Feliz Navidad 2016!

Feliz Navidad 2016!
Dedicado a toda la comunidad bloguera

FIGURA Y FONDO

FIGURA Y FONDO
mi último proyecto

FLIN EN LA LIBRETITA

...un personaje nacido de mi mano...

Cartas que no fueron enviadas

..quedan invitados a conocer el blog de Eduardo, mi papá (que sigue vivo desde sus letras)

LADY DARK

un relato ilustrado

Seguidores

viernes, 30 de diciembre de 2011

UN DESEO


Por principio, me considero una persona respetuosa, defensora de la libertad de expresión y proclive a involucrarme en forma apasionada en temas que muchas veces otros esquivan –precisamente- para evitar conflictos o agresiones de intolerantes.

En la blogósfera al igual que en el mundo concreto, lamentablemente parecieran ser muchos más los que se escudan tras una falsa etiqueta de respeto y tolerancia, que los que en verdad comparten esas convicciones.

No han sido pocas las veces que he comprobado que a la menor diferencia de opinión ideológica, muchos son los que atacan indiscriminadamente a quien no piensa igual, menospreciando esa disparidad de opinión al punto de recurrir al insulto y al agravio sin que siquiera haya habido un intercambio directo de palabras. En estos días se ha vuelto a dar el caso.

Por supuesto que admito que cualquiera (me incluyo) puede estar equivocad@ en su manera de entender las cosas, de hecho, creo que cada quien ve la realidad desde su propio y parcial punto de vista y tal vez sea el conjunto de todas esas aristas el que conforme una visión más ajustada de lo que podríamos decir es “la verdad”.

Pero son pocos los que así lo asumen y menos los que manejan sus acciones convencidos del igualitario derecho que tenemos todos a ser respetados en nuestras opiniones. El lógico límite de nuestra la libertad de opinión sería el derecho del otro a ser tratado con trato igualitario, sin insultos e intolerancia.

Creo que dada la fecha del año en que transitamos y las falencias que este mundo nuestro suele exhibir en ese plano, sería muy oportuno brindar y apostar porque el 2012 sea un año en donde la sana convivencia, la libertad de expresión y el respeto al disidente logre dejar huellas en nuestras acciones, tanto en la red como en cada una de nuestras esferas cotidianas.


















Nota complementaria:

La Asamblea General de las Naciones Unidas ha declarado a 2012 como el año internacional de las cooperativas, reconociendo así la contribución de éstas al desarrollo socio-económico, en particular al reconocimiento a la reducción de la pobreza, el empleo y a la integración social que generan. También ha sido designado como el Año Internacional de la Energía Sostenible para todos.

lunes, 26 de diciembre de 2011

FLUCTUACIONES CONSTANTES






















Inestable equilibrio
el de mi existencia cotidiana…
fluctuación permanente
entre intencionales optimismos
e inevitables nostalgias…

A riesgo de no lograrlo
voy tratando de no caer
en los pozos de tristeza
a los que tu ausencia
de improviso me arrebata.

Duro resulta el día
por andar si no programo
reafirmar en mi conciencia
que no está
en la lágrima persistente
el consuelo...
sino en la fuerza
de insistir y transitar
por esta vida creciendo
a la par que recordando.

Ayer tenía
–dulce cobijo-
la tranquilidad
de saberme sostenida
bajo tus alas.

Hoy …
-orfandad mediante-
debo ser yo
quien sostenga en mi vuelo
todo lo que alentaste.




P.d
mis disculpas por no visitar sus blogs como quisiera. Dispongo de muy poco tiempo debido a que tengo visitas en casa.
Muchísimas gracias a tod@s los que pasan, leen y me dejan sus comentarios

miércoles, 21 de diciembre de 2011

ESTE JUEVES UN RELATO ...un cuento de navidad






















Mi relato:POR FUERA DE LA BURBUJA

Increíblemente, la noche fría y estrellada lograba abrirse paso entre la perenne bruma de cenizas contaminadas y el humo ennegrecido de las fogatas de los suburbios. Alrededor de esos fuegos se apiñaban en grupo, intentando darse calor, una variopinta selección de desahuciados marginales.

