Feliz Navidad 2016!

Feliz Navidad 2016!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

lunes, 30 de abril de 2012

EVOCACIÓN DE UN SECRETO (puro juego literario)
























Ni de causas
ni de sombras
ella quiere saber
y en silencio,

le nombra…

Con voz queda
al principio,
-como una ilusión-
y más tarde,
con un hilo de voz
en un suspiro,

retorna…

al pasado,
cuando un día de luz
se sintió florecer
en secreto,

por su impronta…

DEL PASADO






Escondidos
entre los pliegues
de la memoria
suelen aflorar
-invocando un aroma
un rasgo
un perfil
un susurro-
algo de esas presencias,
que alguna vez
fueron vida,
carne,voz,
voluntad y ternura
y hoy
apenas
se suscriben
como recuerdo.

sábado, 28 de abril de 2012

PREMIOS ROB DANGAL TV Edición 2012

Nuevamente el amigo Rob ha lanzado su ya clásica convocatoria de LOS PREMIOS ROB DANGAL TV desde su blog. Hasta el día 5 de mayo se aceptan votos y nominaciones. Los invito a pasar por allí para participar sumándose a su iniciativa.


Que tengan todos un muy buen fin de semana!


P.D
agradezco especialmente a quienes hayan tenido la gentileza de considerar a mi blog para participar.


P.D2
totalmente aburrida, subo una imagen de mi patio, húmedo por la lluvia constante, serena y otoñal.







miércoles, 25 de abril de 2012

ESTE JUEVES, UN RELATO Supersticiones, amuletos y otras hierbas



Mi relato: GUALICHO 


Desde chica tuvo la extraña capacidad de descubrir a golpe de vista cuál era el punto débil en la mente y el corazón de las personas. Apenas intercambiar unas palabras, observando en profundidad manos y miradas, ella lograba leer y sacar a la luz las debilidades, conflictos y latentes fortalezas que cada quien llevaba consigo sin saberlo, y que, enredados entre miedos e ignorancia, lograban transformarse en verdaderos demonios con el poder de angustiar, trastornar o enfermar hasta matar.

No fue nunca el mal, por fortuna, el objetivo que se impuso a la hora de encarrilar sus habilidades intuitivas al influenciar sobre quienes comenzaron a ver en ella a alguien con real poder, el suficiente para inclinar la balanza del destino según fuera la voluntad de su intermediación.

Desde sus inicios sintió el impulso de buscar siempre el beneficio y la salud de quienes recurrían a ella intentando escapar de sus dolores y problemas. Complementando su intuición con la propia sabiduría de los lugareños sobre hierbas, yuyos y curaciones caseras, realizaba sus intervenciones mediante rústicos artilugios mágicos con los que apuntalaba a la gente en sus debilidades. Como buena observadora de la naturaleza humana, comprendía que la mente tenía en sí misma el poder de alterar cuerpo, fuerza y energía propia, pero que requería de una gran convicción para lograr manipularla en contra de frustraciones y temores.

La gente, en general, tiende a sucumbir rápidamente ante lo que interpreta como castigos o influjos del destino, sometiéndose con miedo y desasosiego a los avatares de lo que cree inevitable. Pero la fe resulta un maravilloso instrumento para impulsar el influjo de las propias energías en función de un objetivo, y cuando no hay nada mejor que movilice la fuerza de una persona, lograr convencerla para que deposite sus esperanzas en algo que cree mágico, es un buen recurso para obtener buenos resultados.

Con gran sagacidad la mujer fue armando a lo largo de los años una sutil red de autoridad, misticismo y conocimientos prácticos que le dieron fama de avezada curandera, hasta el punto de trascender más allá de sus pagos.

