Feliz Navidad 2016!

Feliz Navidad 2016!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

martes, 31 de enero de 2012

BÚSQUEDA VITAL






















Como jugoso tributo de vida
el mundo espera  
ser dilucidado…
La naturaleza vibra,
el aire inspira,
el sol reverbera
y en cada rincón con enigmas
vuela el alma
hacia lo impensado.


(el universo nos sorprende a cada paso)


domingo, 29 de enero de 2012

LEVE CONSECUENCIA






















Como hueco en almohada
que testimonia
una reciente ausencia…

Como perfume añejado
en frasco
que nunca fuera abierto.

Como pensamiento
que se hace susurro
antes de ser lanzado al viento.

Como promesa dicha al pasar.
Cómo partícula de polvo
flotando en haz de luz…

Como fracaso
de lo que no alcanzó a comenzar…

Como respuesta a la pregunta
que cuestiona una carencia…

Así persiste, de ti,
lo que alguna vez existió
y hoy me late en un recuerdo.

jueves, 26 de enero de 2012

DE RASTROS Y ESPEJOS (una historia de celos y suicidio)






















Brillan nítidos
en el canto biselado
aún los rastros
de lo que fue vida
y terminó siendo
pasión ensangrentada.
Fue breve el amor,
por lo menos,
según lo marcó el calendario.
Fue grande la premura
con que los celos
se cobraron sin prestancia
una a una las gotas
de la que fue antes
sangre de alma
y cuerpo bien amado.
¿A qué sabrá la muerte
cuando en silencio
el sol se apaga
estando vivo el día
aún en la ventana?
¿Con qué convicción
abrirá los brazos
al dolor de lo que se perdió
y nada es, ya,
mientras su nostalgia mana?
¿Tendrá recuperación el amor
recién traspuesto el umbral
por donde cruzó la parca?
No sé qué será
ni lo que habrá de real
apenas después
de contemplar esa desgracia,
pero detrás del cristal
astillado y multiplicado
en pedazos,
tan sólo el recuerdo queda
de lo que fue
belleza, ilusión…
y culminó siendo infamia.

ESTE JUEVES UN RELATO: BRUJAS





Un día se despertó y descubrió que era algo así como una bruja o un demonio.
Que tenía instintivos influjos maléficos y por lo tanto era justamente temida. Que los hombres podían sucumbir ante esos poderes y ser atrapados en un círculo de perdición del que jamás tendrían salida.

Descubrió que era mala su naturaleza y que -hasta sin proponérselo- podría arrastrar hasta el infierno la dignidad de propios y extraños.

Supo -sin lugar a dudas- que era impura por el simple hecho de haber nacido. Se encargaron de enseñárselo quienes más la querían.

Tuvo la certeza de ser portadora de lo que debe ser aislado y dominado… y sufrió por ello, pero, consiguió al fin aceptarlo.

Su cara, su boca, sus cabellos, su manos, su piel…todo en ella supuraba la demoníaca pestilencia que logra hacer de las almas lo más infame de la creación. Se convenció que aún en su mirada residía ese fuego maligno de seducción de lo que debe ser prohibido.

La oscura tentación que su presencia implicaba sólo podía ser dominada bajo estrictas reglas de sometimiento y  por lo tanto era justo que permaneciera siempre bajo la potestad y la custodia atenta de quienes portan la sagrada sabiduría de discernir sobre lo que es púdico y honesto. Supo que era imprescindible –para su propio bien y el de los otros- que se mantuviera sosegada y alejada del mundo bendecido…para no contaminar, para no tentar, para no doblegar.

Su voluntad de ser aceptada pese a saberse maldita hizo que se esmerara más allá de su razón intentando ser como era debido y no como sus impulsos perversos la enviciaban al soñar.

Pese a todo su esfuerzo, finalmente aceptó que su condición de ser penderá toda su vida de un hilo. Tiene muy en claro que no es ni nunca será seguro su destino, que merece ser aislada, ocultada, repudiada.

Sabe que cada paso que da puede ser el último y que nunca será propio su camino. Lo sabe de sobra y reconoce a la vez la justicia de que así sea…porque nació mujer y por lo tanto imperfecta, perniciosa, peligrosa, denigrante, impura, maledicente, prescindible, potencialmente pecadora, hechicera de hombres… prácticamente una escoria.