Pobres, descastados, abandonados, olvidados, excluidos. Sin techo, sin ocupación sin ilusión y sin futuro sobrevivían como podían, ignorados y despreciados por el exclusivo núcleo de acomodados integrantes de la sociedad ultra desarrollada y tecnológica que, cobijada y aislada bajo la cúpula protectora de su burbuja indestructible, continuaba hipnotizada en su estrategia de inconsciencia colectiva. Nadando en un mar de sobreabundancia y caprichos desmedidos, la selecta casta privilegiada de la burbuja pretendía ignorar la nefasta realidad que su propio derroche venía generando a través de los siglos.

La tierra entera, devastada por el usufructo desmedido, la expoliación descontrolada y el envenenamiento progresivo de la atmósfera, había quedado reducida a desiertos o escombros improductivos. A consecuencia de la persistente escasez los más vulnerables se levantaron en masa –en su momento- intentando reclamar cambios y distribuciones más justas, pero el poderío absoluto de los más ricos –directamente responsables de la situación- aplastó sin miramientos lo que consideraron extremismos peligrosos, enemigos bestiales a los que decidieron exterminar por el bien de su propia subsistencia.

Sólo un puñado de sobrevivientes –los menos díscolos- aceptaron someterse sin exigencias ni restricciones dentro del aparato de sostenimiento de la burbuja, que les renovaba cada día la garantía de sobrevivir veinticuatro horas más.

El resto de lo que alguna vez fuera la Humanidad se apiñaba alrededor de la gran burbuja, sumergidos en una atmosfera envenenada, sin organización ni sentido, merodeando cada quien como animales salvajes, sobreviviendo de las sobras e intentando infructuosamente reciclar los restos oxidados de la antigua civilización.

Allí, en medio de ese oscuro submundo de restos calcinados y presentes inciertos, uno de los últimos niños engendrados observaba extasiado lo que hasta ese momento le resultaba ser un espectáculo desconocido: la majestuosa inmensidad del universo sobre su cabeza…cientos de estrellas luminosas parpadeantes y maravillosas en medio de la negritud de un cielo recién despejado.

Junto a otros pobres condenados, el niño –alimentado desde siempre en carencias y soledades- escuchaba mientras tanto, de boca de los más viejos, antiguas historias ya olvidadas. Legendarias  épocas de bonanza  donde la gente acostumbraba a reunirse en familia para compartir alegrías, alimentos, regalos y compañía en conmemoración de algo que nadie logró explicarle en detalle pero que, al parecer, había ocurrido hacía ya varios milenios –justamente una noche como aquella- en un pequeño pueblito de algún sitio muy remoto y que, por extrañas circunstancias perduró en la costumbre y en el imaginario colectivo por mucho tiempo. Según le contaron, algo así como una magia especial surgía durante aquellos eventos, algo inasible nacía entre la gente haciendo que se sintieran más puros e intensos los sentimientos y las emociones.

Mirando embelesado las recién descubiertas luminarias estelares, mientras el eco de aquellas extraordinarias historias persistía aún en sus oídos, el niño fue sumergiéndose lentamente en una somnolencia irreal que lo envolvía por completo… melodiosos cánticos desconocidos, maravillosas imágenes jamás soñadas… gratificantes sensaciones nunca antes experimentadas, voces afables y el calor de hogar que ni siquiera alguna vez se animó a soñar…semejante fantasía idílica se iba definiendo más y más en su mente obnubilada por el hambre y el frío, mientras, en medio de aquella blandura infinita que quiso suponer era la felicidad, su alma inocente y pura, ya sin reparos, se dejaba llevar...

¿Tiene sentido conservar viva la ilusión, la alegría de compartir, el espíritu de conciliación cuando aparenta no quedar ya nada alrededor?¿Se justifica aún soñar frente a  un mundo de confusión y oscuridad? ¿Tiene sentido la esperanza en medio del caos y la soledad?

Tiene sentido…siempre…afortunadamente siempre sigue teniendo sentido.


