".
Besos y felices días.

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Tu posteo podría ser muy util para quienes no tiene la idea minima de como regalar. Como quienes creen que regalar un corte de ropa (ni siquiera ropa, tela para ropa) puede ser un regalo infantil.
Muy bien escrito.
Lo de la falta de conexión es algo que entiendo, desafortunadamente.
Un interesante posteo.

Omar enletrasarte dijo...

me ha hecho gracia,
he devuelto regalos y sé que cae mal
lo he hecho porque quien me regala debería saber que "eso" no me gusta y porque como servidor público no debo aceptar regalos
en ambos casos, he visto irse a quien me quería obsequiar, regalarme una mirada de odio
pero bueh, así soy yo
saludos

Pepe dijo...

Es cierto que no es nada fácil acertar con los regalos. Con mucha frecuencia atendemos más a nuestros propios gustos que a los de la persona que los recibe.
Feliz Navidad, Mónica.

Natàlia Tàrraco dijo...

!Qué complicado regalar! y a veces el mejor regalo no se compra con dinero, como el montaje que nos regalaste.
Difícil regalar de no tener conocimiento de a quien se regala.
Te regalo muchos besos y mi deseo para que el 2014 te ofrezca suerte y felicidad.

Juan L. Trujillo dijo...

Siempre es difícil acertar con el regalo, sobre todo si el sujeto receptor, es dueño de muchas cosas.
Yo, cuando tengo serías dudas, siempre termino por hacer el mismo regalo: un libro.
Casi siempre acierto.
Felicidad y un abrazo.

Valaf dijo...

Y bueno, aunque sea una canica (bolita de cristal con la que juegan los niños), pues bienvenida si detrás hay sinceridad. Soy persona detallista, pero me gusta regalar cuando el destinatario del regalo no se lo espera, así, cualquier día. Pero bueno, tampoco hay que ser más papista que el Papa di Roma: si optamos por no consumir...¿qué de las familias que están detrás del comerciante? ¿o qué de los empleados de las grandes superficies comerciales?

La retórica es muy fácil en estos casos y hasta queda bien practicarla en estos tiempos tan post-post-postmodernistas...pero lo cierto es que no conozco a nadie, o a casi nadie, dispuesto a salirse del Sistema, o al menos a cortar muchos grifos que lo hacen posible.

Me quedo con lo fundamental: Feliz Navidad, para ti y los tuyos.

Un beso

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Conocí una persona que era experta en amargarte cualquier regalo que le hicieras... Qué lástima.
Besos.

Luis de Burg dijo...

hummmmm..... tela para hacer ropa, es un extraño regalo, aunque todo depende si la madre sabe trabajar con la tela, porque sino, serviría sólo para cubrir la mesa en el día de noche buena, ya me imagino la cara de la tia en cuestión al ver su regalo puesto como mantel, jajajajajaja, pues tienes razón en todo tu spot, hay gente que no tiene el sentido común para hacer un simple regalo, yo en particular, odio a ese tipo de gente que cree que con comprar lo primero que se encuentre en el bazar "suelo" es el adecuado, sin importar cuanto daño cause al homenajeado.....

pd: ayer ya había escrito algo semejante para mi blog, pero pensé que sería demasiado temprano publicarlo, te me adelantaste, saludos!!!

Pedro H.R dijo...

Complicada y ardua tarea la de complacer y ser complacido, pero me quedo con el hecho,, , lo que realmente se desea es mejor adquirirlo, aunque espero el mio te agrade, pues aunque no es caro ni lujoso si lo es sincero... Ahí va.... "un abrazo inmenso y felices fiestas".
Elperroverde






landa rodriguez fida dijo...

Que bien lo expresas. Muy bonito
FELIZ NAVIDAD!!!!!

Montserrat Sala dijo...

Hala Neo: Hacer regalos es mucho más complicado de lo que parece a primera vista. Unos bombones, un ramillete de violetas, un verso. una bufanda hecha a mano. O un pastel hecho en casa...
serian regalos mucho más sencillos, que a mi por ejemplo, me complacerian, más que otras cosas de un gran valor.

Saludos Navideños y mucha felicidad!!!

LAO Paunero dijo...

tenés razón Neo, son muchas las opciones en oferta. En mi caso, para los regalos especiales me dejo llevar por el instinto e improviso y así me sale mejor. Muy buenos relatos los tuyos......