* texto en reivindicación de los derechos de las mujeres en ciertas culturas oscurantistas




Más relatos sobre Brujas, en lo de Inma

miércoles, 25 de enero de 2012

OTRA REEDICIÓN


ESA MEZCLA DE FACTORES (a la que llamamos suerte)

Existen
los dictados de la suerte?
…o son solo
conclusiones
de quienes
descargan en ella
la responsabilidad
e incumbencia
al ver la desinencia
que los sueños,
los otros,
la confianza
y las propias decisiones
en entretejido juego
elaboran al pasar.







martes, 24 de enero de 2012

CON TODO MI RESPETO...

...quiero sumarme a la indignación que trasciende fronteras y que se origina en el juicio que hoy se le está llevando adelante en España al juez Baltasar Garzón. Todo una afrenta a la dignidad de la recuperación de la memoria histórica, base imprescindible sobre la que se debe construir el futuro de un país.


Enlazo desde aquí el artículo que a propósito ha publicado el amigo Rafa en su blog Kabila. Invito a leerlo.


Desde aquí mi apoyo y solidaridad.





domingo, 22 de enero de 2012

ESA MUSA NOCTURNA
























Puñados de luna
cuentan que desprenden
sus negros cabellos.
Escarcha incorpórea
de luz y de plata…

Con grácil figura
-que el sueño recorta-
dejando su rastro
como aura de estrellas
nos dice su nombre…

Se llama Nocturna
-la musa soñada-
Revela en su rostro
blancura marmórea
con aire a nostalgia…

Haciendo una pausa
en su trazo de luces,
con voz de suspiro
y gesto sereno
nos nutre en su magia…

nos abre las puertas
que antes, con ansias,
impacientes golpeamos.
Nos narra una historia,
nos tienta a escribirla…

y con la simpleza
que llevan los grandes,
con gran displicencia
detrás de quimeras
con prisa se marcha…

viernes, 20 de enero de 2012

RECUERDO Y OLVIDO (nueva versión)























Desde aquí,

a la distancia
y mirando hacia atrás
puedo admitir
que fuiste importante.
 
Ahora ya,
sin resentimientos
ni fraudes ni mentiras
elegiría recordarte.
 
Seleccionaría - eso sí -

los mejores momentos.
Los amaneceres,
paisajes y alegrías
que en su tiempo descubrimos.

Las lecciones…
las palabras…
y los versos
que juntos aprendimos.
 
Guardaría en primorosos arcones
junto con tus cartas,
las dulzuras de cada segundo
que con amor compartimos.
 
Pero tal vez

cuando todo eso acabe,
cuando traer a mi mente
tu mirada distante
signifique más dolor que alegría,

entonces -sin dudarlo-

antes que tener 
llanto en esta vida,
entonces y sólo entonces,
aún con tristeza...

…elegiría olvidarte.

miércoles, 18 de enero de 2012

ESTE JUEVES UN RELATO: A CORAZÓN ABIERTO



A corazón abierto…
dejando fluir lo que se lleva adentro…
Eso que quizás queda prendido
en algún recodo oculto del camino.
Eso que vale.
Eso que emociona.
Eso que afianza.
Son los hitos,
nuestras señales *.
Que nos hacen
-forjándonos-
tal cual como somos.
Y quizás sea el dolor
pero también lo es el coraje, el amor y la alegría
los que más curten
los que más marcan y nos hace ser
imagen y semejanza
de lo que allá alto
-desde el Todo infinito-
nos da nuestra sustancia,
nos hace humanidad resumida.




* debido a la acepción de la palabra "mojones" que Susurros de Tinta me comentó (!), he decidido cambiarla por "señales"...por las dudas, je!



Cuando vi el tema de este jueves, en un primer momento pensé reeditar una entrada publicada allá por septiembre, cuando se fue mi mamá, pero opté por dejar solo el link y si alguien quiere, pasa y la relee, porque hoy por hoy es lo más auténtico y sentido que hasta ahora he escrito.


Más relatos a corazón abierto en lo de María José.

SERES DE LUZ




















Los hijos de Adán
-y las hijas de Eva-
avezados en auroras
despuntan pues
lo que nace secreto:
ellos intuyen, apenas aún
de salir su sol, su suerte
y advierten
que brillarán bajo el Astro
un tiempo
y luego
traspasarán a la muerte.


martes, 17 de enero de 2012

LA DOCTRINA DEL SHOCK

Gente, me permito hacer una recomendación sobre un post que publiqué en Agenda de Ideas (un blog de actualidad en donde participo). 