Más relatos navideños en lo de Gustavo

sábado, 17 de diciembre de 2011

RE-EDICIÓN DE UN CUENTO DE NAVIDAD (una historia real)





Cuando era chica, los días anteriores a una Navidad, eran en sí mismos una fiesta. Durante todo diciembre, terminadas recién las clases, mi prima y yo nos dedicábamos con esmero a preparar tarjetas, versitos para recitar, canciones, obritas de teatro o mini pesebres vivientes para hacer de la noche del 24 un manojo de celebración y alegría porque la llegada de la Navidad, con Papá Noel incluido, así lo ameritaba.

No recuerdo exactamente cuántos años tendríamos pero muy a pesar nuestro llegó a nuestros oídos la versión de que el susodicho gordo barbudo vestido de rojo no existía de verdad, y que los regalos los traían los padres. Ese chisme nos llegó de boca de algunos compañeros de escuela que se empeñaban antes de tiempo en vivir un mundo de racionalidades que todo niño que se precie debe siempre combatir.

Pero una vez que la duda se ha instalado, es muy difícil erradicarla definitivamente (hoy tengo en claro que más de un dictador se vale de esa cualidad de inalterabilidad que tienen las versiones, pero esa es otra historia!) 

Lo cierto es que en aquellos días, las malas lenguas lograron instalar en el altillo de nuestras tardes domingueras el rumor que el viejito de rojo no existía, y aquello atentaba contra los cimientos mismos de nuestro festejo navideño. La sola idea de pensar que los regalos se compraban en cualquier “tienducha” de barrio me sacaba de quicio. ¡Cómo pretender que eso sea cierto sin tirar abajo las inolvidables noches de víspera de Navidad, cuando ansiosos, los chicos intentábamos en vano lograr ver algo del trineo de nuestro personaje más querido de toda la mitología navideña!

Diría que en esa época era más importante este señor de la bolsa cargada que el mismo niño Jesús del pesebre (del que por cierto, era el cumpleaños, y que, a pesar de la enorme carga de expectativa juguetera que reinaba, nunca olvidábamos).

Como decía, en esos días previos dedicados a los preparativos, ese año ocupamos gran parte del tiempo a pensar en cuánto de verdad tendría esa horrible versión que nos había llegado.

Pasando rápidamente de la fe a la razón, intentábamos buscar lógicas soluciones a ciertos problemas fácticos que presentaba el hecho de que Papá Noel debiera recorrer a velocidades supersónicas las distintas casas que habitaban todos los chicos del mundo para que la entrega de regalos se hiciera en forma casi simultánea.

La respuesta más inmediata era que disponía de la magia necesaria para hacerlo, y ese aspecto no fue, en realidad más que una consideración menor ante el verdadero misterio del asunto: dónde habitaba y cómo llegaba. Esa era para nosotros la mayor incógnita de aquellas visitas anuales que tanto esperábamos y festejábamos.

El cuento que vivía en un lugar secreto del Polo Norte nos dejaba poderosas dudas: cómo podía ser que nunca nadie hubiera ubicado su refugio, con todos los adelantos técnicos que ya había en aquella época: si el hombre había llegado a la Luna, el hecho de que no hubiese podido descubrir aún el lugar exacto de la guarida de Papá Noel era demasiado poco probable.

El verdadero centro de operaciones debería ser otro, eso era seguro, pero cuál y cómo llegaría desde allí nos tenía intrigadísimas y había hecho que ese año nos atrasáramos en la confección de tarjetas y demás parafernalia navideña que solíamos preparar.

Ese domingo había llovido desde temprano pero paró luego del almuerzo, así que cuando dejó de llover dejamos el altillo para buscar inspiración al aire libre, en la terraza de la casa de mi abuela (tierra de juegos y aventuras que se adecuaba a cualquier contingencia).

Cuando salimos a la azotea, con el asunto del domicilio real de Papá Noel sin resolver y dándonos vueltas todavía en la cabeza, vimos que el cielo estaba todavía muy cubierto de nubes, algunas grises y otras más claras, pero de variadas formas y tamaños.

De repente, cuando miramos hacia el sur, presenciamos con gran asombro lo que sin duda fue lo que llaman un milagro de Navidad: en el cielo, poblado de nubes que parecían ser de algodón, pudimos distinguir con la claridad que sólo alguien de mucha fe puede lograr ver, el camino zigzagueante entre montañas cubiertas de nieve y pinos que bordeaban aquel sendero por donde sin duda alguna, el mismo Papá Noel nos mostraba desde dónde bajaba a la tierra en todas las navidades.