Prestando gran atención a lo que cada quien le planteaba en sus pedidos -sumando el hecho de que además, conocía a casi todos sus demandantes- ella elaboraba según los conflictos reales que entreveía más allá de las palabras, una ajustada solución a cada problema: para males de amores, celos, engaños, temores de infidelidades o pasiones diluidas…todo se encaminaba con algún brebaje o ungüento, atendiendo un rito claramente determinado según fuese el destinatario…Para problemas de trabajo, falta de dinero, mala suerte en los proyectos emprendidos…el mal se repelía con un buen amuleto confeccionado a la hora conveniente y con los materiales más adecuados…para la timidez y la indecisión -propia de los faltos de carácter- algún infalible talismán al cual aferrarse. No era mucho lo que aceptaba en pago, sólo lo que la gente sintiera que retribuía en consecuencia del favor recibido.

Un día llegó de lejos alguien que dijo ser periodista investigando el tema de las creencias populares. Escéptico de todo lo que no pudiera comprender su raciocinio y no se encontrara escrito y catalogado en algún manual refrendado por la ciencia, se mostró de antemano dispuesto a desenmascarar a los charlatanes que embaucaban a la gente prometiendo lo imposible, mofándose de poder influir sobre la suerte y el destino.

Soberbio y despectivo frente a lo que llamaba ignorancia y retraso, no sólo no intentó mantenerse imparcial a la hora de escuchar los hechos que la gente le narraba contando los éxitos de la magia blanca que practicaba la curandera del lugar, sino que además no perdía oportunidad para burlarse abiertamente de ella.

No tardó en ubicar a la mujer y presentarse en su casa con altanería y desinhibida prepotencia. Con sonrisa socarrona se dirigió hacia ella como quien se cree superior, sin considerarla con un mínimo respeto (si no fuera por su actividad, al menos ella lo merecía por edad y reciprocidad).

La vieja curandera, apenas observarlo, fue haciendo reseña de las carencias de aquel esmirriado muchacho de ciudad que se mostraba tan incómodo en medio del polvo, el aire libre y los animales, como inquieto frente a su colección de hierbas y frascos de oscura apariencia.

Como quien deja macerar las palabras, en lugar de precipitarse a aclarar la naturaleza de sus intervenciones –cuestionadas con displicencia por el recién llegado- disfrutaba en prolongar sus silencios entre pregunta y respuesta, mientras jugaba a escarbar con su mirada los ojos inquietos de quien pretendía ser juez inquisidor de algo que ni siquiera conocía.

No pocos detalles de su persona le hablaban de la gran inseguridad del imprudente periodista: uñas carcomidas al punto de lastimarse las cutículas, desorden evidente entre sus papeles y anotaciones, poca tolerancia para sostener la mirada mientras se sentía observado, leve temblor y sudor frío en las manos mientras se apresuraba a tomar sus notas...cada una de esas señales le sirvió a la sabia mujer para entender cómo resultaba ser en verdad ese personaje que se hallaba ante ella, menospreciando sus métodos y la razón de su fama en aquellos pagos.

Sin más vueltas y cortando de improviso el insustancial diálogo que se venía desarrollando, la mujer despidió al hombrecito amablemente, pero con franca determinación, dejándolo desubicado en su papel de cínico cuestionador.  Al tiempo que se despedía estrechando con firmeza su mano, le entregaba –en abierto gesto de generosidad- uno de sus elaborados amuletos. Una pequeña cruz hecha con ramitas de palosanto y tientos acordonados, coronada primorosamente con hojas de ruda perfumada.

-Pa´que lo proteja en el camino de vuelta…- le sonrió, mientras penetraba los ojos del muchacho con una de sus miradas más profundas e inquietantes y dejaba flotar ondulante en el aire el vuelo de sus palabras.

Sin mayor explicación cerró la puerta de su rancho dejando afuera al visitante boquiabierto e inmóvil por lo inesperado y ampuloso del gesto. Ya en el interior de la humilde casa, mientras sonreía para sus adentros con desembozada picardía- la mujer, muy segura de sí misma, se animaba a aventurar que –lejos de tirarlo- aquel esmirriado e inseguro flacucho de ciudad que poco rato antes le ostentara  su incredulidad con insolencia, jamás osaría desprenderse del amuleto que ella le acababa de entregar…por si las moscas…


más relatos con magia en lo de Cristina

martes, 24 de abril de 2012

YPF - Tema polémico

Sé que es un tema polémico y seguramente surgirán distintas opiniones -algunas muy encontradas- pero los invito a leer un artículo que escribí para Agenda de Ideas.


