Feliz Navidad 2016!

Feliz Navidad 2016!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

domingo, 24 de febrero de 2013

ESTE JUEVES DOMINGUERO, SALTANDO LAS NORMAS


Comprendía muy bien  que, para que la sociedad funcione, debe haber un acuerdo tácito entre sus integrantes, estableciendo desde el vamos lo que se acepta y lo que no, lo que se reconoce como correcto y lo que en cambio resulta inapropiado e inconveniente. Y es que los excesos suelen ser mortíferos…

Ubicarse entre los cánones de lo medido y predecible, siempre le inspiró una gran confianza, le representó una sólida fortaleza en donde guarecerse frente a la tempestad de los imprevistos, frente a las consecuencias fatales que surgen del descontrol y del desequilibrio. Esa certeza de saber que dentro de su mundo ordenado dos más dos siempre serían cuatro -sin excepciones- determinaba que pudiera sentir sólido el piso bajo sus pies y acertada la manera de comportarse. Si cada una de sus actividades se sucedía una y otra vez de la misma manera y sin alteraciones, con probada medida y recatado tono, no le resultaba para nada tedioso o rutinario, por el contrario, sentía que ello le otorgaba solidez a su conducta y a su personalidad.

Pero también sabía que fuera de lo formal y mesurado existía otro mundo. Sin restricciones, sin estereotipos, sin presupuestos, sin prejuicios, sin apariencias que sostener.

En peligrosa cercanía con la lujuria existía otro modo de hacer, mucho más libre y desvergonzado, más excitante y salvaje, más desenfrenado y banal. Y esa existencia -pese a la inconsistencia de lo que se sabe vacuo y prosaico – muy de vez en cuando lograba trastocarle la inalterabilidad de sus esquemas.

Aunque quisiera negarlo, esa irreverencia hacia lo austero y escrupuloso lograba atraerlo. Pese a conocer en detalle las nefastas consecuencias de dejarse llevar por el arrebato, por el libertinaje, por la imprudencia de no pensar… la gran tentación terminó por doblegarlo.  

Fue así que una noche, luego de largas dubitaciones y de dramáticos cuestionamientos hacia su falta de carácter, se determinó a probar algo impensado. Algo lindante con lo obsceno y lo prohibido.  Algo que se escapaba de todas las normas aprendidas que habitualmente sostenían su estatus, su categoría de hombre de bien y de impecable proceder.

Como  era de esperar, para explorar ese territorio de libertarias experiencias, optó por salirse del círculo que solía frecuentar: no quiso que hubiera testigos conocidos para semejante osadía y procuró mediante cuidadosas estrategias borrar huellas y pasar –en la medida de lo posible- totalmente desapercibido.

Sabiendo que atravesaba un momentáneo período de fragilidad emotiva, intentó prepararse para no salir lastimado con las posibles consecuencias que tanto temía. El daño provocado por una ingrata frustración puede llegar a ser muy grande, como grande también puede ser el descontrol posterior que sobrevenga en consecuencia.

Sin más dilaciones y con indisimulables temblores asomando tanto en sus manos como en su mirada, aquel atildado y formal hombrecito de inquebrantables convicciones e inalterables costumbres, avanzando entre los parroquianos de un maloliente  bodegón portuario, se instalaba como podía entre los sudores de quienes le rodeaban, y simulando costumbre y suficiencia, alzando la voz para ser escuchado en medio de la turba, ordenaba al desgarbado dependiente: -¡Una buseca, por favor, con medio litro de tinto de la casa!- 








Más relatos sin normas respetadas, en lo de Gus

29 comentarios:

Encarni dijo...

Salir de uno/a mismo/a o de su micro cosmos también sería una buena forma de saltarse sus normas, las que cada uno/a se impone. A veces viene bien hacerlo para ver o descubrir otros mundos.

Un abrazo

casss dijo...

JAJAJA.....que no nos oigan los triglicéridos!!!!! pero de vez en cuando, un gusto es un gusto y hay que pecar, aunque el buen gusto o el doctor, nos lo tengan prohibido!!!!

BESOs y felíz domingo.

