Feliz Navidad 2016!

Feliz Navidad 2016!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

jueves, 12 de mayo de 2016

ESTE JUEVES UN RELATO: Objetos obsoletos

Esta semana Charo nos invita a dejarnos llevar por el recuerdo, inspirándonos para escribir en objetos que hoy ya han sido desterrados por el avance de las nuevas tecnologías.


Cuando yo era chica, los teléfonos que masivamente existían por aquí eran negros, con disco numerado, bastante toscos y pesados… y por supuesto, la única telefonía que existía –y no en todas las casas- era la fija.
Curiosamente en casa de mi abuela paterna había uno muy anacrónico y demodé con el que me encantaba jugar. Se trataba de uno de aquellos viejísimos teléfonos de pie, con auricular en forma de campana colgando en un lateral del tubo central y una bocina que se me antojaba una boca chistosa entreabierta. 


El dial estaba sobre la base y hacía al girar un sonido rítmico particular que remarcaba la lentitud del discado. Me resultaba un encanto y me entristeció mucho cuando en aras de la modernidad, decidieron “jubilarlo” cambiándolo por uno más innovador, gris y liviano, acorde a las últimas tecnologías de la época.


Pese a que el nuevo aparato nos llegaba como síntoma de modernidad, paralelamente veía en la pantalla del televisor -que estrenábamos en casa por aquel tiempo- unos teléfonos mucho más divertidos y originales apareciendo en las últimas series televisivas que llegaban desde el norte. Avanzados diseños futuristas nos advertían sobre lo atrasados que estábamos en aquel rubro –como en  tantos otros- cuando con elegancia y glamour, la estrella de la película tomaba con soltura aquel artefacto compacto y estilizado, con dial o tecla bajo su base, llevándolo y trayendo sin dificultades mientras jugueteaba, hablando distendida sobre algún sofá igualmente extravagante y modernoso. Confieso que me despertaba cierta envidia pensar que había mucha gente que ya podía disfrutar sin problemas aquellos avances de una tecnología que revolucionaba con su impronta tanto modas, conductas y estéticas.


Con los años, los diseños de los aparatos telefónicos se diversificaron, las teclas corrieron del ruedo a aquellos viejos discos giratorios que ronroneaban y las mil y una variantes de timbres y musiquitas desterraron al viejo ringring que por años reinó como exclusivo anunciante de las comunicaciones a distancia.

Ni vale la pena decir que los enredados cables ‘atávicos” de los teléfonos de ayer quedaron prácticamente en el olvido y los primeros celulares corrieron rápidamente el mismo destino del destierro ante el desmesurado avance de los mil Smartphone, phables y  sucedáneos con que hoy nos invaden. 


Los maravillosos aparatos hacen de todo además de posibilitar comunicarnos y no creo exagerar al decir que ya resultan ser parte esencial de nuestra identidad. Eso sí: pese a los increíbles avances, los inconvenientes en la comunicación no han sido superados.

16 comentarios:

Tracy dijo...

El que más me gusta es el negro porque también había uno en casa de mi abuela.

Ester dijo...

Y había que pedir la conferencia a una centralita y los números de abonado eran de tres, luego cuatro cifras y fueron subiendo. Los problemas de comunicación siguen pero no solamente técnicos. Un abrazo

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Yo recuerdo esos telefonos negros.
Y recuerdo cuando aparecieron esos primeros celulares en la serie, que iban dentro de una valija.
La incomunicación es algo complicado de superar.
Un abrazo

pikxi dijo...

Cuando empezaron a llegar las teclas a los teléfonos fue el momento en el que empezó a parecer una eternidad el esperar hasta que el rosco diese toda la vuelta. En momentos como eso empezo a desaparecer la paciencia de la gente.
Un saludo.

Juan L. Trujillo dijo...

Todavía recuerdo el teléfono negro con una simple clavija conmutadora para pasar al que estaba colgado a disposición del cliente del bar de mi padre. Recuerdo el número (118) y recuerdo las conferencias que había que pedir a la operadora, a la que conocíamos y nos conocía.
Hace tiempo publiqué en otro blog una anécdota curiosa que me sucedió con una conferencia a un pueblo vecino. Trataré de publicarla un día de estos.
Un beso.