Saludos y gracias a todos por opinar con respeto y altura.

domingo, 22 de abril de 2012

UN DÍA EN LA TIERRA


 























Relatado en pasado, anhelando un presente, imaginando un futuro…

Un día en la Tierra
alguien buscó enseñar
cómo se planta una semilla,
en su interior -y en el del otro-
sembrando
una sonrisa.

Un día en la Tierra
alguien se hizo el tiempo
para contemplar el mundo
ensayando y dispuesto
una nueva
perspectiva.

Intentó oponer
a la guerra otra premisa:
en vez de insistir en separar
buscó acercar y conciliar
a quien veía
enemigo.

Un día en la Tierra
alguien se animó a sostener
que “pelear por la paz”
era un oxímoron
de absurdo
incentivo.

Fue ese día primordial
que alguien, soñando un ideal,
proclamara su razón
para, después,
arriesgarse
y construirlo.

Ese día en la Tierra
al fin el hombre comprendió
que todos somos Unidad
-con causa y con final-
labrando
su destino.

miércoles, 18 de abril de 2012

ESTE JUEVES, UN RELATO Una de espías




Esa misión resultó ser desde el principio, particularmente peligrosa. Debió ingresar a una nación enemiga atravesando uno de los pasos más custodiados por la guardia fronteriza. Sus papeles, por suerte, estaban en orden y la falsa identidad que le adjudicaron alejó de él toda sospecha. Elaboró con meticuloso cuidado su personalidad ficticia, incorporando eficazmente un insospechado acento y hasta un leve tic que le agregaba naturalidad a su personaje. En cada aspecto de sus precavidos movimientos se evidenciaban trabajosos años de entrenamientos especiales.

Pese a ello, debió sortear un sinnúmero de eventualidades que lo pusieron en serio riesgo de ser descubierto, pero su experiencia y determinación hicieron que lograra salir airoso del peligro, esquivando con soltura todos los inconvenientes que surgieron en el trayecto hasta la capital. Ente ellos no faltaron encuentros poco gratos con gente que podría identificarlo, pero, con una gran cuota de profesionalismo, mantuvo la calma en los momentos de mayor tensión logrando que ni siquiera el personal más avezado sospechara que, detrás de quien aparentaba ser un inofensivo profesor de arqueología que llegaba para dirigir unos cursos de verano, había en realidad  uno de los más implacables agentes del espionaje internacional.

Apenas entrar en contacto con quienes lo ubicaron en su pretendido puesto, supo que el doble agente al que él debería eliminar, resultaba ser una mujer. Los datos que le suministraron hablaban de una sagaz agente, peligrosa y calculadora, capaz de advertir de antemano cualquier intento de engaño. Para abordarla sin que sospechara, el agente se las ingenió para armar con precisión de ingeniería, un encuentro aparentemente casual, con la excusa de resolver algunos asuntos relacionados con la implementación de sus charlas.

Alta, delgada, de movimientos cadenciosos y sugerentes, aquella fémina de hábitos subrepticios lo encandiló apenas entrar en la sala. Por alguna razón que no llegaba a definir, algo en la mirada de la doble agente le hizo trastabillar en su certeza a la hora de definir los límites entre su deber y sus anhelos más recónditos.

Quizás haya sido el fuego de un embrujo peculiar, una abierta empatía desembozada, algo especial que comenzó a surgir entre ambos…lo cierto es que en el preciso instante en el que la miró directamente a los ojos –justo en el momento en que se disponía a gatillar su pistola- el hombre sintió que su alma se precipitaba sin resistencia ante la mujer, sucumbiendo sin razón, ni honra, ni precaución ante aquella mirada subyugante.

La magia irreal de aquel momento duró muy poco. El súbito sonido del teléfono rasgó la quietud del aire que los rodeaba y sin que él advirtiera más que una leve alteración en la mirada de ella, la fascinante mujer aprovechó con astucia el descuido del agente para,  sin piedad, dispararle de lleno en el pecho… haciendo  -literalmente- trizas su corazón. 