La imagen era tan bella y pintoresca que parecía igual a las postales que se suelen ver en las propagandas y en las tarjetas navideñas que vienen del norte, donde las navidades son frías y la nieve cae en forma de cortina suave. Esa fue la primera vez que tuve conciencia de lo que es una verdadera experiencia mística: nos sentimos tan cerca de aquel paisaje celestial que casi pudimos tocarlo, aunque no hizo falta: sabíamos de qué se trataba y como era lógico (y porque nosotras no éramos egoístas) inmediatamente fuimos a compartir esa maravillosa visión con los mayores, que estaban en su rutina dominguera de conversación y mate.

Bajamos la escalera gritando, maravilladas y emocionadas por haber sido elegidas como testigos de algo tan increíble como lo que habíamos visto; queríamos que todos fueran a contemplarlo, pero cuando al fin convencimos a algunos para que lo hicieran, así como mágicamente aquel celestial paisaje se había mostrado ante nuestros ojos, de la misma manera se esfumó ante los ojos de los adultos, que simplemente lograron ver alguna que otra nube que simulaba ser alguna montaña y nada más.

Ese hecho, lejos de desilusionarnos, nos terminó de convencer: aquel maravilloso sendero que se había abierto en el cielo y se extendía hasta tocar el suelo mismo, había sido un milagro de Navidad reservado sólo para nosotras dos, sin duda en premio por haber permanecido fieles a la inocencia que se requiere para ser niño y disfrutar de la maravillosa magia navideña.

jueves, 15 de diciembre de 2011

FOTO, FOTO 2011...y de paso...JUEVES LITERARIO: UNA FOTO Y SU POR QUÉ


El primero de todos fue Gastón, quien se envió a sí mismo brindando con una cerveza. Su amplia sonrisa fue el primer eslabón de una generosa cadena. Le siguieron Cecy, los Javieres, Pepi  y Montse, quien además aportó un sillón para replicar en varias situaciones.

Hubo que dar color a alguna carita, agregar brazos o piernas que no salían en las fotos originales. Muchas debieron ser espejadas buscando centrar el foco de atención hacia un punto común imaginario que se fuera reforzando a medida que el grupo aumentaba.

Algunas imágenes vinieron con compañías…que respetuosamente fueron quitadas para facilitar el relacionamiento de cada quien con su vecino virtual que se acercaba ahora a través de la imagen y la emoción.

Me resultó sumamente divertido buscar pares de zapatos adecuados para muchos de los que no vinieron retratados de cuerpo entero. Hubo que retocar colores y detalles poco definidos. Intentar armonizar el conjunto a través de poses más o menos realistas. ¡Fue muy emotivo prender del brazo a quienes jamás se han encontrado aún frente a frente, como Any y Cass, quienes se han hecho amigazas de corazón habiéndose visto sólo pantalla mediante!

Madre e hija (las uruguayas Gaby y Jime) vinieron retratadas juntas, aunque parcialmente, por lo que fueron retocadas para acomodarse sentadas en el suelo. Irlanda quiso sumarse en una postura original…y terminó escribiendo lo que debe ser una carta a los reyes pidiéndoles que se nos cumplan a todos nuestros deseos! Vicky, súper distinguida con la mirada distante tras negros anteojos, se reencontró con su querida Perlita  -amorosa mascota de la que tomó su nombre para bautizar su blog-.

Ana Ligia fue una de la que menos modificaciones sufrió en la foto!...desplegando su natural elegancia nos sonríe desde Guatemala, su amado país de la eterna primavera. A Ángel Iván (quien también aportó algunos almohadones para varios de los amigos) le cercené los palitos con los que se disponía a degustar algún plato oriental…y tardé bastante en pensar con qué sustituirlos. Tanto al inefable Gustavo –mostrándose en más que original pose- como al distinguido Alfredo, tuve que completarles los cuerpos para ubicarlos sentados y en sitio destacado.