En él presento un video sumamente interesante y esclarecedor sobre los hilos ocultos existentes entre la ideología del capitalismo más descarnado y distintos hechos concretos de la política internacional de las últimas décadas, sucesos estos que demuestran cómo los intereses de los grandes grupos económicos determinan los destinos -no sólo de los gobiernos- sino del mundo en general.


El video es bastante largo, por lo que hay que verlo en determinadas condiciones,el mismo se sustenta sobre una conferencia de Naomi Klein, mostrando con sustento los perversos resultados de la aplicación de los postulados económicos de Milton Friedman, archi-conocido economista defensor a ultranza del mercado absolutamente des-regulado.


Sé que el tema va a generar controversias, pero creo que mediante el respetuoso debate se genera el entendimiento.


Muchas gracias, desde ya, por su atención y comentarios.
Un abrazo para cada uno.

lunes, 16 de enero de 2012

LA DIGNIDAD DE LAS PALABRAS





















Vaciadas en su contenido
y su sustancia de expresar,
ciertas palabras plantearon
recurrir al adjetivo
como forma de impactar.

Así los derechos izaron
con vigentes sus banderas
y de la mano de plena,
libertad extendía sus límites
remarcando intensidad.

Grabadas en ciertos acuerdos
-refrendados al pasar-
continuaban sin fuerza, las pobres,
tan sólo estampadas en tinta
no llegando a vindicar.

Y es que no es
agregando adjetivos
ni enunciando al proclamar
la forma de hacerlas vigente,
sostenidas, en su  dignidad.

Solamente anidando con fuerza
en los pueblos y en su sociedad
las proclamas se harán evidencia
-en su espíritu-
sustentando lo que es realidad.

viernes, 13 de enero de 2012

FINAL DEL CUENTO


NO TODO ES LO QUE APARENTA




















(imagen tomada de la red. Desconozco el autor)



Parte 3: SUSPENDIDO EN EL TIEMPO (sala de terapia intensiva de un hospital, miércoles 25)

El ritmo del monitoreo cardíaco estaba por fin regularizado. Los constantes altibajos de sus registros de un primer momento habían desaparecido, pero la consecuencia tan temida se había al fin producido: el paciente había entrado en coma.

A raíz de la fuerte descarga eléctrica que sufriera la noche anterior, cuando un cartel luminoso cayera sobre él arrastrando en su derrotero varios cables del alumbrado público, aquel hombre, todavía sin identificar, había sufrido una fuerte conmoción que lo mantuvo, por varias horas, al borde de la muerte. Ahora, a pesar del esfuerzo de los médicos, no se podía hacer más que esperar.

Mientras la desafortunada víctima estaba recibiendo los primeros auxilios, un empleado de la agencia de turismo, (cuyo cartel fuera, el causante de la tragedia) se acercó hasta la ambulancia y le informó a los paramédicos que creía conocer a la víctima. Estaba seguro de haberlo visto antes por el barrio, además comentó que hacía apenas unos minutos el hombre había estado contemplando con mucha atención el nuevo afiche de la vidriera, ese tan llamativo, el de la playa y las palmeras. Si bien el dato no aportó gran cosa, no dejaba de ser un indicio para saber si se trataba de un vecino de la zona o de un transeúnte casual.

Al fin, esa mañana, alguien consiguió contactarse con algunas personas que aportaron datos sobre su filiación y el desconocido pudo ser identificado. Se trataba de un hombre solo que vivía en las cercanías de donde había ocurrido el accidente, al parecer trabajaba como empleado en una compañía importadora bastante importante.

Sus compañeros de oficina casi ni se inmutaron cuando desde el hospital se solicitó que alguno de sus allegados se acercara para informarse de su estado y demás trámites. Solamente se hizo presente un joven con aspecto tímido, quien por lo menos aparentaba tener una sincera preocupación por su estado de salud y su posible evolución.

Ante su inquietud, los médicos le informaron que el paciente estaba en coma, con casi nulas posibilidades de despertar, aunque la experiencia decía que cada caso era distinto y no se podía ni asegurar ni descartar nada.