Más historias de agentes y espionajes, en lo de Juan Carlos

martes, 17 de abril de 2012

SIN TÍTULO


Al punto de dolerme
se estruja mi alma
-huérfana- cada día.
Me esfuerzo en encontrarte
-con lluvia de lágrimas-
hurgando en tu retrato.
Siento que tu ausencia
vence a mi memoria
haciéndote lejana.
Que tu risa y tus ojos
se esfuman entre nieblas
dejándome sin nada.
Quisiera que por siempre
-al menos en recuerdo-
quedaras preservada.
Intacta y perpetua,
vívida en detalles,
logrando restaurarte.
A veces no lo logro,
me gana el desaliento,
me siento devastada.  

Quisiera que estas letras,
al menos con su duelo,
lograran conservarte.

domingo, 15 de abril de 2012

MONSTRUOS INTERIORES




















Hay algo que está allí.
Late, subyace.
Agazapado espera
aguardando que uno
se distraiga,
se olvide de controlarlo
para entonces surgir.
Dicen que a veces
no es tan malo
el monstruo
respirando para sobrevivir.
Dicen que con su resuello afloja
presión en el esfuerzo
que nos ata
nuestro modo de sufrir.

viernes, 13 de abril de 2012

UN POEMA


(sepan disculpar el desliz romanticón! jejeje)






















PARTE DE MI

Puede que yo alguna vez
-o parte de mí- haya sido
sombra, susurro, paisaje…
puede que así alguna vez
por tus manos
yo me haya sentido.
Puede que parte de mi
en tus recuerdos
aún siga latiendo…
Tenue como una sombra
leve como un susurro
o parte de algún paisaje.

miércoles, 11 de abril de 2012

ESTE JUEVES UN RELATO: COLOMBIA




Mi relato: COLOMBIA – Verde esperanza

Siempre tuvo que aclarar que no era Colomba, sino Colombia su primer nombre…y mientras recorre las calles de la gran ciudad, cuestiona seriamente el capricho de su padre al haberla querido bautizar así, en inequívoco homenaje a su amada tierra natal.

Colombia tiene la piel oscura, brillante y como todas las mujeres de su familia, los ojos verdes como esmeraldas, de ahí nace, sin duda,  su particular belleza. Hija de inmigrantes que lucharon para abrirse camino en tierra ajena, siente que sus raíces han sido siempre impedimento para lograr afirmarse en ese otro suelo milenario, tan distante y distinto al de sus ancestros. Se siente diferente pese a haberse empeñado en mimetizarse con la gente que la rodea.

Colombia vive sencillamente, ofrece con marcada desenvoltura las artesanías que en su pequeño taller elabora a partir de metales de descarte y vidriecitos de colores. Se las ingenia para salir adelante en medio de esas calles bulliciosas -pobladas de turistas- que transita con fluidez desde pequeña.

Su padre, como tantas otras cosas, le enseñó los rudimentos del oficio que desde niño, él aprendiera de su abuelo, y éste, a su vez, del padre de su padre. Ser orfebre estaba ya entre los genes de su familia y el hecho de haber nacido mujer no significó para Colombia ningún impedimento para que su natural talento surgiera sin necesidad de mayor educación.

Mientras ofrece sus collares y pulseras de elaboradas filigranas, Colombia recuerda que su padre le contaba –con gran orgullo- que en su juventud llegó a trabajar engarzando las mejores esmeraldas extraídas de las famosas minas de Boyacá. También le habló del santuario natural de Iguaqué,  de la majestuosa policromía de las orquídeas  y de los cientos de guacamayos y colibríes que -recordaba-engalanaban aquellas tierras.

Pero no todas sus evocaciones eran gratas. También le habló de odios e injusticias, de pobreza y exclusión, de tantos niños que debían trabajar como guaqueros en las minas para aportar a la inestable economía familiar. Colombia aprendió por la voz de su padre y experiencia propia que para el pobre la vida es dura, sea cual fuere el sitio en donde pretenda instalar sus sueños.