Cecy dijo...

jajajaj Moni!!!
Ya estaba mi cabeza pensando mal, te tengo que decir la verdad.
El hombre solo quería comer a gusto.


Un abrazo Dominguero :)

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es una forma de salir de las reglas.
Sí, y era algo que rompe con la expectativa habilmente preparada por el relato. Bien escrito.

Leonor dijo...

Es que no hay normas más difíciles de romper que las que nosotros mismos nos imponemos, como tú dices para mantener controlado nuestro entorno.
Saltarse la dieta, qué valentía, aunque las consecuencias fueran fatales.
¡Qué casualidad que mi almuerzo de hoy domingo ha sido este contundente plato!

Un beso.

emejota dijo...

Jajjj, ingerir con placer resulta una muy muy buena la manera de "evadirse" , jajjjj, así nos encontramos algunos.... gordit@s. Bsss.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Me gusta el giro final, que cambia inteligentemente el tono del relato.
¿Salirse de uno mismo? A veces es bueno hacerse una excursión fuera.
Besos.

mariajesusparadela dijo...

Una de callos, marchando.

Marta C. dijo...

Pobre hombre tanto preparativo para algo tan sencillo y tan simple: una opípara comida. Los que no acostumbran a tener la osadía de ir más allá de lo establecido nunca conocerán el placer morboso de lo prohibido. Un beso.

Natàlia Tàrraco dijo...

Oído cocina!! marchando una de norma pasada por alto y bien gustosa. Se empieza tímidamente, pero debe empezarse algún día a vivir.
Te luces con un texto impecable que me estaba poniendo nerviosa con tanto miedo a perder la compostura.
Besitos.

Susurros de Tinta dijo...

Jejeje, se empieza por el estómago, en puerto me lo has colocado, mmmm, tranquila amiga y resto de amigos que como yo nos hemos quedado boquiabiertos por tan pequeña trasngresión que la sirena se encarga del señorito, jajajaja, muy bueno mi quierida Neo, aunque bien es cierto que a veces un buen manjar es mejor que un orgasmo, si señor!, miles de besosssssssssssssssss

G a b y* dijo...

Tan estructurado y respetuoso de las normas el hombre... y lo que más quería, era comerse una buseca! Jajaja!, le has dado al relato tanta seriedad, que pensé su osadía iba a ser algo más pervertido y libidinoso! Y bue... buen provecho y que lo disfrute que los gustos hay que dárselos en vida.
Besos y muy buena semana!
Gaby*

Maria Liberona dijo...

jajajaja... más que estructurado o de no saltarse las reglas yo diría que toda su vida fue un tipo totalmente aburrido y solitario, sin imaginación, ni ganas de vivir ni disfrutar la vida, vaya que se perdió más que media vida al vivir todo lo que vivia y logro resucitar y disfrutar la vida con aquel plato

PEPE LASALA dijo...

Muy bueno Neo, y el final también, ese plato de callos huele hasta aquí, jajajaja. El hombre se preparó a conciencia ¿eh?. Me ha gustado mucho.

Toni dijo...

Me ha encantado. Qué bien cuentas esta tenue frontera que separa el deseo de la propia transgresión. Y con sonrisa final.
Un abrazo!

Alfredo dijo...

Brillante Mónica, exquisitamente ambiguo, descriptívamente abstracto y final jocoso y determinante.

Un "Neo" auténtico.

Besos
Alfredo

Fabián Madrid dijo...

La comida, un placer por el que a veces se pueden saltar las normas. Buen final. Un beso.