Al parecer, el joven sentía un sincero aprecio por su infortunado compañero de trabajo, porque al enterarse de ese negro panorama, evidentemente se sintió muy mal y hasta se le llegó a escapar alguna lágrima de compasión.

Una de las enfermeras, conmovida al ver que el muchacho, a pesar de lo que se le había informado, se disponía a aguardar en la sala de espera por si ocurría alguna novedad, le preguntó si quería ver al paciente. El joven asintió y agradecido, se aprontó a ingresar a la sala de cuidados intensivos.

Cubierto de pies a cabeza con guardapolvo, gorro y barbijo, se ubicó al pie de la camilla con visible temor de incomodar. Con cautela se acercó al oído de su colega y le susurró unas palabras. Algo ruborizado por demostrar así su candidez, consultó a la enfermera sobre qué posibilidad había de que una persona en ese estado pudiera escuchar o sentir algo. La mujer sonrió y respondió que sólo Dios lo sabía.

Pensativo, el muchacho se despidió de su compañero tocándole apenas la mano. Antes de irse, y para su sorpresa, en el rostro del comatoso se dibujó una sonrisa, profunda y serena que se prolongó por unos instantes.

A modo de consuelo, la enfermera le sugirió que al menos, el pobre parecía hallarse feliz y a gusto, fuera donde fuera que estuvieran suspendidas su mente y su alma en esos momentos…


EPÍLOGO (en el mismo paradisíaco lugar, miércoles 25)

El hombre otra vez despierta, esta vez sobresaltado, cubierto en sudor. Esa extraña y angustiosa ensoñación de la que no puede salir por completo se funde con la realidad que tiene ante sus ojos. Arrullado por el mar y las palmeras decide dejar de lado las preguntas, la contabilización de insignificancias, las ansiedades…simplemente se dispondrá a distenderse, a descansar, dejándose llevar por el aire fresco que le llena los pulmones…



(fin)

...Y SIGUE EL CUENTO...


NO TODO ES LO QUE APARENTA




















(imagen tomada de la red, desconozco su autor)

Parte 2: FRENTE A FRENTE CON UN SUEÑO (centro de una ciudad, martes 24)

Esa mañana llegó a la oficina más temprano que de costumbre. La noche anterior no había podido dormir pensando en una diferencia que había descubierto esa tarde. Dos datos que había revisado varias veces no coincidían y necesariamente deberían ser iguales. Llegó al colmo de chequear enteramente las compras de todo el mes y nada…no lograba descubrir en qué cifra se había equivocado. A esas alturas estaba tan saturado que sentía que su mente se hallaba embotada de números y verificaciones. No veía la hora de terminar con ese encargue especial que le había hecho su jefe para dedicarse de lleno a resolver esa divergencia de cifras que lo preocupaba en demasía.

Había llegado a un punto en que deseaba estar en cualquier lugar menos en esa cárcel de papeles y cuentas, y a pesar de eso, esa mañana se apuró en llegar cuanto antes, precisamente, para intentar acabar de una vez por todas con ese infierno anual de balances y cierres.

Apenas saludó al portero y a la señora de la limpieza que seguía con su rutina silenciosa de trapos y aspiradora. Casi los envidiaba. Qué daría por tener un trabajo calmado y con la simpleza de los que tenían esas almas afortunadas! La cuestión del magro sueldo que debían cobrar, pasaba sin duda a segundo plano. En ese momento de su vida no encontraba nada más deseable que tener un trabajo rutinario en el que no fuera necesario el despliegue mental al que él estaba siendo sometido desde hacía más de diez años. Al fin de cuentas lo suyo no era vocación, era sólo la mala fortuna de haber caído allí por la recomendación de un familiar que pensó estar haciéndole un bien y terminó sentenciándolo al esclavismo.