Me permití ciertos “chistes” sutiles, como en el caso de Susana, a quien completé en pose distendida, sentada y con un pie descalzo y elegante par de zapatos esperando ser usados como corresponde… La querida María Jesús se mostró reticente con lo de tener que enviar una foto actual, por lo que  aparece presente mediante su “retrato” dejado –como al pasar- en medio del grupo festivo. A Ana y Manuel los senté juntos tomando un cafecito. Un matrimonio de blogueros merece ciertos privilegios!

Hubo quien no logrando vencer del todo su timidez, se animó a asomarse tan solo de espaldas y bajo un paraguas protector…(la foto completa de la que extraje la imagen de Ka es de veras preciosa, enmarcada en las alturas nepalíes frente a un arco iris casi irreal nostálgico y perfecto)

En cuanto a mi foto, a fuerza de ser sincera, no me deja conforme… pero no hay caso, no soy fotogénica y después de más o menos cuarenta intentos, opté por esa, no tanto por ser mejor que el resto, sino porque ya no tenía más tiempo para perder!

La última en llegar fue Eglis, pero para compensar…trajo en andas un precioso motivo floral para aportar a la tarjeta.

El grupo se fue así nutriendo, día a día, de más sonrisas y miradas afables. Tod@s y cada un@ de quienes se decidieron a participar fueron dejando su huella irrepetible en esta tarjeta que nos aúna en la virtualidad. Personas que eran antes para mí expresiones efusivas detrás de un nick de fantasía se presentaban ahora, con su rostro real sumándose –alegres- a una propuesta que nació del corazón buscando renovar y acercar ilusión y esperanza en el cierre de este año que nos deja.

Muchas gracias les doy a tod@s por haberme permitido con esta manera especial, coronar este año –tan duro para mí en lo personal- pero que, sin embargo y pese a todo, pretendo que culmine en medio de una celebración de vida y reencuentro.




(más fotos en lo de Gustavo)


SILUETA PARA UBICAR A CADA QUIEN (dar click en la imagen para ver más grande)




















4 - María Cecilia - Ceci http://i-deariofertil.blogspot.com
5 - Susana – Basileia http://rincondebasileia.blogspot.com
14 - María José - Morgana http://masalladelaberinto.blogspot.com
19 - Maria Jose Moreno http://blogdemjmoreno.blogspot.com
20 - Esther Carrachina http://lacpulaverde.blogspot.com
30 - Consuelo - San http://galisan33.blogspot.com
44 – Vanesa -  Vanetai  http://reflejosdeltao.wordpress.com
45 - Vicky – Perlita http://lamiradadeungato.blogspot.com



Y AHORA...LAS TARJETAS NAVIDEÑAS...ESPERO LES GUSTEN




























...PERO, SI LA PREFIEREN SIN MARCO...LES DEJO TAMBIÉN ÉSTA




















(p.d:
si las copian y las guardan en su escritorio, las podrán ver con más detalle)

domingo, 11 de diciembre de 2011

AMPLIA CONVOCATORIA BLOGUERA PARA ESTE JUEVES 15














A instancias de Gustavo, quien habitualmente conduce nuestros encuentros jueveros, este jueves 15 y coincidiendo con la publicación de la tarjeta navideña que estoy armando con las fotos que todos ustedes me están enviando (de paso reitero la invitación a quienes aún no se han decidido), la convocatoria literaria para esta semana será la de comentar las circunstancias en que les fue tomada a cada quien la foto en cuestión, la que –para mayor claridad- se mostraría acompañando el propio post.

Por ser una circunstancia especial y ya que la propuesta del collage navideño ha tenido una maravillosa y numerosa acogida, extiendo la invitación de sumarse a la propuesta juevera de esta semana A TODOS quienes me envíen su fotografía, sin que importe si son habituales integrantes de estos encuentros jueveros o no. De esta manera serán muchos más los que participemos de este evento que pretende ser un cálido motivo de encuentro e intercambio entre bloguers con buena onda.

Por mi parte, acompañaré la publicación de la tarjeta detallando algunos pormenores relacionados sobre su confección, esa será mi manera de aportar a este jueves.