Luis de Burg dijo...

y yo que me imaginaba que se dirigiría a un burdel de clase baja donde despachaban carne sin etiquetar, pero ni modo, quizás el mundo ha cambiado demasiado, pero al menos yo, siempre trato de ser recto y formal, donde entregar lo que es correcto se ha hecho parte de mi forma de vida y no exigir el vuelto una forma de aceptar que el mundo está simplemente podrido, que es bueno ser el bueno, pero sólo para calmar tu conciencia, porque el malo siempre estará mejor hubicado y tendrá todo lo que soñó en su vida, el resto sólo puede mirar y seguir soñando, existen momentos que simplemente me olvido de la línea trazada y me libero de toda culpa, para atravezar con todas mis fuerzas y disfrutar de la vida, aunque una comida complicada nunca sera mal vista, siempre trato de comer algo nuevo y disfrutar de nuevas sensaciones sin importar quien me mire, por ello siempre es bueno tener pocos amigos y no pertenecer a ningún circulo de falsos amigos, es mejor caminar solo, es lo que siempre digo.... un beso

Esilleviana dijo...

bien... yo concreto algo más, una especie de callos a la madrileña; toda una orgía que satisface el deseo jaja

un abrazo :)

juliano el apostata dijo...

comprar callos amén de algo de morro. si los callos no los ha limpiado el dependiente, habrá que limpiarlos. para hacer tal limpieza proceder de la siguiente manera: introducir los callos en agua fría con algo de vinagre y sal...remover y remover; cambiar de agua varias veces...
una vez los callos limpios, trocear en forma de dados. lo mismo se hará con el morro. habrá que cocerlos con...una cebolla entera, pelada, claro está, en la cual se pincharán algunos clavos...nunca se piense en clavos igual a puntas aceradass por favor¡¡... en esta cocción añadir un poco de laurel y un chorizo y...
si se hace a fuego lento, no recuerdo el tiempo de cocción. si se hace en olla expres, con tres cuartos de hora, va que se mata.
una vez la cocción hecha, retirar la cebolla con el clavo.
para hacer el sofrito, echar aceite en sartén. echar una cabeza de ajo o dos. dorar esta. añadir una guindilla pivante o dos o tres. vamos, que depende de lo que nos guste el picante. añadir harina. no mucha. remover. añadir un poco de tomate frito. añadir un poco de caldo de la cocción...dejar reducir y echar los callos . reservar caldo de la cocción por si hiciera falta...
que hierba y dejar reposar...
cuando se coma, que haya buen provecho.
bien, poco más o menos así, si mal no recuerdo, se hacen los callos.
y no me meto con tu texto por que por que...por que... ME HA ENCANTADOOOOOOOOO¡¡¡
MEDIO BESO, MÓNICA.

Pepe dijo...

Neo, si esa es la idea que tiene el protagonista de tu historia de lo que es romper la norma, me confieso rebelde impenitente. creo que los siete pecados capitales y yo andamos muy de la mano.
Pero en algún momento hay que traspasar los límites y no se me ocurre nada mejor que una suculenta manifestación de gula con algo que se asemeja mucho al suculento "guiso de callos" de estas tierras.
Un abrazo.

Tracy dijo...

Muy buena su salida, por algo se empieza.
Me muero de la risa, jajajaja.

Alicia Gonzàlez dijo...

Bueno o malo de vez en cuando hay que pecar para saber que estamos vivos jejeje. Un relato que engancha. Un besote.

Lucia M.Escribano dijo...

La gula es un pecado benial, y como tal, esta bien saltarse esa norma de vez en cuando...para disfrutar de un delicioso manjar, desde pensarlo, hasta comerlo...el tiempo transcurrido está lleno de ansias y deseos.
Un relato muy entretenido.
Besos Mónica.

Carmen Andújar dijo...

Bueno, hizo bien el pobre, alguna vez se había de dar el gusto.
Un abrazo

Juan Carlos dijo...

Saltarse esas normas o convenciones y disfrutar algo que no es propio es una experiencia y, en casos como el de tu protagonista, un placer.
Abrazos.

Sindel dijo...

Nunca me imaginé ese final, pensé en algo más lujurioso, la verdad creo que nos despistaste a todos, y nos sorprendiste dando un relato sin desperdicios.
Un besote.

Mar dijo...

Pensé que la historia iba por otro camino... cuando el buen hombre rompe sus normas para pedirse un plata de callos jajajajja. Muy bueno.

Bss.

San dijo...

Si es que un buen plato de callos, merece la pena no saltarse una norma, sino mil.
Que buen desarrollo Neo.
Un abrazo.

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000