Pero nada ganaba con dejarse llevar por esos pensamientos, el apuro por resolver lo que tenía pendiente sobre su escritorio lo desbordaba. Para colmo de males no tenía buena relación con ninguno de sus compañeros de oficina. Más bien, todo lo contrario. Ni él los soportaba, ni ellos a él. La situación de molestia era recíproca. Salvo con el nuevo. El pobre infeliz se veía más perdido de lo que se había sentido él en su momento, y de lejos se notaba que su ineptitud era enorme: no servía ninguno de sus ardides para intentar disimularlo y sus pobres estrategias de despertar simpatía habían sido más que patéticas. Quizás por eso, a veces, le dedicaba unos minutos de charla explicándole pormenorizadamente algunos detalles de las que eran sus tareas. Pero no le servía como aliado. A la hora de sumarse a un bando, siempre elegía el de los ganadores, y por supuesto, ese no era el suyo. El muchacho hacía muy bien. Para qué arriesgarse a ser otro perdedor pisoteado por la arrogancia de los que están bien posicionados?

La montaña de expedientes estaba como la había dejado el día anterior. Los gritos de su jefe, le dieron la bienvenida, como todas las mañanas. La displicencia de la secretaria, se convertía ya casi en compasión al contemplarlo sumido en ese fárrago de papeles mientras ella se esmeraba en limar con muchísimo cuidado sus uñas recién pintadas.

Después de tres horas de revisión minuciosa no había logrado ubicar la desgraciada diferencia, hasta que casi en forma casual ubicó la dichosa factura faltante sobre el escritorio del contador, quien en más de cinco ocasiones ignoró por completo su sugerencia de que quizás ese fuera el sitio en el que se podría hallar el dato que necesitaba.

La satisfacción por haber puesto fin a ese suplicio que no lo había dejado dormir la noche anterior fue más grande que la indignación por la actitud del fulano, que ni siquiera se disculpó por el tiempo y el agobio que le había causado, por el contrario, su mayor preocupación era la máquina de café se había descompuesto, por lo que debía recurrir a la cafetera de las oficinas del otro piso.

En un momento de respiro sintió que sus sienes latían como desaforadas y un dolor agudo de cabeza se extendía hasta su nuca. Pero a pesar de eso no se dio el lujo de perder tiempo y destinó lo que quedaba de la jornada a resolver el encargue puntual que le había dado su jefe. Los formularios para los permisos podrían ser resueltos más tarde, al igual que las facturas por archivar. Lejos de ser simple, la gestión se complicó y entre las idas y vueltas que implicó la resolución del asunto su dolor de cabeza se extendió hasta los hombros, que ya se sentían como si fueran de madera.

Su necesidad de descanso era imperiosa y la envidia hacia la suerte de su jefe fue imposible de disimular cuando la secretaria comentó en voz alta que ese día le había cancelado el último pago para hacer un crucero por las islas del Pacífico.

Mientras tanto el tic tac del reloj se empeñaba en transcurrir más lentamente de lo que debía, sin duda buscando que su impaciencia creciera más allá de sus límites en la espera de que se acabe de una vez por todas aquel día demoledor.

Por fin terminó su desgraciada jornada.

Salió a la calle como quien se reencuentra con la libertad luego de años de prisión y torturas.

Quiso sentir el aire fresco en su cara como un chico la caricia de una madre. Hasta la suciedad y el bullicio del tránsito le resultaron un remanso luego de aquel fatídico día.

Manejando su autito desvencijado se detuvo a comprar algo de comida en una rotisería cercana a su casa. Casualmente al lado, en la agencia de viajes, vio un afiche del que se enamoró a primera vista: era una lámina inmensa con efectos casi tridimensionales colocada estratégicamente baja una lámpara que simulaba con maestría un dorado sol tropical. Era la imagen de una playa de arenas blancas y mar azul, muy transparente. Tres hermosas palmeras enmarcaban ese trozo de paraíso al que su corazón cansado y su mente exhausta ansiaron conocer.

Inmediatamente le vino a la mente el detalle del crucero que su jefe estaba a punto de realizar y una sensación de ahogo y rencor lo recorrió por dentro haciéndolo sentir miserable y deprimido.

El cartel de neón azul de la agencia de viajes se encendía y apagaba frente a sus ojos, como haciéndole guiños a su suerte de ignoto oficinista solitario, mientras sosteniendo la media docena de empañadas recién compradas, su cansancio sofocante contemplaba otra vez, extasiado, el afiche de sus sueños.

Seguía el pobre aún hipnotizado por el neón y aquel paisaje de ensueños cuando un chasquido, como de látigo que se hace sonar en el aire, o quizás una sucesión de chispazos repentinos lo arrojaron, con impiedad, desde su fantasía hasta el abismo.


(continuará)

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000