Para quienes quieran sumarse y dar aviso oportuno de su post, les dejo el link del blog de Gustavo, quien publica habitualmente la lista de jueveros participantes. Queda formalmente hecha la invitación a la vez que actualizo que ya son 56 los bloguers integrantes de la tarjeta navideña.

Saludos pre-navideños para tod@s!





viernes, 9 de diciembre de 2011

SILUETAS










Cincuenta y cuatro
son ya las siluetas
cincuenta y cuatro
los pares de manos.

Cincuenta y cuatro
ya se hallan posando
aguardando a quienes
vienen llegando...

Cincuenta y cuatro
los bloguers amigos
cincuenta y cuatro
que esperan un marco.

Falta poco y vendrán
las sonrisas, las campanas
y el árbol ornado
con estrellas y luces del alba.

Entre lazos y globos dorados,
los belenes, los reyes,
guirnaldas… y pastores
en grupo cantando...

En Navidad,
reflejándonos todos,
con tarjeta alusiva
y amistad retratada.


p.d
mientras tanto...a ver si se encuentran! =)

jueves, 8 de diciembre de 2011

ESTE JUEVES UN RELATO: De borrach@s



Solo, en un rincón de aquel bar de noctámbulos, hundido entre la bruma somnolienta de mil cigarrillos que le van marcando el paso del tiempo, el hombre se esfuerza por dejarse atrapar por el hipnótico juego de luces rojas que cortan el hielo y el alcohol de su cuarta copa.

La difusa música de fondo se le torna irreconocible a la par que un nuevo trago recorre en caída libre su garganta ávida de whiskies y olvidos.

El cantinero lo mira de soslayo mientras repasa, una y otra vez con su delantal, los vasos que coronan la estantería. No es que lo conozca o algo especial en él le preocupe, sólo es un solitario más adentrándose en el submundo de los sinnombre. Otro habitante –o trashumante- de la noche y sus entornos, un mudo más entre los que buscan infructuosamente ahogar sus penas en los efluvios del alcohol que siempre promete lo que nunca logra.

Pasan las horas, disimuladas tras la monotonía de aquel ambiente de bohemias  mal trazadas y esperanzas pisoteadas. Uno tras otro los tragos intentan dar sosiego a todo lo que lo carcome por dentro: penas, culpas, vergüenzas, vacíos indisimulables, sueños rotos, muecas imprecisas… Nada gana el pobre ingenuo apurando todo lo que puede el despiadado proceso de intoxicación intensiva. Nada se diluye. Todo se torna, incluso, más terrible.

Y mientras sus tristezas se maceran, perdida a esas horas toda expectativa de conmiseración posible, el hombre se decide a retornar a su hueco –no ya casa, apenas, madriguera- aceptando una vez más la forzada convivencia con sus demonios, esos ingratos que disfrutan matándolo de a poco, gota a gota, sin que ni siquiera, en ese intercambio, logre consuelo.


Más historias etílicas en lo de Gustavo

miércoles, 7 de diciembre de 2011

INASIBLE























Aligera la carga.
No te apegues
a lo que enceguece y brilla.
No te esfuerces inútilmente.
Aligera la carga.
Deja lo superfluo
y aférrate sólo a lo
realmente importante.
Porque cuando llegue la hora
-la verdadera y trascendente-
lo que te podrás llevar
a inapelable destino
no podrás asirlo
entre tus puños.
Tan sólo será
lo que sobreviva
-eterno y constante-
más allá de tu propio corazón.

martes, 6 de diciembre de 2011

ESTRATEGIAS
























Desde el punto cardinal
más cercano a la conciencia
uno intenta olvidar
el camino transitado
con complejos y carencias.

En la instancia de avanzar
denostando a la inocencia
uno suele consentir
la locura desbocada
y los gritos de impaciencia.

No se gana en el andar
esgrimiendo la estrategia
de apurar la realidad
o ignorando lo pasado
tras un velo de inconsciencia.

Uno crece en el final
cosechando experiencias:
aceptando la verdad
disfrutando de lo amado
y enfrentando las miserias.

SÚMATE

Archivo del blog

RANKING DE ESTE BLOG SEGÚN WIKIO

Wikio – Top Blogs

BLOG REGISTRADO

IBSN: Internet Blog Serial Number 1-958-000-000