A veces ella imagina volver. Desearía poder juntar lo necesario para pagarse el viaje y retornar a la tierra de la que partieran sus padres. Quizás allí no se sentiría tan vacía como le sucede desde que tiene memoria. Dicen que el hogar es el lugar donde se vive la infancia, pero en su caso no ha sido así. Presiente que sus lazos primigenios están en otras tierras, oscuras, verdes y lejanas, cruzando un océano de historias y sueños, allá donde la selva aún es virgen, las montañas tocan los cielos y la gente lucha a brazo partido para lograr arrancar a la tierra un pequeño trozo de esperanza.


más relatos en lo de Wendy

martes, 10 de abril de 2012

EL VENENO DE LOS MIEDOS












Vencer a los miedos
-quizás-
de entre los aprendizajes
sea el de mayor implicancia.
Conforme van surgiendo
uno experimenta
su gran alcance
e impensado poderío.
Nacen sin aviso
aún cuando peinemos
canas y los sueños
se perfilen definidos.
No es la experiencia
ni remedio ni garantía
para que de raíz un día
podamos extirparlos.
Creo que a medida
que asoma en su sombra
cada miedo muestra
resumido de sí mismo
-como los venenos-
su propio antídoto.
Aprender a elaborarlo
a partir de su propia esencia 
resulta entonces
el gran desafío.

sábado, 7 de abril de 2012

MENSAJES



















Hay causas
de amor en la vida
que apenas susurran
y suelen no ser escuchadas.
Otras que en cambio nos llegan
rasgando los cielos
clamando
por ser reivindicadas…

Que tanto unas como otras
nos lleguen a tiempo
y logren ser justificadas.



Felices pascuas para todos!

jueves, 5 de abril de 2012

ESTE JUEVES UN RELATO: "Ayy, qué desgraciado que soy!...tengo obras en casa



Su compra fue una verdadera oportunidad. Casa  antigua, amplia, cuatro habitaciones, cocina, dos baños, excelente orientación. Dos balcones al frente y señorial terraza hacia la parte posterior. Un  espacioso terreno prometiendo transformarse en lo que sin dudas alguna vez fue un bello jardín, todo eso coronado con detalles de calidad, tanto en materiales como en diseño. No podíamos resistirnos!

Como es lógico con las casas que han estado tanto tiempo deshabitadas, requería de algunas reparaciones, sobre todo en las cañerías y en algunos sectores del yeso donde la humedad había hecho ciertos estragos. Dado el precio tan conveniente, los gastos extras que devendrían de esos arreglos no significaban un gran desembolso, por lo que la decisión por la compra fue inmediata.

A los pocos días se iniciaron los trabajos, contratando a una empresa de nuestra confianza con gente muy apta en cada especialidad. Nuestra ansiedad por mudarnos lo más rápido posible nos tenía muy inquietos, si bien sabíamos que en cuestiones de albañiles, uno siempre tiene en claro cuándo empieza, pero no cuándo termina.

Los primeros días pudimos notar que si bien la gente mostraba muy buena disposición para comenzar con los trabajos, por uno u otro motivo el inicio de las obras se iba postergando a causa de numerosos “imprevistos”, situación  que hasta nos hizo dudar de la idoneidad de la empresa constructora. A la semana de comprobar que aún no se había avanzado casi nada en los trabajos, ya nuestra preocupación fue in crescendo, por lo que abiertamente le manifestamos al encargado nuestra desazón y disconformidad.

La actitud del hombre –lejos de lo que uno podría suponer- resultó ser franca y sincera, aunque la excusa que nos brindó nos dejó mucho más inquietos de lo que estábamos. Al parecer efectivamente se habían sucedido numerosas situaciones inverosímiles que venían dilatando día a día el inicio de las tareas, todas ellas imposibles de explicar o al menos, sospechosas de ser provocadas con mala intencionalidad.