Yessy kan dijo...

Muy bonita y original tu presentación al ir describiendo al paso todos aquellos teléfonos obsoletos que tanto deslumbraron. La comunicación es pesada, y será, creo, aunque venga el más sofisticado en tecnología.
Abrazo

Charo dijo...

Has hecho una precisa descripción de la evolución de los aparatos teléfonicos...Qué recuerdos!
Hace poco vi un vídeo en internet de unos chicos jóvenes que eran incapaces de saber como funcionaba el dichoso disco para marcar...increíble ¿no?
Muchas gracias por participar Mónica.
Un beso

Jenofonte dijo...

Yo conocí esos teléfonos en que, para comunicarse con la operadora, había que darle a una manivela, es decir que cada uno de los aparatos que muestras fue quedando obsoleto en su momento. Ahora ¿no seremos los viejos los que nos quedamos obsoletos?

LAO Paunero dijo...

Muy buen repaso le has dado a los teléfonos, en realidad pasé por todos ellos y algunos mas. Lo que recuerdo claramente que en mi pueblo el teléfono era un artículo de lujo, con decirte que en mi pueblo el total de ellos no llegaban a doscientos en total y no se discaba, se giraba una manivela y te atendía una señora durante el día o un hombre por la noche que te preguntaba con que número querías hablar y te anunciaba la demora que ibas a tener en comunicarte. La llamada no se cobraba por pulsos sino que podías hablar todo el tiempo que quisieras con el mismo costo. Tendría mucho para contar, tal vez lo haga... Saludos amiga.

censurasigloXXI dijo...

Negro he tenido, blanco he tenido, uno en forma de hamburguesa he tenido, con pompones de plumas en el escuchador y rojo pasión lo he tenido, los modernos de bolsillo... ya casi los tenemos todos.

Todavía recuerdo las centralitas de pueblo, creo que los que la mantenían sabían más de los convecinos que el mismo cura.

Un beso, compi.

Leonor dijo...

Qué buen recorrido has hecho por la historia del teléfono aunque no te has ido a los comienzos cuando no tenían ni dial y había que pedir a la centralita que te comunicara. Mi abuelo tuvo en la casa del faro uno de los tres teléfonos que había en el pueblo de Sancti Petri, los otros eran el de la fábrica de conservas de atún, y el de la tienda de comestibles. Ni que decir tiene que estaban a disposición de cualquier vecino que lo necesitara.

Me encantan los recuerdos.

Un beso.

Carmen Andújar dijo...

Desde luego amiga en esto de los teléfonos hemos avanzado muchísimo, quién nos lo iba a decir hace treinta años, es una pasada.
Muy chulo tu viaje retro.
Un abrazo

Mag dijo...

Ese teléfono negro parecía de roca y, es verdad, pesaba que no veas. El de pie no lo he visto. Debía ser muy moderno para mi casa. Pero mira, algo sí hemos perdido con esto de avance telefónico. Antes solo nos llamaban a la hora de la comida y de la cena. Y si no lo cogías llamaban otro día. Ahora, no te dejan vivir.

Un beso enorme y me ha encantado este viaje.

Pablo dijo...

Hola; he estado muy ocupado estos días con el tema del trabajo. Leyendo tu texto... La cantidad de puentes que rompemos sin haber saboreado la genialidad de cada móvil. Todavía me acuerdo del primer móvil en mi casa, con una batería enorme y una antena gigantesca... Me crea incertidumbre saber hasta dónde vamos a llegar bajo este camino.

Saludos.
Pablo.

Alma Baires dijo...

Uno de esos teléfonos negros había en la casa de mis abuelos maternos... Dios si era pesado!!! ...y uno como el tercero era el que había en casa... ahora tengo uno de los últimos... en fin, buenos recuerdos.

Un beso.

Ana Astri-OReilly dijo...

En lo de mis abuelos tambien habia de los tres primeros! Que lindos recuerdos!

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000