Juan Carlos dijo...

Sé lo que cuentas, me pasó también y resultaba terriblemente frustrante. Por cierto, tu relato me habría venido muy bien para describir las sensaciones de la obsequiada en mi relato de esta semana.
Un abrazo y muy feliz Navidad.

Judith dijo...

Hola!!
Has hecho todo un interesante y lógico análisis pero ve tu a hacerle entender a esa persona que sigue con su regalo de tela que lo comprenda. Ni modo, seguiremos guardando mas recorte y regalos extraños.
Gracias por participar!
Besos

G a b y* dijo...

Has hecho un pormenorizado estudio de las reacciones habidas ante algún dichoso paquete, cierto es, que las expectativas ante el envoltorio, a veces son algo exageradas, pero sin dudas, uno tiene que saber a quién le estamos regalando para decidir el "qué". jaja! La tela la has desenrollado genialmente, hasta arribar a un recuerdo de tu niñez que al parecer te decepcionó bastante. Bueno, en mi caso esperaba una bicicleta (regalo de reyes) y a cambio se me dejó una peluca. Terminé disfrutándola igual, pero la decepción del primer instante me costó unos cuantos berrinches.
Espero que en esta Navidad, sean todos los regalitos de tu entero gusto! Muchas felicidades para ti y los tuyos y un cálido beso!
Gaby*

Sindel dijo...

En mi familia llegamos al acuerdo de decirnos que cosas nos hacen falta o deseamos dentro de un presupuesto bastante razonable, todos nos cansamos de recibir adornillos y cosas que se terminan guardando sin ningún uso útil. A los chicos creo que cualquier regalo los alegra, aunque no sea el que esperan, siempre son felices al abrir los paquetes.
Buen texto Moni, te deseo una hermosa navidad junto a tus seres queridos.
Un beso enorme.

Loquita Diplomada dijo...

Qué decepción, quien no sabe que para un niño no hay mejor regalo que un juguete. Hay que estar atentos a la hora de regalar.
Un beso y muchas felicidades!

rodolfo dijo...

regalemos abrazos y besitos. Mónica, que la Navidad colme de paz y amor a tí y los tuyos

Carmen Andújar dijo...

Más vale a veces no hacer regalos que hacer esos que comentas. Supongo que eso pasa por no ponerse en la piel de quien va a recibir el regalo, y se hace por puro compromiso.
Un abrazo

Alberto V. dijo...

Vaya trauma te dejó la telita jajaja, creo que son cosas que, personas de antes, veían que podía gustar, antes. En fin, menos mal que los tiempos cambian. Seguro que se lo has sabido perdonar ;-)

Un beso grande y Felices Fiestas!

Alberto.

ojo vidrioso dijo...

Creo que cuando mejor me sale regalar es cuando elijo el regalo medio por azar. A veces pasa que uno piensa en otro regalo, o no tiene claro que elegir, y de repente se aparece algo, o apsa algo inesperadoq eu te sugiere el regalo y tá, es ese.

¡Feliz navidad, Neo!
¡Y Feliz 2014!

Besos

Mar dijo...

Ese corte de tela para el vestidito es lo que yo llamo un regalo práctico. Se que los niños no lo entiende, pero ¿y lo agradecida que queda la madre? jajajaja!

Bss.

Charo dijo...

En mi familia hacemos como en la de Sindel, establecemos un presupuesto aproximado y cada uno hace una lista con los regalos que le gustaría recibir así la otra persona puede elegir un regalo de la lista y a la vez el que recibe se lleva la sorpresa pues no sabe qué regalo de la lista elegirá el otro pero sí sabe que cualquiera que elija le gustará.
Nos funciona muy bien!
Un beso y Feliz Navidad

rodolfo dijo...

Feliz Navidad

Adelfa Martin dijo...

¡Feliz 2014!
Aunque no soy dada a la numerología me place pensar que este Nuevo Año con una suma de 7 en sus dígitos, sea señal de mejores augurios, no solo en lo individual, sino como humanidad, pues el que termina trajo conflictos de toda clase. ¡Total! Lo peor que puede pasar es que este pensamiento positivo se una a otras energías similares y puedan formar una barrera contra la maldad, la indiferencia... y la apatía…
Con mis mejores deseos. Abrazos…

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000