De buenas a primeras, por ejemplo, las herramientas de los albañiles comenzaron a quebrarse por sus mangos. Una tras otra, al tratar de utilizarlas, se rompían de tal forma que quedaban inservibles. Al segundo día y de improviso, dejó de fluir el agua de toda la casa. Si bien horas antes todo estaba en orden, sin que hubiese existido corte en la red o alguna otra razón que lo justificara, el agua dejó de manar de todas las canillas. Aún el agua que debería estar acumulada en el tanque, desapareció sin más, impidiendo casi en su totalidad los trabajos programados para la jornada. Al día siguiente fue la electricidad la que se interrumpía constantemente. Una y otra vez saltaban los tapones del tablero principal sin que siquiera se hubiera conectado algún aparato.

Luego de esa sucesión inexplicable de desperfectos, comenzaron a ocurrir extraños accidentes que lograron perturbar a más de uno de los trabajadores intervinientes: uno de los carpinteros más avezados perdió un pulgar a causa de una maniobra muy desafortunada, cosa impensada para alguien de su experiencia. Dos peones resultaron malheridos al desprenderse un andamio que acababan de montar. Eso puso muy nerviosos al resto de los albañiles por lo que comenzaron a tejerse ciertas absurdas historias sobre casas encantadas y duendes que gozaban haciendo imposible el trabajo de quienes pretendieran alterar el sitio que habitaban. Otro día resultó ser un episodio tragicómico el que alteró la jornada, pero igual de nefasto a la hora de impedir el avance de las obras: el contenido de toda la colada de enduído cayó –sin que hubiese causa aparente- sobre el trío de yeseros que, luego de observar incrédulos el desastre provocado, decidieron inmediatamente guardar sus bártulos y abandonar la obra en forma definitiva.

Así, por boca del encargado, nos fuimos enterando de todos los increíbles episodios que se fueron sucediendo a lo largo de estos días transcurridos y que, en definitiva han hecho fracasar nuestro intento de remodelar la vieja casa… ventajosa adquisición que ahora, luego de escuchar tan extrañas historias, estamos considerando volver a vender…




Más relatos en lo de Gustavo

martes, 3 de abril de 2012

PUNTOS SUSPENSIVOS



(desconozco el autor de la foto)


La vida
sin amores ni proyectos
es apenas
tres puntos suspensivos.

Espera
y paso
hacia insulso final.

Un verbo
que va siendo conjugado
tan sólo
en triste modo infinitivo. 

lunes, 2 de abril de 2012

A 30 AÑOS DE LA GUERRA DE MALVINAS



Aún sin resolución del conflicto, con las heridas a flor de piel y especulaciones varias sobre los interese políticos del momento, cabe recordar en estas fechas a todos los que murieron en aquellas lejanas tierras australes. Una guerra absurda y desigual, desatada por un régimen genocida que intentaba hallar respaldo popular a través de una causa común que aglutinara a toda la nación.




Además dejó un breve texto que reproduzco a continuación, donde con simplicidad y maestría, logra sintetizar su parecer sobre el absurdo de la guerra y sus irreparables consecuencias en el destino de los individuos.


Juan López y John Ward (J.L.Borges)

Les tocó en suerte una época extraña.
El planeta había sido parcelado en distintos países, cada uno provisto de lealtades, de queridas memorias, de un pasado sin duda heroico, de derechos, de agravios, de una mitología peculiar, de próceres de bronce, de aniversarios, de demagogos y de símbolos. Esa división, cara a los cartógrafos, auspiciaba las guerras.
López había nacido en la ciudad junto al río inmóvil; Ward, en las afueras de la ciudad por la que caminó Father Brown.
Había estudiado castellano para leer el Quijote.
El otro profesaba el amor a Conrad, que le había sido revelado en una aula de la calle Viamonte.
Hubieran sido amigos, pero se vieron una sola vez cara a cara, en unas islas demasiado famosas, y cada uno de los dos fue Caín, y cada uno, Abel.
Los enterraron juntos. La nieve y la corrupción los conocen.
El hecho que refiero pasó en un tiempo que no podemos entender.

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000